Mido cumple 100 años, y su Presidente Franz Linder tiene un mensaje para México: ¡Gracias!

Mido es una marca de la cual los mexicanos no necesitamos presentación. Y es que su nivel de reconocimiento y penetración en el mercado nacional es envidiable para prácticamente todas y cada una de las firmas de relojería ofertadas en nuestro mercado. Salvo a un par de ejemplos que figuran en la lista del top of mind del amante de las máquinas que miden el tiempo, Mido goza del mejor awareness que una firma relojera quisiera tener.

Sin embargo, no siempre ha sido así. Ya nos lo confiaba en entrevista su Presidente Franz Linder, quien cumple 23 años en la marca y ha aprendido con ella que el éxito debe ser producto de un trabajo serio y consistente, sustentado por la calidad.

Mido 100 años…

La historia inicia el 11 de noviembre de 1918, en Suiza, cuando su fundador George G. Schaeren decide inaugurar la marca y nombrarla a partir del castellano: I measure, yo Mido. Todo esto sucedió en Biel, no obstante, la marca tuvo el primer gran momento hasta la década de los años 30, cuando la relojería era mucho más competida y el mercado requería de innovación.

Multifort 1934

Un parteaguas para la industria, pues comprendía la construcción de una colección de relojería que para la época sugería un hito. El primer reloj mecánico antimagnético, hermético y con protección anti-choques. Dicha colección continúa siendo uno de los relojes más exitosos para la marca.

También te puede interesar   Rado HyperChrome Bronze

Más adelante algunas otras fechas han sido representativas, tanto que hoy las recordamos como parte de la museografía de esta gran marca. Por ejemplo, en 1939 se presentó un robot de acero como figura de la marca, el curioso reloj con pies, cabeza y extremidades de acero, daba cuenta de su nombre: Robi, el cual ha salido del museo para regresar esa chispa de carisma a la firma.

En cuestión de producto, Mido se asoció en la concepción de relojes con movimientos desarrollados por A. Schild SA, actual ETA, historia que continúa gracias a que forma parte de Grupo Swatch. En el año de 1960, la firma busca la certificación COSC, otorgada por el Contrôle Officiel Suisse des Chronomètres, la cual es un garante de precisión y robustez.

Actualmente

Mido continúa solidificando sus pilares de calidad y valor por el precio que se paga. Quizá como ninguna otra marca dentro de la industria, pues goza de calibres mecánicos automáticos con reserva de energía de hasta 80 horas, los cuales además están dotados de espiral de silicio. Asimismo, Franz Linder, confesó en entrevista que este motor ofrecerá diferentes complicaciones a un nivel de accesibilidad excepcional. Espere GMT, cronógrafos y demás hacia adelante.

También te puede interesar   Floyd Mayweather hace “Knock Out” con el Big Bang Unico TMT de Hublot

Franz Linder 

Si bien tendremos oportunidad de publicar por completo esta entrevista, bien le podemos adelantar que el Presidente de la marca a nivel internacional está feliz con el trabajo que se ha hecho en México. El posicionamiento es el más elevado para la firma a nivel mundial, y luego de China, nuestro país se convierte en el segundo bastión de venta para Mido en el planeta.

Asimismo, Franz apuntó que vendría una pieza más conmemorativa, al menos con su sonrisa delatora, ante la pregunta de este medio.

Gracias. En realidad quiero hacer extensivo el agradecimiento por parte de nuestra empresa, pues siempre han recibido a la marca con un cariño y preferencia excepcional. Actualmente la cuota de mercado de la firma en México es la más alta para cualquier otro mercado.

La colección de aniversario

Al inicio del año se exhibió Commander Big Date, un reloj emblemático que surgió en 1959 y que ahora está dotado de certificación COSC y de 80 horas de autonomía con espiral de silicio. Commander Shade retrata a la perfección la sintonía entre el pasado y el presente gracias a una caja y carátula vintage, la cual goza de una estética totalmente atemporal y que nos viaja al pasado del Mido de finales de los 70. Asimismo, Baroncelli se une a la celebración con una trilogía de Edición Especial Limitada, a 1918, 2018 y 2118 piezas, las cuales exhiben el pasado, presente y futuro de la Casa. Finalmente, Datometer, una pieza construida con los principios del Multifort, y que brinda carácter y pureza a partir de una carátula que exhibe la información de las: horas, minutos, segundos y fecha por aguja. Su caja de acero inoxidable ha sido recubierta con PVD oro rosa, mientras que luce el logo original de la firma y se abraza al pulso mediante una correa de piel de becerro color marrón.

One Response

  1. Arturo merodio

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: