Tourbillon Chronometer 36
, ,

Tourbillon Chronometer 36, un homenaje al cronómetro de John Arnold


 |  2 julio, 2021

Pensar en relojería, es viajar en el tiempo. Si bien actualmente las innovaciones son una constante, es imposible no mirar hacia atrás para contemplar momentos claves de la historia. Por esta razón, Arnold & Son reconoce al afamado relojero inglés del siglo XVIII, John Arnold, de la mejor manera posible: con un reloj certificado por COSC, el Tourbillon Chronometer 36.

¿Por qué hacerlo? La Casa Relojera celebra el hito histórico que representa el Cronómetro n.° 1/36 o “Arnold  36”, construido en 1778. Veamos qué lo hace especial: fue el primero en ser llamado cronómetro, denominación del mismo Arnold, tras ser probado en el Observatorio de Greenwich en 1779.

También te puede interesar
Longines FEI Jumping Nations Cup México 2019

Publicidad
Publicidad

Arnold & Son Tourbillon Chronometer 36

Lee también: ¿Qué es el COSC?

Tourbillon Chronometer 36 

Para conocerlo a fondo, la marca destaca las siguientes características. Manteniéndose fiel a la tradición inglesa, las ruedas, los barriles, el Tourbillon están montados cada uno en su propio puente. Los puentes triangulares de varios niveles están en su mayoría esqueletados.

El Tourbillon, que se puede ver desde la parte posterior, está sostenido  por  un  puente superior esqueletado y pulido como espejo. La jaula del Tourbillon cuenta con mínimo 58 componentes.

Arnold & Son Tourbillon Chronometer 36 1

Lee también: ¿Cuál es la diferencia entre cronógrafo y cronómetro?

Esta pieza integra el movimiento de la casa A&S8600. La placa principal está pulida con chorro de arena de grano ligero, NAC tratado, y está engastada con chatons de oro blanco de 18k pulidos a espejo. Las ruedas del tren de engranajes tienen un acabado satinado, mientras que los tornillos están biselados y cuentan con cabezas pulidas. Los puentes están satinados tratados con paladio.

También te puede interesar
The Editor´s Seal: Patek Philippe Ref. 5930

Finalmente, la caja tiene el diseño de tres radios que da una vuelta en 60 segundos. Como cereza del pastel, cuenta con una reserva de marcha de 90 horas. Sin duda, un reloj digno de un legado que prevalece con los años, y siempre lo hará.

Continúa con:

Esta es la historia del tourbillon en su 220 aniversario

Sigue nuestro canal de YouTube:

 

Facebook Comenatarios



ESCRITO POR




notas relacionadas