TERRASCOPE, el todoterreno…

JEANRICHARDJEANRICHARD define a su Terrascope como una pieza “emblemática para un arte de vida”, pero para esta redacción, lo que podemos captar a simple vista es un todoterreno, un mecanismo confiable con chasis y emsable perfectos; fácil de reproducir y, al mismo tiempo, cargado de vitalidad masculina y tecnología de última generación. Es una pieza que va con todo y a la que puedes cambiarle el aspecto con tan solo intercambiar la correa, un reloj que necesita un servicio simple y práctico para continuar ofreciéndote la lectura de básica de las horas, los minutos los segundos y la fecha.

A menudo surgen piezas de entrada mucho más complejas, elaboradas en diseño y difíciles de manipular, relojes que exigen un gusto particular  por algunos objetos o líneas de quienes lo deseen comprar, no obstante la conquista de JEANRICHARD se basa en lo sencillo que, sin dejar la complejidad de una buena manufactura, presume el amor general por el concepto más hermoso que tenemos los seres humanos: la vida.

También te puede interesar   Patek Philippe Ref. 5740G, el primer Calendario Perpetuo en la colección Nautilus

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Terrascope está fabricado en caja de acero inoxidable de 44 mm con acabados pulidos y satinados en vertical, mientras posee un grosor –confiable– de 12,60 mm, cristal zafiro antirreflejos para la protección e su carátula y fondo atornillado para garantizar una hermeticidad de 100 metros. Animado por el calibre “de batalla” y manufactura JR60 de remonte automático, latirá a través de tu piel a una frecuencia de 4 Hz durante, por lo menos, 38 horas abrazado a tu muñeca gracias a una correa de caucho negro con cierre de acero.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: