, ,

Patek Philippe Calatrava “Clous de Paris” 6119


 |  12 abril, 2021

Un nuevo Calatrava se suma a la familia y lo hace con un marcado clasicismo que involucra –incluso– un nuevo movimiento de doble barrilete de carga manual. Calatrava surgió en 1932 (referencia 96), es uno de los modelos más importantes dentro de la Casa ginebrina y, si has de tener un primer Patek Philippe es la mejor forma de empezar tu colección.

Patek Philippe Calatrava “Clous de Paris” 6119, a detalle

El histórico bisel clavos de París retorna a la línea como uno de los más bellos símbolos de la elegancia atemporal. Su depurado diseño, inspirado en el principio minimalista del movimiento Bauhaus la forma sigue a la función, ha sido reinterpretado desde entonces en numerosas versiones para hombre y mujer.

Publicidad
Publicidad

Breve historia del bisel con decoración guilloché Clous de Paris

Este motivo diamantado en forma de pequeñas pirámides aparece por primera vez en un bisel Calatrava de 1934, el de la referencia 96D (D como decoración). Asimismo, aparece en 1972 en la referencia 3520D de cuerda manual (calibre 177). En 1985 sale a la luz un Calatrava que va a imponerse como uno de los relojes más conocidos de todo el universo relojero. Se trata de la célebre referencia 3919.

Posteriormente, la referencia 4819 (1987) con movimiento de cuarzo, la referencia 4820 (1988) con movimiento de cuarzo y bisel igualmente engastado, así como la referencia 4809 (1991) con movimiento manual 16-250. La referencia 5115 (2000) provista de un calibre manual 215t PS, continúan el legado de este bisel.

En 2001, la referencia 5120 acompaña la tradición, y cinco años más tarde la referencia 5119 reinterpreta la referencia 3919 dotándose de una caja de un tamaño ligeramente más grande. En 2009 va completada con la referencia 5116 provista de carátula de esmalte Grand Feu.

Desde 2018, salvo para las series limitadas de alta artesanía (referencias 5177), Patek Philippe no proponía ningún otro Calatrava “Clous de Paris” en su colección básica. Era sólo para preparar mejor ahora su gran retorno.

También te puede interesar
Porsche Design crea un reloj exclusivo para propietarios del 911 Targa 4S Heritage Edition

Patek Philippe Calatrava “Clous de Paris” 6119

La nueva referencia 6119 –un número que rinde homenaje al histórico modelo 3919 así como a la referencia 5119 de 2006– se distingue en primer lugar por su diámetro ligeramente más grande (39 mm), un tamaño en línea con las tendencias actuales que permite reforzar su presencia en la muñeca, al tiempo que conserva una caja de gran elegancia.

Los números romanos lacados en negro sobre fondo blanco de las referencias 3919 y 5119 son sustituidos por índices aplicados tipo obus facetados de oro de 18 quilates (con doble índice a las 12h). Con lo cual se retorna a las referencias 96 de 1932 y 96D de 1934, provistas de este tipo de índices aplicados.

Las grandes agujas de horas y minutos de oro de forma Dauphine, garantizan una perfecta legibilidad, potenciada gracias a la incorporación de un círculo minutero tipo chemin de fer en el contorno de la carátula. El pequeño segundero aparece situado a las 6h en una subesfera dividida en cuatro cuartos alrededor de la cual gira una finísima aguja tipo cabello. El bisel redondo decorado con el motivo guilloché “Clous de Paris” adopta un perfil ligeramente más ancho y biselado, con un fino ribete pulido alrededor del cristal de zafiro tipo box.

La forma de las asas de pulsera ha sido igualmente rediseñada. Las asas rectas de la referencia 3919 han sido sustituidas por unas asas curvadas, inspiradas en la referencia 96 y en algunos modelos automáticos de la década de los años 1990, que ofrecen una perfecta transición entre la caja y la pulsera y garantizan una gran comodidad de uso.

