Jaeger-LeCoultre rendirá homenaje a su fotografía en Cannes


 |  19 abril, 2017

El arte de la fotografía ha fungido como uno de los elementos más aspiracionales en la historia de Jaeger-LeCoultre. Fue en 1937, cuando la Casa Relojera decidió presentar su primera cámara fotográfica que fotografiaba los momentos más representativos de diferentes etapas: la Compass.

La idea de crear una cámara que tuviera una producción limitada de 4.000 unidades y fuera del tamaño de una cajetilla de cigarros, surgió de la mente del inglés Noel Pemberton Billing, un empresario y piloto que tenía su propia compañía aeronáutica en Inglaterra, una empresa de transportes en Sudáfrica y un casino en México. Debido a la complejidad, este sueño no podía ser realizado sin la ayuda de una Manufactura experta en la miniaturización, y es aquí cuando Jaeger-LeCoultre entra en la creación de este objeto.

También te puede interesar
Breguet, nueva sede en Shanghái

Fueron alrededor de tres años de desarrollo para poder finalizar con la creación de la Compass la cual incorporó en su interior y exterior 290 componentes. Su diseño vanguardista era totalmente llamativo y sus funciones inigualables. Un fotómetro, un telémetro, un parasol telescópico, filtros incorporados, extinción de medición de la exposición, índices de iluminación, un visor de ángulo, un dispositivo para vistas panorámicas y tomas estereoscópicas, eran los principales elementos que ofrecía esta cámara fotográfica.

A fin de rendir homenaje a su primera creación fotográfica y dar a conocer las maravillas que capturó la Compass. Jaeger-LeCoultre participará el viernes 19 de mayo en el Festival de Cine de Cannes, lugar donde expondrá sus fotografías en blanco y negro de las calles más representativas de Nueva York, París, Shangai y Venecia.

También te puede interesar
Jaeger-LeCoultre celebra siete años de colaboración con el Festival Internacional de Cine de Shanghái
Facebook Comenatarios



ESCRITO POR

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.



notas relacionadas