Despertar será un placer


 |  31 enero, 2013



Corum-Charge-dAffairesB-2013

Corum presenta una reinterpretación del modelo Chargé d’Affaires, lanzado originalmente en 1956. Este reloj despertador, que vuelve más contemporáneo que nunca, fascinará tanto a los apasionados de la mecánica como a los enamorados de los legados del tiempo.


Publicidad
Publicidad

Fundada en 1955, Corum se ha posicionado como una manufactura creadora de modelos míticos en la historia relojera. Ya en 2010, le había dado vida a dos piezas emblemáticas: el Golden Tube y el Chapeau chinois. Con este mismo espíritu, presentó al año siguiente una reedición del Grand Précis. Hoy, el modelo Chargé d’Affaires rinde homenaje a la colección Vintage. Este reloj, que figura en el primer catálogo de Corum, será reeditado de forma prácticamente idéntica para mayor alegría de los apasionados por los códigos estéticos del pasado.

Corum-Charge-dAffaires-2013Dotado de una reserva de marcha de 46 horas, este Chargé d’Affaires está equipado con un movimiento realmente excepcional. En efecto, se trata del mismo calibre que hacía palpitar el corazón del Chargé d’Affaires original de 1956. Este movimiento histórico ha sido íntegramente restaurado con las herramientas y técnicas de la época, pero respondiendo a todos los estándares de calidad y acabados actuales. El movimiento mecánico de cuerda manual CO 286 está dotado de dos barriletes, cada uno dispone de su propia corona de armado: una para la marcha de las agujas y otra para el despertador. Un dispositivo que permite ofrecer, además de las funciones horas, minutos y segundos centrales, una sonería con un timbre particularmente claro de más de doce segundos. Esta pequeña joya mecánica se puede admirar a través de su fondo abierto y revela la barreta de sonido que lleva grabada la mención “1956–Chargé d’Affaires–2012”.

El rostro de este guardatiempos, maravillosamente sobrio, rinde homenaje a la perfección estética de los relojes antiguos. La carátula plateada luce índices de las horas aplicadas; en cuanto al balizaje de los minutos, está delicadamente transferido al igual que la inscripción “Chargé d’Affaires”. Las agujas de forma dauphine recorren la carátula indicando las horas y los minutos, mientras la de los segundos tiene forma de bastón. La del despertador es muy fácil de reconocer por su punta en forma de flecha de color rojo.

La caja, de 38 mm de diámetro, ligeramente más grande que el modelo original, es la única infidelidad al modelo original. El Chargé d’Affaires es una edición limitada y numerada de 200 ejemplares: 150 en oro rosa 5N de 18 quilates y 50 en oro blanco de 18 quilates, ambos con brazalete de piel de cocodrilo negro con hebilla ardillón. Además, este reloj despertador es hermético hasta 30 metros.

Facebook Comenatarios



ESCRITO POR

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.


notas relacionadas

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe las noticias de Watches World en tu correo.

Muchas gracias por la suscripción!