La referencia 6119R-001 combina una caja de oro rosa y una carátula graneada plateada realzada con índices aplicados y agujas de oro rosa; va acompañada de una pulsera de piel de aligátor marrón chocolate, con cierre de hebilla de oro rosa. La referencia 6119G-001 de oro blanco juega sutilmente con la luz gracias a su carátula gris antracita, de acabados contrastados: satinado vertical para el fondo y un fino grabado tipo azulado para el pequeño segundero en posición 6h; su dial está decorado con índices aplicados y agujas del mismo metal precioso que la caja y va acompañada de una pulsera de piel de aligátor negro brillante con cierre de hebilla en oro blanco.

También te puede interesar
Así suena Roger Dubuis: Excalibur Diabolus in Machina

Nuevo calibre: 30-255 PS

El objetivo era desarrollar un movimiento de cuerda manual provisto de un diámetro superior al del calibre 215 PS, pero capaz de permitir la construcción de cajas muy planas ‒garantía de elegancia atemporal. Así pues, el nuevo calibre 30-255 PS presenta un diámetro de 30.4 mm (diámetro total 31 mm), frente a los 21.5 mm del 215 PS (diámetro total 21,9 mm), con una altura similar de 2.55 mm, de ahí su nombre. Para conservar este grosor idéntico al del calibre 215, los ingenieros y constructores de la manufactura han diseñado varias soluciones ingeniosas, entre ellas un piñón de centro sin placa de rueda, que engrana con la rueda de centro por mediación de una rueda de transmisión, así como un rochete y una corona que van colocados no encima sino debajo del puente de barrilete.

Doble barrilete para un aumento de torque e inercia

El calibre 30-255 PS está dotado de una reserva de marcha de 65 horas, es decir de cerca de tres días. El movimiento destaca por sus dos barriletes montados en paralelo, es decir que se arman y se desarman al mismo tiempo y engranan simultáneamente con el piñón de centro –una construcción raramente utilizada. A diferencia de los barriletes en línea, creados para prolongar la reserva de marcha, los barriletes en paralelo están pensados para aumentar el par motor del movimiento, al sumarse los dos pares.

También te puede interesar
Breguet da un golpe de timón a la línea Marine

Esta solución ha permitido obtener un máximo de potencia con un grosor limitado, y duplicar así la inercia del volante (10 mg/cm², es decir la inercia más alta de todos los movimientos Patek Philippe 4 Hz) –lo que garantiza una mejor estabilidad de marcha y facilita el reglaje. La frecuencia de 4 Hz cumple el mismo objetivo. De hecho, el calibre 30-255 PS responde a los criterios de precisión muy severos del Sello Patek Philippe –con una tolerancia máxima de -3/2 segundos por 24 horas.

Parada de segundero

Con este sistema se puede detener el volante cuando se extrae la corona en posición de puesta en hora, permite ajustar el reloj al segundo exacto. Cuando se vuelve a pulsar la corona contra la caja, este mecanismo da un pequeño impulso al volante permitiéndole arrancar de nuevo.

Acabados

El calibre 30-255 PS ofrece a la vista, a través del fondo de zafiro, seis puentes elegantemente recortados y dotados de unos acabados dignos de la gran tradición relojera, entre ellos decoraciones Côtes de Genève y aristas achaflanadas y pulidas.

Patek Philippe Calatrava “Clous de Paris” 6119, ficha técnica

  • Caja: 39 x 8.43 mm de oro rosa o blanco de 18 quilates; bisel decorado con motivo guilloché Clous de Paris, fondo y cara principal de cristal de zafiro; corona a juego y asas integradas
  • Movimiento: mecánico de carga manual
  • Calibre: 30-255 PS de manufactura; sello Patek Philippe
  • Frecuencia: 4 Hz, 28 mil 800 a/hora
  • Reserva de marcha: 65 horas con doble barrilete montado en paralelo para aumentar el torque
  • Funciones: horas, minutos y segundero pequeño a las 6 h
  • Carátula: plateada graneada o latón gris antracita con satinado vertical y grabado tipo azulado; índices aplicados de oro a juego facetados; agujas Dauphine de oro blanco o rosa
  • Hermeticidad: 30 metros
  • Correa: piel de aligátor con escamas cuadradas color marrón chocolate o negro brillante y hebilla de oro a juego.

Síguenos en Instagram. 

Continúa con: Nautilus 5711 1A-014.

Facebook Comenatarios


ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.



notas relacionadas