,

Baume & Mercier Classima se pone al día


 |  24 mayo, 2021

Baume & Mercier Classima recibe total atención y se refresca con nuevas carátulas, materiales y estética totalmente atemporal, en equilibrio con las tendencias 2021, como lo es el color verde.

La colección se amplía con nada menos que tres pares de relojes, o seis modelos. Cada uno de ellos se presenta en una versión masculina y otra femenina, para mezclar y combinar según los gustos de cada uno.

Publicidad
Publicidad

Classima – Grey

Protagonista de las prendas de vestir, domina la lista de deseos de las tiendas online. Pantone acaba de confirmar el movimiento anunciando la concesión del título de color del año el  “Ultimate Grey” (o gris piedra) ha sido elegido color del año, compartiendo protagonismo con un amarillo pop bautizado con el nombre “Illuminating”. Dos nuevos modelos Classima en cuya carátula gris pizarra con satinado soleil lucen u aspecto radiante, disponibles en 31 y 42 mm de diámetro, con calibre mecánico automático. Se completa con un brazalete integrado intercambiable de acero de 5 hileras con triple cierre desplegable. Adicionalmente, una correa de lona azul intercambiable aporta al conjunto un estilo desenfadado, se puede cambiar cuantas veces requieras gracias a un sistema de intercambio.

Green

No es uno más, pero sí se suma a la tendencia de la relojería en cuanto a carátulas. Baume & Mercier actualiza su propuesta cromática con un modelo Classima de 31 mm de acero inoxidable pulido ofrece un fondo macizo que alberga un movimiento de cuarzo con una duración superior a la media. La corona en forma de cabujón reviste de elegancia una caja dotada de un perfecto equilibrio en las proporciones. En ella, una carátula verde claro con acabado satinado soleil de mil matices deja ver la fecha a través de una ventanilla a las 3 horas. Los números romanos se subliman con el elegante avance de las agujas. Esta creación se completa con un brazalete integrado intercambiable de acero de 5 hileras con triple cierre desplegable. La versión de 42 mm incorpora un movimiento de cuarzo de larga duración. La correa de nobuk marrón grisáceo con pespuntes tono sobre tono pone el toque final de plena tendencia. Además, la correa se puede cambiar fácilmente a voluntad.

También te puede interesar
Cartier renueva la estética visual de la relojería

Classima – Pink

No se trata de un dial color rosa, sino de una caja en oro rosa, brindando clasicismo y elegancia a quien decida por este combo. En su versión de 31 mm, la caja redonda de oro rosa de 18 quilates se complementa con una carátula de nácar blanco. Las agujas en forma  de hoja doradas avanzan a paso ligero señalando uno a uno los números romanos y los índices dorados. La ventanilla de fecha situada a las 3 horas, a la izquierda de la corona en forma de cabujón le aporta un toque femenino. En el reverso, el fondo abierto de zafiro y titanio permite observar un movimiento automático que sigue el compás de las horas, los minutos y los segundos. El reloj, una propuesta clásica y con personalidad, incorpora una correa de aligátor negro con escamas cuadradas y pespuntes tono sobre tono con una hebilla ardillón.

También te puede interesar
Nuevos Cape Cod para Hermès

El modelo de 39 mm alberga asimismo un movimiento automático con una reserva de marcha de 42 h. La caja de oro rosa de 18 quilates presenta un fondo abierto de zafiro y titanio que permite admirar su movimiento. La carátula plateada opalina ofrece una visión luminosa con unos números romanos e índices dorados que se realzan mediante la presencia de agujas de hoja doradas. Una ventanilla a las 3 horas indica la fecha. Para darle un toque más tradicional, esta creación de manufactura Suiza se completa con una correa intercambiable de aligátor negro con escamas cuadradas y pespuntes tono sobre tono y una hebilla ardillón dorada.

También te puede interesar
La transparencia del primer capítulo... Maîtres du Temps

Classima – Moon Phase

¿Puede haber algo más poético que la reinterpretación de la complicación más bella, la célebre fase lunar? En esta pieza, la fase lunar aparece a través de una elegante y único recorte singular en la carátula, que revela un disco de fase lunar pulido con fondo lacado azul. La rotación completa del disco, en el transcurso de 29 días y medio, da vida a esta poética complicación. Su efecto se sublima mediante una esfera de nácar blanco con un guilloché soleil que exhibe unos números romanos e índices engastados con 8 diamantes. Las agujas con forma de hoja están lacadas en azul realzando la ventanilla de fecha situada a las 3 horas.

La caja redonda de acero pulido está decorada con una corona en forma de cabujón, presenta un fondo abierto de zafiro que permite admirar el movimiento automático, con una reserva de marcha de 38 horas. Su tamaño, 34 mm, y su fino grosor de tan solo 10.4 mm, hacen de esta pieza, una sumamente confortable.

Síguenos en Instagram. 

Continúa con: Riviera, el regreso de un ícono de Baume & Mercier.

Facebook Comenatarios



ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.



notas relacionadas