,

OMEGA Seamaster Diver 300M, el maestro de las profundidades


 |  15 octubre, 2018



 A 25 años de su lanzamiento, el OMEGA Seamaster Diver 300M emerge totalmente renovado y con nuevas características, algo que sus fieles seguidores, sin duda apreciarán.


Publicidad
Publicidad

Corría el año 1993, cuando hizo su primera aparición el Seamaster Professional Diver 300M sorprendiendo por su diseño y tecnología oceánica. Su lanzamiento representó el regreso triunfal de OMEGA al mundo de los relojes de inmersión. Han pasado ya más de dos décadas desde entonces y este 2018 se presenta ante sus fieles seguidores con un completo cambio de imagen que se puede apreciar en los 14 modelos en los que está disponible: 6 en acero noble y 8 en una combinación de acero noble y oro.

 

Lo nuevo

Entre los principales cambios que ha experimentado destacan su mayor tamaño, ya que ahora se presenta en una caja de 42 mm, y la incorporación de un calibre Master Chronometer 8800 que, inmediatamente, coloca a la colección en un nivel aún más alto de precisión, funcionamiento y resistencia antimagnética.

En su diseño exterior igualmente se aprecian cambios importantes, como el que experimentó su emblemático bisel de inmersión, ahora con la escala de inmersión en Ceragold™ o esmalte blanco (para una blancura y una durabilidad mayores).

Las carátulas están realizadas también en cerámica pulida y se encuentran disponibles en negro, azul o cromo PVD, con la reincorporación del motivo de ondas (ahora grabado con láser), que fue una característica famosa del diseño original de inicios de los noventa.

Ingeniosa tecnología

No hace falta decir que un buzo necesita ver la pantalla del reloj claramente bajo el agua, especialmente en condiciones oscuras, así que en el nuevo 300M, los 12 índices y las agujas se han rellenado con Super-LumiNova® para mantener el tiempo visible en la oscuridad.

Quienes conocen este emblemático reloj saben que uno de sus detalles más importantes siempre ha sido la válvula de escape de helio, pues bien, en los nuevos modelos, se le ha dado una forma cónica con una ingeniosa tecnología patentada por OMEGA la cual asegura la hermeticidad del reloj en caso de que la válvula de escape de helio se abra accidentalmente bajo el agua.

El fondo de la caja del reloj muestra un reborde con diseño ondulado y también un cristal de zafiro a través del que puede verse el movimiento certificado por el Swiss Federal Institute of Metrology (METAS).

Por último, cada modelo se presenta con un emblemático brazalete metálico tradicional o una pulsera integrada de caucho negro o azul. Los brazaletes de metal lucen un nuevo diseño ergonómico y han sido integrados brillantemente en la caja. También incluyen un broche extensible, patentado por OMEGA, que permite aumentar su longitud, aspecto que resulta de gran utilidad en el momento de la inmersión.

Edición limitada digna de una celebración

La innovación ha sido una constante para OMEGA, hace 25 años junto con este modelo introdujo un metal muy escaso: el tántalo. Este año, OMEGA conmemora aquel lanzamiento con un modelo especial con tántalo, limitado a 2,500 ejemplares: el Seamaster Diver 300M Titanium Tantalum. Una vez más, este metal proporciona al reloj un toque único y ofrece una adición coleccionable a la nueva selección Diver 300M.

Este reloj comparte las características esenciales de los renovados modelos solo que en esta versión el tántalo se ha utilizado como base del bisel y también en los eslabones intermedios del brazalete. Los tonos grises azulados del metal ofrecen un sutil contraste con el titanio de grado 2 que OMEGA ha utilizado para la caja y el brazalete cepillados.

Este modelo de Edición Limitada incluye también unos toques en oro Sedna™ de 18 quilates, en la corona, el aro del bisel, la válvula de escape de helio, los eslabones del brazalete y las agujas.

El reverso del reloj muestra un fondo de caja transparente, con una imagen del Hipocampo OMEGA, símbolo asociado con la línea Seamaster. A través del cristal de zafiro puede verse el movimiento Master Chronometer calibre 8806, igualmente certificado por el METAS.

 

Listo para enfrentar las profundidades

La tecnología con la que el Diver 300M ha sido dotado es justo la que requieren quienes están decididos a conquistar las profundidades:

  • Válvula de escape de helio
  • Manecillas luminiscentes
  • Bisel giratorio unidireccional
  • Punto luminiscente en el bisel
  • 12 índices luminiscentes
  • Corona atornillada
  • Resistente al agua a 30 bar (300 metros)

Los ocho criterios de Certificación METAS

Las fuerzas magnéticas en los dispositivos electrónicos utilizados en tierra, sobre cubierta e incluso bajo el mar pueden resultar en un reloj fuera de sincronización. Además, el equipo de buceo a menudo incluye dispositivos magnéticos. Es por eso que, a cada nuevo Diver 300M se le ha otorgado un calibre Master Chronometer 8800, construido con materiales no ferrosos que pueden resistir los efectos que causa el magnetismo. De hecho, el movimiento y su reloj han superado las 8 rigurosas pruebas establecidas por METAS que incluyen exámenes bajo fuertes campos magnéticos de 15,000 gauss. Si un reloj completo no alcanza el nivel exigido, nunca llegará a su muñeca.

