Longines HydroConquest verde khaki
,

Longines HydroConquest se suma a los relojes verdes


 |  7 febrero, 2020

Los relojes verdes se han convertido en un trend durante los últimos años. Y para ello Longines HydroConquest se presenta con esta propuesta.

Longines HydroConquest

Longines HydroConquest

Longines apuesta por los relojes verdes

Esta pieza se ofrece en tono khaki, con cerámica verde y dial a juego. En configuración de brazalete o caucho, este reloj ofrece diferentes looks. Gracias a la posibilidad de intercambiar la correa por brazalete de acero inoxidable con cierre desplegable.

Se lanza en dos tamaños: caja de 41 y 43 mm de diámetro, con calibre mecánico automático L888.5, a 25 mil 200 a/h para una reserva de 65 horas. Este motor ofrecerá confiabilidad total, además de una gran facilidad para el mantenimiento.

HydroConquest en Longines

Con el lanzamiento del gris, azul, negro y el negro full ceramic, esta emblemática colección relojera es ideal para los amantes de las olas.

Longines HydroConquest

Longines se suma a los relojes verdes

El fondo de la pieza es sólido, atornillado y grabado, con certificación de hermeticidad hasta los 300 metros. Ello, sumado al tratamiento luminiscente de los índices, ayudan a las prestaciones de un reloj profesional de buceo. El bisel cerámico pasará cualquier test de durabilidad pese a los abrasivos naturales del mar, como la salinidad.

Longines HydroConquest Green Ceramic, ficha 

  • Caja: acero inoxidable de 41 y 43 mm, bisel de cerámica verde
  • Movimiento: mecánico automático
  • Calibre: L888.3
  • Frecuencia: 25 mil 200 a/h
  • Reserva de marcha: 65 horas
  • Funciones: horas, minutos, segundos y fechador, reloj profesional de buceo
  • Carátula: verde olivo, índices aplicados y tratamiento luminiscente
  • Hermeticidad: 300 metros
  • Correa: caucho vulcanizado color verde o brazalete de acero inoxidable.

Continúa con: Charles Villoz, entrevista con el VP de Longines

Visita nuestro canal de YouTube

Facebook Comenatarios

ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.
notas relacionadas