, ,

Música, maestro: Girard-Perregaux Minute Repeater Tri-Axial Tourbillon


 |  23 agosto, 2018



Girard-Perregaux es una de esas firmas relojeras que quizá no están en el top of mind del cliente, pero que sin lugar a dudas pertenece a ese selecto grupo de verdaderas manufacturas que están presentes en los planes del coleccionista.


Publicidad
Publicidad

Para abrir boca, debe usted saber que su nacimiento nos invita a viajar en el tiempo hasta 1791, y que si bien no se llamó Girard-Perregaux hasta después de que Constant Girard y Marie Perregaux festejaran sus nupcias y adquieran los cimentos que fundó Jean-François Bautte, ha sido partícipe de los avances tecnológicos centrados en la precisión desde finales del siglo XVIII.

GP Minute Repeater Tri-Axial Tourbillon 

Dos de las más aplaudidas complicaciones se complementan en esta referencia íntegramente concebida en Casa. Girard-Perregaux es amo y señor del tourbillon con diferentes ejes, además de contar con un nivel de expertise máximo en la repetición.

48 mm de micro-aquitectura de arte

Si bien la caja no es esbelta, sí es tremendamente delgada tomando en cuenta lo que estoy a punto de evidenciar, y es que su calibre de remonte manual ha sido diseñado para poder albergar un torbellino multi-axial que posee 140 componentes, ni más ni menos.

La repetición

Este reloj utiliza una nueva construcción que emplea la platina como elemento esencial a fin de mejorar la propagación de la onda de sonido. Es decir, la acción de los martillos golpea a los gongs, estos a su vez transfieren dichas vibraciones a la platina y a partir de ello la musicalidad del tiempo es expuesta gracias a una construcción de caja con base de titanio y dos caras de zafiro: cristal principal y fondo, lo cual permite admirar el trabajo de embellecimiento dedicado a los componentes.

Este calibre es el GP09560-0001, consta de 37.50 mm de diámetro y es producto del departamento de alta complicación de la Casa con sede en La Chaux -de- Fonds.

El torbellino

Contrario a la misión primera del desarrollo de A-L. Breguet que consistía en eliminar los efectos negativos de la gravedad sobre el órgano regulador en una posición vertical (reloj de bolsillo). Al calzarlo a la muñeca, el reloj recibe dichas cargas gravitatorias en diferentes posiciones, es por ello que el tourbillon tenía que ser repensado, tanto en velocidad de rotación como en el ángulo del mismo.

Girard-Perregaux es el mago de dicha materia, y lo que desarrolló es una jaula de tourbillon con tres diferentes ejes, conformada por 140 componentes y un peso de –apenas– 1.24 gramos. La primera rotación primera se realiza en 2 minutos, la secundaria lo ejecuta en 60 segundos y la tercera revolución se ajusta a 30 segundos por vuelta. Con estas tres revoluciones en diferentes ángulos se protege a la rueda de balance, espiral, de las fallas que pudieran existir consecuencia de la ley de gravitación universal.

En cuanto a la lectura del tiempo, se tomó una decisión un tanto polémica, pero que sin lugar a dudas favorece la expresión artística de que, en estas referencias, es lo último que importa. Horas y minutos son ajustados en punto de las 9 y 3 horas gracias a un par de subcarátulas de cristal de zafiro humeado y grabado con la inscripción de GP (Girard-Perregaux) y la graduación de los minutos.

Facebook Comenatarios



ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.


notas relacionadas

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe las noticias de Watches World en tu correo.

Muchas gracias por la suscripción!