Los aviones vintage inspiran esta colección de Bell & Ross, previo a Baselworld 2018


 |  26 enero, 2018

Cuando entrevisté por primera vez a Carlos Rosillo, CEO de Bell & Ross, me quedó el mensaje claro: la inspiración de sus relojes responde a la aviación. En primera instancia, a los instrumentos de a bordo, para ser precisos.

Y es que el deseo de volar es universal. Esencialmente ningún ser humano estaría a disgusto en convertirse en piloto, sea militar o comercial. A menos de que le tenga pánico a las turbulencias. Sin embargo, los aviones, el cielo, la libertad de volar como un ave es un deseo inherente a la existencia de nuestra raza.

Este 2018, con Baselworld a la vuelta de la esquina. Bell & Ross buscará apelar al corazón de sus coleccionistas y a la atemoralidad de una línea vintage que tantas satisfacciones le ha entregado.

Heritage

Bajo esta colección, presentada en 2009, las piezas inspiradas en la aviación se llaman BR Heritage, y el capítulo más reciente es el de los BR V2-92 y BR V2-94 Steel Heritage.

Desarrollado en configuración de tres manecillas con fechador y mecanismo de cronógrafo mecánico automático. Este emblemático diseño recurre a las máximas de la relojería de los años 60: máxima legibilidad y tratamiento luminiscente en color beige, a fin de dar el acento a lo retro. Su estructura es de acero pulido y satinado, mientras que en el crono los pulsadores cuentan con rosca, lo mismo que la corona, a fin de garantizar la hermeticidad de la caja. Ambos se ofrecen en tamaño de 41 mm de diámetro.

Al tratarse de relojes de aviación, el bisel –de aluminio– es bidireccional y sirve como regla de cálculo, mientras que se abrazan al pulso mediante pulseras de acero (con cierre desplegable) o caucho de alta resistencia. Crono y tres manecillas poseen cristal de zafiro abombado con fondo atornillado de acero.

Facebook Comenatarios

ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.
notas relacionadas