,

¿Qué es el savoir-faire relojero?


 |  30 diciembre, 2020



Savoir-faire es un término que los actores relacionados al mundo de la Alta Relojería empleamos de manera constante pero, ¿te has preguntado qué es? Sinceramente a nosotros, los periodistas, se nos olvida explicar este concepto más allá de su significado lingüístico: la destreza especial vertida en un objeto o acción.

En términos relojeros es el oficio, el quehacer horológico; lo intangible, lo acabado a mano y la excelencia más allá del cumplimiento de la función. Tomemos por ejemplo una carátula cuyo propósito es indicar las funciones mecánicas que posibilita el guardatiempo. Sin embargo un dial esmaltado obedece a un conocimiento artístico y sumamente diestro del oficio, qué decir de uno con cloisonné e incluso una carátula con índices aplicados a mano.

También te puede interesar
Tissot, una marca de primicias históricas

Vacheron Constantin Les Cabinotiers The Singing Birds-champleve

Cómo detectar el savoir-faire de cada Maison

Una amplia gama de técnicas de decoración y sutiles mejoras que enriquecen la funcionalidad y la estética de las piezas de Alta Relojería. Además de asegurar la belleza y la precisión de un reloj, las Maisons le preparan para los años venideros. El término acabado a mano incluye un amplio espectro de fina ornamentación y sutiles adornos, realizados a mano con el mayor esmero en los componentes de un reloj, una vez finalizado el trabajo a máquina.

Este finishing elimina cualquier diminuta imperfección o partículas dejadas por la máquina que podrían impedir el movimiento perfecto; suaviza los bordes que se mueven junto a otros y protege de la oxidación. Y los diferentes procesos también transforman un metal simple en un material bruñido de cautivadora belleza.

También te puede interesar
Colección BR-X1de Bell & Ross

Tanto si un proceso en particular asegura el funcionamiento impecable del reloj por muchos años, o es puramente estético, el acabado a mano de cualquier tipo requiere conocimientos y técnicas centenarias, además de una gran destreza, ya que a menudo se realiza en superficies minúsculas difíciles de apreciar por el ojo humano.

La maestría en el acabado a mano es también parte de la asombrosa gama de alta artesanía producida por las marcas de Alta Relojería en relojes con carátula de esmalte, marquetería, esqueletización, miniatura o engaste de gemas preciosas.

Finalmente el savoire-faire forma parte de un todo en la Alta Relojería, desde la labor de investigación apegada al respecto del legado histórico de la misma y hasta el nivel y tipo de comunicación. Y es importante destacar que cada Casa posee un savoir-faire único heredado de la visión de sus fundadores y acompañado por los ajustes e hitos que les distinguen. Por ejemplo: el ultraplanismo en Piaget; la repetición y dominio de oficios en Patek Philippe; la precisión certificada de Rolex o la cronometría marina de Ulysse Nardin, por decir algo.

También te puede interesar
You #ROC! TAG Heuer, el timing de los campeones...

Continúa con: el arte de la relojería.

Síguenos en Instagram.

Facebook Comenatarios



ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.



notas relacionadas

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe las noticias de Watches World en tu correo.

Muchas gracias por la suscripción!