Tissot Gentleman
,

Tissot Gentleman, un reloj para traje


 |  23 octubre, 2019

Seleccioné Tissot Gentleman como el mejor ejemplo para elegir un reloj para traje. Es una de las respuestas a la pregunta que nos hacemos los hombres, ¿qué reloj comprar para un evento formal?

El digital no va con un traje, o el deportivo queda demasiado grande al interior de una camisa y un saco. Qué decir del smartwatch, que en realidad no va bien con nada, pero lleva nuestra agenda.

Tissot siempre ha pensado en la elegancia y en entregar una propuesta de minimalismo orientado a generar porte, valor y en destacar el look particular de una persona con buen gusto.

Tissot Gentleman

El reloj para el caballero.

Tissot Gentleman, un reloj para traje

Desarrollado en seis diferentes ejecuciones, esta pieza se extiende hasta los 40 mm de diámetro para su caja de acero inoxidable. Mientras que su ergonomía lo hace sumamente cómodo, y su diseño totalmente atemporal será ideal para entregar a la siguiente generación.

Automático a precio de quartz

Una de las principales características de la marca, al pertenecer al grupo más grande y potente de relojería en el planeta. Es su relación calidad precio, por lo que esta referencia luce muy bien, su nombre es respetado y su precio es asequible, podríamos decir que es sumamente atractivo si le comparamos con otras propuestas.

Tissot Gentleman

Tissot Gentleman de acero con PVD oro rosa.

El nivel de detalle es extraordinario: índices aplicados, biselados, pulidos y satinados, destacados por las agujas Dauphine. Además, en el interior vibra un calibre Powermatic 80 Silicon, es decir: un motor automático con espiral de silicio. Material que le confiere precisión y resistencia al magnetismo.

La reserva de marcha des de las más amplias del mercado, más para un reloj de este tamaño. Son 80 horas de autonomía a una frecuencia de 3 Hz.

Continúa con Marc Márquez consigue un nuevo título de MotoGP con un Tissot en la muñeca.

Visita Tissot. 

Facebook Comenatarios

ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.
notas relacionadas