,

El reloj de Pablo Picasso


 |  14 mayo, 2021

El reloj de Pablo Picasso fue subastado por Bonhams París Luxury Watch Sale el pasado 20 de mayo. Se trata de un Michael Z. Berger Co., diseñado y fabricado específicamente para el artista, por lo que sólo existen 3 piezas en total y dos son propiedad de la Fundación Picasso.

Continúa con: el Mido de Ettore Bugatti fue subastado.

El reloj lo portó Picasso mientras pintaba, y lleva su nombre completo en la carátula plateada (gracias a las 12 letras del nombre y apellido del artista). Si bien la pieza tuvo un precio de salida de entre 12 mil y 18 mil euros, Bonhams reportó una venta por €219,050 euros (aproximadamente $267,000 dólares).

También te puede interesar
Victorinox lanza Edición Especial Nespresso

Publicidad
Publicidad

El reloj de Pablo Picasso, Michael Z. Berger Co.

Fabricado en acero inoxidable, es de carga manual y fue fabricado en la década de los 60 por la marca suiza Michael Z. Berger Co. Forma parte de un obsequio que Pablo hizo a su amiga Lela Kanellopoulou, escultora griega.

De acuerdo a Bonhams, uno de los parientes de Lela mencionó que ella le dijo a su sobrino que un día de la década de 1960, Picasso se quitó el reloj de la muñeca y se lo dio.

Al interior porta un calibre firmado por Michael Z. Berger Co., de carga manual con 17 joyas. Ofrece la información de las horas, minutos y segundos; el brazalete es de acero extensible. El estuche está firmado M.T. Co de Hong Kong que todavía existe produciendo productos de marca.

También te puede interesar
Big Bold Jelly de Swatch te reconecta con la puntualidad

Pablo Picasso y su gusto por los relojes

El artista español fue un ávido coleccionista relojero, y dentro de sus relojes personales se encuentran piezas de Jaeger-LeCoultre, Patek Philippe y Rolex. Sin embargo estos Michael Z. Berger Co., cuentan con un valor adicional porque se sabe que los portó mientras pintaba.

Para conocer más detalles sobre la subasta, haz click aquí.

Síguenos en Instagram. 

Facebook Comenatarios



ESCRITO POR

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.



notas relacionadas