, ,

Antichoque en los relojes, ¿cuáles son y cómo funcionan?


 |  12 enero, 2021



¿Cuáles son los dispositivos antichoque en la relojería, cómo surgieron y quién los inventó? Empecemos contestando cada una de las preguntas: como su nombre lo dice, protegen a los elementos más delicados dentro de un reloj mecánico, sea de bolsillo o pulso y surgieron por la necesidad de incrementar la fiabilidad, robustez y minimizar la necesidad de servicio de los relojes. En 1790 Abraham-Louis Breguet inventó el paracaídas, basado en un contrapivote cóncavo sujeto en un resorte de lámina que retiene el pivote. 

¿Cómo funciona el paracaídas? 

Al constatar que, si el reloj recibía un golpe, los pivotes del volante eran la pieza más vulnerable debido a su delgadez, Breguet, decidió darles forma de cono y sujetarlos en su sitio mediante unos pequeños platos montados sobre un resorte de lámina y cuya forma encaja en los pivotes. Hacia 1790, Breguet empezó a probar su invento, con el que consiguió que sus relojes fueran mucho menos frágiles, lo cual les granjeó una reputación aún mayor de la que ya poseían.

A partir de 1792, sus relojes perpétuelle fueron equipados con el nuevo invento, y poco tiempo después lo fueron el resto de sus relojes. La versión definitiva fue presentada en la exposición nacional de 1806. El paracaídas, a veces llamado también suspensión elástica del volante, es el precedente del moderno Incabloc y todos los mecanismos de protección antichoque.

 

¿Qué es el Incabloc?

Seguramente cuando compraste un reloj te comentaron que cuenta con un sistema amortiguador de golpes. El sistema Incabloc es el más utilizado, está patentado y es crucial para prevenir que tu reloj pare en servicio en cualquier descuido. Sí, es el superhéroe contra uno de los enemigos de la relojería: los golpes.

También te puede interesar
Hublot presenta el reloj oficial de la UEFA Champions League

Cómo funciona un Incabloc: los pivotes y los cojinetes de la rueda de balance son especialmente frágiles y a menudo se dañan consecuencia a los impactos. La falta de resistencia en estos dispositivos detonó la utilización de los cojinetes, pero al órgano regulador se le destinó mayor atención.

Con los sistemas antichoque las joyas se montan en resortes, lo que les permite cambiar su configuración para absorber los impactos radiales, axiales o diagonales. El sistema vuelve a centrar el eje.

El Incabloc es un sistema que transforma los choques imprevisibles en desplazamientos mecánicos rigurosamente dirigidos conservando un paralelismo perfecto cuando existen movimientos de retroceso y de recentraje. El Incabloc no actúa sino a impactos mayores de 30 gramos, mediante un proceso de recentraje tan rápido que es difícil constatar en cuanto a desviación. La lubricación del Incabloc es importante, ya que requiere que se calcule una reserva de lubricante óptimo.

Partes del Incabloc: muelle en forma de lira; piedra del contra pivote que reposa en un alojamiento del chatón; chatón autocentrante y el bloque de dos conos interiores.

  • Nota: la caída de un reloj a una altura de un metro sobre una superficie dura hace que el valor de su aceleración sea de 5000g. Es decir, el peso del volante se multiplica por 5000.
También te puede interesar
Roger Dubuis Excalibur Blacklight

¿Por qué se le llama Incabloc?

Es el nombre de la empresa que fabrica este tipo de amortiguadores. Sin embargo el dispositivo Incabloc fue patentado y desarrollado en 1929 por Fritz Marti.

En 1931, junto con Georges Braunschweig  establecieron Porte-Echappement Universel SA, conocido desde 1963 como Portescap SA, en La Chaux-de-Fonds. En marzo de 1933, Portescap patentó un sistema más elaborado con una construcción en forma de cono, que permitió absorber los impactos laterales y axiales con un solo resorte. Fue registrado bajo la marca registrada Incabloc, que prácticamente monopolizó el mercado debido a su fiabilidad.

Este crecimiento se vio mermado con la crisis del cuarzo en la década de los 70, con la gran demanda por relojes de cuarzo y por ello Portescap vendió su división Incabloc a Eric Zutter, quien en 1988 inició la compañía homónima Incabloc SA. Actualmente Incabloc posee un negocio sumamente rentable potenciado por la enorme cantidad de venta de relojes con muelle espiral.

Otros amortiguadores

No, Incabloc no es el único sistema amortiguador para la relojería, existen otro tipo de sistemas similares como: Etachoc, desarrollado por Grupo Swatch y Paraflex de Rolex.

Paraflex 

Con el fin de aumentar la resistencia de sus movimientos, Rolex desarrolló y patentó su propio y exclusivo dispositivo antichoque-amortiguador exclusivo extremadamente eficaz. Aunque estos paragolpes en miniatura se fueron perfeccionando a lo largo de los años, tienen sus limitaciones. Si el reloj sufre un golpe violento, es posible que el fleje no sea suficientemente resistente y se abra, con una consecuencia inmediata para el reloj: el movimiento se detiene. Además de su resistencia mejorada frente a los golpes, el amortiguador de golpes optimizado por Rolex, bautizado como Paraflex e introducido en 2005, ofrece numerosas ventajas. Su innovador diseño garantiza que el fleje permanezca estable en el soporte y no sufra riesgo alguno de deformación, independientemente de las condiciones en las que se utilice el reloj. El Paraflex permite, además, calcular el nivel de lubricante restante para la rotación. Por otro lado, gracias a su construcción perfectamente simétrica, puede orientarse en cualquier posición sin que su rendimiento se vea afectado. Un buen número de parámetros que facilitan no sólo el montaje manual del sistema, sino también su mantenimiento por parte del servicio posventa.

También te puede interesar
Sobrevolando las alturas con el Navitimer 01 de Breitling

Asia también cuenta con sus propios dispositivos antichoque en los relojes: Diashock (Seiko) y Parashock (Citizen). Las cuales trabajan bajo el principio propuesto por Abraham-Louis Breguet.

Síguenos en Instagram. 

Continúa con: movimientos relojeros.

Facebook Comenatarios



ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.



notas relacionadas

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe las noticias de Watches World en tu correo.

Muchas gracias por la suscripción!