Bvlgari desafía los moldes de la relojería tradicional

En una palabra, el estilo Bvlgari es… inesperado. Durante más de un siglo, su propuesta estética ha dejado de lado los convencionalismos en busca de crear lo que sigue. Los atrevidos diseños se dirigen audazmente hacia un nuevo territorio, desafiándose siempre para ser más dinámicos, más hermosos, más sublimes. Fiel a su forma, Bvlgari ha replicado este espíritu en sus relojes excepcionales y, con cada debut, está a la vanguardia de un nuevo Rinascimento que rompe el molde de la relojería suiza reescribiendo las reglas para los relojes contemporáneos.

La saga Octo continúa con la presentación de la nueva cerámica Octo Finissimo que avanza, escribiendo un nuevo capítulo con el uso de materiales de alta tecnología. Además, Bvlgari presenta una novedosa creación espectacular para aquellos que valoran la transparencia.

También te puede interesar   El legado olímpico de OMEGA

Dentro del rico paisaje de la relojería contemporánea, Bvlgari propone un enfoque drásticamente diferente de diseño, tecnología y artesanía. Con el Octo Finissimo, Bvlgari ha aportado modernidad e inimitable estilo italiano al reloj de alta gama. Es simplemente uno de los relojes modernos con la forma más singular, gracias al empleo de una geometría escalonada que transmite una personalidad carismática. Entre otras características, su aspecto monocromático es una firma.

A este respecto, ya hemos visto varios Finissimo completamente negros, pero los dos nuevos modelos de cerámica presentados en Baselworld 2019, son posiblemente los más atractivos con este aspecto monocromo. Con casi ningún color de contraste en el reloj, la cerámica negra mate absorbe literalmente toda la luz a su alrededor.

Primero está el Bvlgari Octo Finissimo Ceramic Automatic por excelencia, que se presenta en una caja de 40 mm de diámetro con un perfil de 5.5 mm de espesor. Sin embargo, no es solo la caja desarrollada en cerámica, sino la corona, la carátula y el brazalete. Lo cual no es un desafío menor, ya que se integra perfectamente en toda la estructura. Visible a través del fondo de caja de la exposición*, el calibre récord BLV 138 muestra un micro-rotor de platino y está decorado con nervaduras, biseles y perlados finos.

También te puede interesar   Renato Master Horologe

Con las mismas dimensiones de la caja, el segundo modelo es el esqueleto de cerámica Bvlgari Octo Finissimo. Su movimiento arquitectónico calado está totalmente expuesto, creando una sensación moderna y técnica. Este movimiento de cuerda manual tiene solo 2.25 mm de grosor. Muestra las horas, minutos, segundos pequeños y la reserva de energía (más de 65 horas). Las manecillas facetadas y esqueletizadas están recubiertas de PVD negro para que coincida con el esquema de color oscuro del reloj.

Marco Alegría

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Leave a Reply