,

Hublot Big Bang MP-11 Carbono 3D es el motor de la puntualidad más ligero


 |  23 julio, 2018



La innovación y el dominio que tiene Hublot para desarrollar relojes de alta gama que impacten en la sociedad por su funcionalidad y diseño, se han visto reflejados en cada una de las presentaciones de sus nuevos modelos.


Publicidad
Publicidad

Recordando la pieza MP-05 “La Ferrari” que dominó al mercado relojero en el 2013 y fascinó a todos los amantes de la velocidad y precisión –Hublot– vuelve a concebir un modelo que recuerda algunas de sus características más destacables, pero ahora con un diseño y mecanismo diferente.

El nuevo Big Bang MP-11 en carbono 3D, uno de los integrantes más recientes a la firma, es la obra maestra de la alquimia al ser desarrollado con la fusión de materiales de alta tecnología. Destacando su material ultraligero reforzado por una estructura tridimensional de resina tejida, el cual se asemeja al motor de un auto de carreras. Esta pieza de Alta Relojería cumplirá con todas sus expectativas.

“La ultra compleja arquitectura del movimiento ha sido completamente desarrollada para encajar en la caja del Big Bang, que muestra la excepcional estética y rendimiento. El nuevo Big Bang MP-11 encarna la fusión de una mecánica relojera reinventada con estos exclusivos materiales” declaró Ricardo Guadalupe, CEO de Hublot.

Equipado con siete barriletes en serie que ofrecen una autonomía de 14 días, el Big Bang MP-11 en carbono 3D limitado a 200 piezas, ofrece un diferenciador en la mecánica al tener sus cilindros en línea en una caja 3D con los laterales en negro ahumado. Esta construcción pluricilíndrica se sitúa sobre un eje horizontal, mientras que la indicación de las horas y de los minutos se acciona a través de un engranaje vertical.

A través de la transmisión 90 º, un sistema de transmisión poco conocido en la relojería, los barriletes adquieren la energía necesaria para ser liberada mediante una rueda de engranajes de dentado helicoidal tipo “tornillo sinfín”. Por otro lado, algo que causa realmente sensación en el Big Bang MP-11 en carbono 3D, es el volante que se posiciona al lado de la carátula para crear una simetría con la rueda helicoidal.

Una mecánica y una estructura que no se siente

El Big Bang “All black” brinda una ligereza incomparable gracias a sus materiales con matriz de polímero reforzado con fibras tridimensionales. Con tan solo 90 gramos de peso, este modelo da la movilidad necesaria a su portador y un look sumamente varonil.

Disponibles en una versión de zafiro y otra en carbono 3D, ambas con una caja de 45 mm y un movimiento de desarrollo interno de cuerda manual esqueletizado con 7 barriletes montados en serie e indicación de la reserva de marcha mediante y rodillo, estas piezas que laten a una frecuencia de 4 hz, podrán ser ajustadas a través de una correa rectilínea de caucho blanco o negro con hebilla desplegable de titanio o con una hebilla desplegable de cerámica negra y titanio chapado negro.

 

 

Facebook Comenatarios



ESCRITO POR

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.


notas relacionadas

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe las noticias de Watches World en tu correo.

Muchas gracias por la suscripción!