Las novedades de Chopard en Baselworld

La presentación de Chopard ante la prensa internacional en Baselworld fue una agradable reunión en la que quedó de manifiesto el éxito que una empresa familiar puede alcanzar cuando el talento, la cordialidad y el trabajo en equipo son una constante. Juntos, los hermanos Caroline y Karl Friedrich Scheufele mostraron las novedades para este 2013. A continuación las más relevantes.

Colección Classic Racing

Esta reúne una serie de modelos inspirados en las carreras automovilísticas, se enriquece con tres extraordinarios relojes, con los que Chopard inicia una nueva era. Los nuevos modelos, Superfast Automatic, Superfast Power Control y Superfast Chronograph son, en efecto, los primeros relojes de esta emblemática colección en ser equipados con movimientos Chopard, completamente concebidos, desarrollados y ensamblados en la Casa, en los talleres de Fleurier Ebauches.

También te puede interesar   Entra al mundo secreto de Chanel

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El icono de Chopard celebra su 20 aniversario con un movimiento mecánico

Desde hace veinte años, los relojes Happy Sport de Chopard seducen a los aficionados a los relojes contemporáneos, audaces y un tanto inesperados. Para celebrar este aniversario, esta icónica colección se enriquece con una nueva versión mecánica: el nuevo Happy Sport Medium Automatic. De igual forma, para hacer más grande la celebración de estas dos décadas ofrece la posibilidad de personalizar el Happy Sport convirtiéndolo en “My Happy Sport” mediante una atractiva aplicación que estará disponible en su red de puntos de venta. La compradora podrá elegir los elementos que figurarán en la carátula (mariposas, corazones, peces, estrellas, letras, entre otros), el color y material de la correa… el límite será la imaginación.

También te puede interesar   Tourbillon Carrousel: la maestría de Blancpain

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Espíritu automovilístico, precisión relojera

 Técnico, noble y deportivo, el L.U.C Engine One H es un verdadero híbrido estético entre la mecánica automovilística y la alta relojería.  Los acabados de su movimiento de manufactura con tourbillon recuerdan a los de un motor. Por su disposición horizontal se asemeja al cuadro de a bordo de un coche de carreras. Estética, funcionalidad, rendimiento, Chopard sigue profundizando en la estrecha relación que, desde hace años, mantiene con el mundo de los coches de carreras.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: