,

Cartier Vintage abre una gran oportunidad a los coleccionistas


 |  9 abril, 2021

Cartier Vintage es la visión de la marca de oficializar la venta de piezas antiguas; hablamos de relojes presentados en los años anteriores que han sido recuperados por la Maison

La Maison expande su actividad e inaugura su colección Cartier Vintage. Esta selección, compuesta por relojes creados entre 1970 y 2010, representa el rico repertorio de formas de la relojería Cartier, pero también la atemporalidad de sus diseños. En torno a piezas tan emblemáticas como inusuales, Cartier ofrece a los entendidos la oportunidad de adquirir creaciones auténticas de su patrimonio relojero.

Publicidad
Publicidad

Autenticidad garantizada

Cartier aplica todas las habilidades y talentos de la Maison. Nuestros expertos en piezas antiguas seleccionan los relojes, desde París hasta Nueva York pasando por Londres, gracias a una sólida red. Su autenticidad se confirma gracias a los archivos que la Maison mantiene desde sus orígenes, y que también permiten documentar cada modelo. A continuación, los expertos relojeros comprueban su estado general y llevan a cabo la restauración.

También te puede interesar
Con alegría y espíritu creativo llega el año del mono a la relojería

Restauración controlada

La restauración se lleva a cabo respetando su historia. El proceso incluye un examen exhaustivo de cada elemento, pero no elimina sistemáticamente los posibles rastros de vida. Se da brillo a la caja, la corona y la hebilla. Las agujas y la esfera recobran su aspecto original. Se cambian las correas de piel y los brazaletes de metal se someten a un proceso completo para darles brillo. Se restablece el funcionamiento del movimiento y, si es necesario, se remplazan los componentes para restablecer su plena funcionalidad. Todos los relojes Cartier Vintage se entregan con un certificado de autenticidad, una garantía de ocho años, un manual de instrucciones y un estuche nuevo.

¿Disponibilidad?

Cartier Vintage se presenta en París, Londres y Singapur. París y Londres, lugares históricos y fundadores en la historia de Cartier, Singapur debido a su amplio número de coleccionistas interesados en estas piezas.

También te puede interesar
Oris Carl Brashear Calibre 401 Limited Edition
  • Pasha Golf 1993: caja de 38 mm de oro amarillo de 18 quilates; 6 coronas engastadas con cabujones de jade, coral, ojo de tigre, ónix, y zafiros); brazalete de oro amarillo de 18 quilates. Movimiento mecánico automático con 40 h de reserva de marcha a 19,800 a/hora.
  • Tortue Doble Huso Horario 2008: talla XL, oro rosa de 18 quilates con correa de piel de aligátor color negro; movimiento mecánico de cuerda manual a 4 Hz, 72 horas de reserva de marcha.
  • Pasha de Cartier 2009: caja de oro rosa de 18 quilates de 42 mm de diámetro; movimiento mecánico de cuerda automática a 4 Hz con 47 horas de reserva de marcha y correa de piel de aligátor color marrón.
  • Tortue con Repetición de Minutos 2003: oro amarillo de 18 quilates, correa de piel de aligátor color negro. Movimiento mecánico manual a 3 Hz con 42 horas de reserva de marcha.
  • Tonneau con Doble Huso Horario 2005: caja de oro rosa de 18 quilates de 51.4 x 29.4 mm; correa de piel de cocodrilo color negro, movimiento mecánico manual a 3 Hz con 38 horas de reserva de marcha.
  • Tonneau 2005: caja de platino de 51.4 x 29.4 mm, correa de piel de aligátor color negro, movimiento mecánico de carga manual a 3 Hz con 38 horas de autonomía.
  • Tank À Vis con doble huso horario 2002: 40.6 x 28 mm de oro amarillo de 18 quilates, correa de piel de aligátor color negro; movimiento mecánico manual a 3 Hz con 38 horas de reserva de marcha.
  • Tortue 8 días 2005: 43 x 34 mm de oro blanco de 18 quilates, correa de piel de aligátor color negro; movimiento mecánico manual a 4 Hz con 192 horas de reserva de marcha.
También te puede interesar
Atención fans del rugby: Tissot SuperSport Chrono

Síguenos en Instagram. 

Continúa con: Tank de Cartier 2021.

Facebook Comenatarios


ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.



notas relacionadas