,

Hublot Classic Fusion Orlinski 40 mm


 |  25 enero, 2021

Hublot Classic Fusion Orlinski nació hace un par de años, pero desde 2017 la marca colabora con Richard Orlinski con la creación de piezas de Edición Limitada.

La asociación ha tenido un éxito tal, que hoy se entregó –a nivel internacional– la comunicación del nuevo capítulo. Se trata de un par de piezas con 40 mm de diámetro fabricadas en cerámica azul flúor y negro brillante bajo un estilo monocromático.

Publicidad
Publicidad

Su carátula replica la esencia de la caja facetada, justo como lucen las esculturas del artista francés. El material elegido para estas dos ediciones es la cerámica. Fabricada en los departamentos de I+D y de Metalurgia de la firma, hoy se ofrece en este par de piezas estilo origami con extensión a 40 mm de diámetro.

También te puede interesar
Extravagante y preciso, así es el Big Bang Tourbillon Croco de Hublot

Me siento feliz de presentar dos nuevas versiones del Classic Fusion Orlinski. Estas dos ediciones monocromáticas se inscriben perfectamente en el ADN de la fusión de nuestros universos, el de la casa Hublot, que trabaja con materiales preciosos y concibe productos excepcionales, y el mío, un mundo pop y colorista. Richard Orlinski.

Hublot Classic Fusion Orlinski, ficha técnica

  • Caja: 40 x 11.10 mm en cerámica azul o negra; cristal de zafiro por ambos lados; reverso de caja de cerámica pulida a juego y bisel del mismo material;
  • Movimiento: mecánico automático
  • Calibre: HUB1100
  • Frecuencia: 4 Hz, 28 mil 800 a/hora
  • Reserva de marcha: 42 horas
  • Funciones: horas, minutos y segundos
  • Carátula: de cerámica a juego, índices aplicados y agujas Dauphine
  • Hermeticidad: 50 metros
  • Correa: caucho suavizado negro o azul a juego
  • Disponibilidad: 2021
  • Precio aproximado: 13 mil 600 dólares.
También te puede interesar
Big Bang Pop Art, arte relojero que despierta emociones

Síguenos en Instagram. 

Continúa con: Big Bang Tourbillon Automatic Orange Sapphire.

Facebook Comenatarios



ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.



notas relacionadas