Zenith Defy Zero G: el amo antigravedad

Zenith es una de las marcas que ha replanteado el problema de la gravedad como factor que afecta la precisión al perturbar la oscilación e isocronismo del órgano regulador, elemento esencial para que un reloj no se atrase ni adelante.

Contrario al mecanismo de tourbillon que incorpora al oscilador y al sistema de escape al interior de una jaula y los hace rotar a diferentes frecuencias y ángulos, según sea el caso, con el fin de anular la atracción de la fuerza natural de la Tierra hacia su centro, Zenith replanteó la solución y construyó un tipo de mecanismo antigravedad que, sin importar la posición de la muñeca, siempre le hará ajustarse a la mejor posición posible, tal como sucede con un giroscopio.

Este patentado sistema vio la luz en la línea Academy de Zenith hace algunos años, pero hoy se incorpora a Defy El Primero gracias a un arduo trabajo de minuaturización, que sugiere cambios en la manufactura y ajustes a las nuevas máquinas empleadas para crear dichos sistemas, o sea los hombres, ya que dicho elemento se ensambla a mano.

También te puede interesar   Armin Strom exhibe sus entrañas...

Gravity Control

La primera materialización de la Alta Relojería futurista, el nuevo Defy Zero G desafía las leyes de la gravedad con su módulo Gravity Control giroscópico, optimizado y de tamaño reducido. El célebre dispositivo patentado de Zenith escenifica un fantástico espectáculo en el corazón del calibre de alta frecuencia El Primero, esqueletizado y realizado en tonalidades grises. Equipado con una robusta caja de 44 mm de diámetro, en titanio u oro rosa, el Defy Zero G combina una arquitectura estelar con un brazalete metálico flexible y ergonómico.

El corazón del nuevo Defy Zero G late al imponente ritmo del calibre El Primero 8812S de cuerda manual, que oscila a una frecuencia de 5 Hz, y se regula automáticamente mediante una versión modernizada del módulo Gravity Control. Con sus 324 componentes (139 solo en la jaula giroscópica), este movimiento de fabricación interna de alta frecuencia, heredero del legendario El Primero de 1969, acciona las funciones de las horas y los minutos descentrados, el segundero pequeño y el control de la gravedad, junto con un indicador de la reserva de marcha de más de 50 horas.

También te puede interesar   Oris fusiona la Alta Relojería con el lujo del arte en AutoArt 2018

Finalmente, disponible en caja de titanio cepillado o de oro rosa, se abraza al pulso mediante una correa de cocodrilo con alma de caucho, o por medio de un brazalete a juego.

La cara del reloj

El módulo giroscópico, de tamaño más reducido, gira de forma majestuosa a las 6 horas, mientras que las horas y los minutos descentrados aparecen en un anillo de color azul con índices facetados y luminiscentes y agujas tipo bastón. La subcarátula del segundero pequeño y el contador de la reserva de marcha, esqueletizados y dispuestos simétricamente —aparecen entre las 9 y las 10 horas y entre las 2 y las 3 horas, respectivamente— son recorridos por delgadas agujas. La caja forjada en oro rosa o titanio, de 44 mm de diámetro y estanca a 100 metros, se adapta con firmeza a la muñeca masculina con un nuevo brazalete integrado del mismo metal con eslabones en forma de H cepillados y pulidos o con una correa de caucho recubierto de piel de caimán.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: