BALL Watch Trainmaster Railroad Standard 130 Years


 |  15 abril, 2021

BALL Watch Trainmaster Railroad Standard 130 Years, celebra el 130 aniversario de un legado que dio origen a la legendaria participación de la marca en la cronometría de la industria ferroviaria.

Inspirado en un reloj de bolsillo de principios del siglo pasado, se presenta en Edición Limitada a 999 piezas. Luce una caja de 40 mm de diámetro y un diseño de segundos subsidiarios a las 6h; el fechador luce a las 3 horas, mientras que la escala de minutos ofrece una visualización exacta de cada uno transcurrido.

Publicidad
Publicidad

Con el sello de la casa, en todo ambiente con poca luz, los 14 micro-tubos de gas en el dial y las manecillas brillan automáticamente sin ningún tipo de carga y son hasta 100 veces más brillantes que el uso de pintura luminosa convencional como el Super-LumiNova®. La legibilidad que desafía la oscuridad es un vívido recordatorio de la perdurable herencia relojera de BALL y su compromiso con la mejora. El fondo de la caja de cristal de zafiro del reloj permite al usuario admirar el movimiento mecánico suizo BALL R1105-C certificado como cronómetro.

También te puede interesar
El nuevo rostro del joven clásico de Milus

BALL Watch Trainmaster Railroad Standard 130 Years, ficha técnica

  • Caja: 40 x 12 mm de acero inoxidable con acabado pulido; cristal de zafiro por ambos lados y corona a juego de acero
  • Movimiento: mecánico automático
  • Calibre: RR1105-C (ETA 2895-2)
  • Frecuencia: 4 Hz, 28 mil 800 a/hora
  • Reserva de marcha: 42 horas
  • Funciones: horas, minutos, segundero pequeño a las 6 y fechador
  • Carátula: blanca esmaltada, minutero en negro y rojo, índices en números romanos y agujas de acero azulado
  • Correa: brazalete de acero inoxidable con acabados pulido y cepillado, o correa de piel de cocodrilo color negro con hebilla desplegable
  • Hermeticidad: 30 metros
  • Edición Limitada: 999 piezas.

Breve historia de BALL Watch 

Antes de adoptar la hora estándar en 1883, la hora se fijaba según la posición del sol. Como resultado, cada ciudad tenía un huso horario, lo que complicaba enormemente la sincronización de los horarios de los ferrocarriles. Desde 1883 en adelante, las compañías ferroviarias estadounidenses implementaron un nuevo sistema para dividir la nación en cuatro zonas horarias. Este cambio provocó la desaparición de más de 70 husos horarios oficiales y ha continuado como el sistema horario oficial hasta el día de hoy.

También te puede interesar
MIDO, el tiempo se vuelve una aventura

En 1883, el fundador de BALL Watch, Webster Clay Ball, fue el primer joyero en Cleveland, Ohio, en utilizar las señales horarias emitidas por el Observatorio Naval de los Estados Unidos en Washington, DC, brindando la hora exacta a los residentes de “C-Town”. ” Desde que mostró el primer cronómetro de la ciudad en el escaparate de su tienda, la gente adquirió la costumbre de colocar sus relojes allí, dando lugar a las expresiones “Hora de Ball”, utilizadas en la época para referirse a la absoluta hora correcta en todo el norte de Ohio. En 1891, Webster Clay Ball fue nombrado Inspector Jefe de Tiempo por Lake Shore & Michigan Southern Railway Co.

También te puede interesar
¡Queremos metal! Sistem51 Irony de Swatch

La falta de confiabilidad de los relojes utilizados en las redes ferroviarias hizo que viajar en tren fuera un negocio peligroso. Webb C. Ball estableció estándares de calidad, precisión y diseño para todos los relojes de ferrocarril. Dado que la precisión de los relojes de los empleados era de suma importancia, se les confió una lista de relojes aprobados con inspecciones obligatorias realizadas cada dos semanas para compararlas con la hora de Washington.

Síguenos en Instagram. 

Continúa con: BALL Watch Engineer III Marvelight Caring.

Facebook Comenatarios



ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.



notas relacionadas