 

  1. Funcionamiento del movimiento -ya aprobado por el COSC– durante la exposición a un campo magnético de 15,000 gauss (1.5 teslas)
  2. Funcionamiento del reloj durante la exposición a un campo magnético de 15,000 gauss
  3. Desviación de la precisión cronométrica diaria tras exposición a 15,000 gauss.
  4. Promedio de la precisión cronométrica diaria del reloj.
  5. Reserva de marcha
  6. Desviación de la precisión cronométrica en 6 posiciones
  7. Desviación de la precisión cronométrica entre el 100% y el 33% de reserva de marcha.
  8. Resistencia al agua

8 sucesos que lo han convertido en una leyenda

Desde su lanzamiento, el Seamaster Professional Diver 300M fue adoptado por buzos, atletas, investigadores e incluso por el más famoso espía de cine, sí, el que está pensando, ¡el mismísimo 007! Ha estado presente en importantes sucesos a lo largo de estos 25 años lo que lo ha convertido en una verdadera leyenda relojera, descúbranlos:

1993
El francés Roland Specker logró un récord mundial de buceo libre de agua dulce a una profundidad de 80 m en el lago de Neuchâtel. En su muñeca, llevaba puesto el OMEGA Seamaster Professional Diver 300M, probándolo con éxito en un verdadero entorno de aguas profundas.

1994
El Seamaster Diver 300M Chronograph fue galardonado con el premio “Watch of the Year” por los lectores de la revista alemana Armbanduhren. Este fue el primer premio “Reloj del año”.

1995
El Diver 300M formó parte de la historia de la navegación, cuando fue usado por varios navegantes del Team New Zealand, quienes lograron una victoria inolvidable en la America’s Cup. A la cabeza del equipo estaba el legendario Sir Peter Blake.

1995
Una de las asociaciones más emocionantes y duraderas de OMEGA comenzó cuando James Bond usó un Seamaster Diver 300M por primera vez en GoldenEye. El espía y su reloj se convirtieron en sinónimos y las ventas del reloj se dispararon.

1996
En el lago Theodule, al pie del Matterhorn, el Seamaster Diver 300M fue probado con éxito en aguas heladas por los instructores del Ice Rock Club de Zermatt a una altitud de 3,000 metros, lo que demuestra su capacidad en las condiciones más extremas.

1997
El Seamaster Diver 300M demostró que no era solo un reloj de buceo, cuando fue anunciado como la opción preferida de estrellas deportivas internacionales, como el nadador Alexander Popov y la campeona de tenis Martina Hingis.

2000
Sir Peter Blake creó la increíble fundación Blakexpeditions, dedicada a investigar cuestiones ecológicas y marinas en todo el mundo. A bordo de su barco, el Seamaster, el equipo de Blakexpeditions llevaba modelos Diver 300M para su importante trabajo científico.

2006
¡Un nuevo James Bond, pero el mismo reloj icónico! Daniel Craig llevaba el Seamaster Diver 300M cuando irrumpió en las pantallas de Casino Royale. El confiable reloj estaba ahora en su quinta película como 007.

El amigo de la marca: Daniel Craig

Y hablando justamente del emblemático James Bond, el lazo creado entre la marca con este icónico modelo y el famoso agente ha traspasado las pantallas. Hoy Daniel Craig, es amigo y convencido promotor de la marca con lo que claramente se siente como pez en el agua.

Craig, –quien ya era un fanático de los relojes mucho antes de asumir el papel de James Bond– primero usó un OMEGA en la película Casino Royale en 2006. Aunque Bond es estoico, duro e incluso despiadado cuando la situación lo requiere, Daniel Craig es todo lo contrario. Un caballero inglés con un estilo accesible y comprometido con las causas sociales, OMEGA está realmente orgullosa de llamar amigo a Daniel Craig, por eso lo eligió como el rostro del nuevo Seamaster Diver 300M. Él realmente es la elección perfecta, después de todo, ¿cuántos exploradores submarinos pueden hacer que un smoking empapado luzca tan elegante?

La colección completa ya está disponible en nuestro país en los puntos de venta autorizados por OMEGA.

Facebook Comenatarios



ESCRITO POR

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.


notas relacionadas

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe las noticias de Watches World en tu correo.

Muchas gracias por la suscripción!