,

El lado oscuro de Bvlgari Octo


 |  28 junio, 2018

Octo es el ícono masculino de Bvlgari, y a pesar de su corta edad producto de que naciera en 2012, la línea se ha incluido en el gusto de los amantes a la relojería con carácter. Sus básicos de diseño octagonales juegan con la carátula ingresada dentro de un círculo, mientras que los diferentes cortes a la caja hacen imposible no reconocerlo a la distancia, y menos dejar de admirarlo cuando se tiene cerca.

Bvlgari Octo Black Editions

La firma lanza ediciones especiales teñidas de negro, cual si se tratara del caballero de la noche. En esta ocasión se utilizan el Octo L´Originale en su versión cronógrafo, y el arquitectónico Finissimo Skeleton.

El crono: está dotado en su interior por un calibre que, en Bvlgari recibe el nombre de Velocissimo. Se trata de El Primero de Zenith, que vibra a 36 mil alternancias por hora y que en esta ejecución cuenta con escape de silicio. Con lo cual se minimiza la necesidad de servicio gracias al desgaste inferior que sugiere el empleo de este material que no necesita lubricación en ciertos componentes. La capacidad de mostrar la centésima de segundo se complementa con una amplia reserva de marcha de hasta 50 horas.

En cuanto a la estética, su caja de acero inoxidable con tratamiento DLC negro se extiende hasta los 41 mm de diámetro, y se abraza al pulso mediante una correa de caucho vulcanizado.

El esqueletado: una de las piezas más increíbles de la Casa luce aún mejor con este tratamiento de DLC negro a la caja de –40 mm de diámetro– hecha en titanio. Este reloj vibra gracias a un calibre manufactura totalmente esqueletado y ennegrecido en puentes y platina. Nos referimos al BVL 128SK, cuyo grosor es de apenas 2.35 mm de diámetro. Este motor goza de 60 horas de autonomía, la acción de remontuar es manual y se ejecuta por medio de la corona.

Con dicho movimiento también se posibilita la funcionalidad de contar con un pequeño segundero mediante una subcarátula descentrada en punto de las 7:30 h, y con la indicación de la reserva a las 9 horas. Abrazado al pulso mediante un brazalete de titanio a juego, la majestuosidad de la pieza cobra otro sentido al darle la vuelta y admirar su fondo protegido con un cristal de zafiro.

Facebook Comenatarios

ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.
notas relacionadas