The man, the driver and Montblanc: Davide Cerrato

Ser el Director de Relojería de Montblanc a nivel mundial requiere muchas habilidades, y al igual que el piloto de un Fórmula 1 debe conocer cada uno de los detalles de su auto, cada pista, cada vuelta, cada recta, el momento exacto de cambio de velocidades, saber trabajar en equipo, así como competir contra todos los que están en la pista, Davide lleva en sus manos el destino de la relojería que vemos en los múltiples puntos de contacto alrededor del mundo: Montblanc.

La labor no ha sido fácil, pues la Casa decidió incursionar de lleno en el terreno de la Alta Relojería suiza, y lo ha hecho con gran ímpetu mediante mecanismos únicos, y ha sido capaz de llevar a cabo lo que toda casa relojera ha soñado: producir todos sus componentes y tener el conocimiento interno para ejecutar aspectos como la espiral de un reloj, complicaciones como el tourbillon, o como bien sabemos, el “ExoTourbillón”. Gracias a todo ello, la Casa se ha legitimado hoy con más de 100 años en el mercado, y ha dedicado las últimas décadas a formar el gran equipo de sus dos sitios de producción en Suiza.

Mediante esta analogía, vemos que Davide Cerrato entiende tanto la pista, el auto, como la complejidad del negocio y sabe cómo ganar, pues ha observado a otros equipos y hoy en sus manos se encuentra aplicar la estrategia que ha planteado para ganar.

Esta charla la he tenido con él en el Festival de la Velocidad de Goodwood, una mañana cálida, en un jardín y con sus dos relojes lanzados en este evento, el mejor para quien conoce de autos, el foro que más ha crecido en los últimos 25 años, dirigido a los amantes del motor y a las compañías automotrices y del lujo.

Gracias a su estrategia, hoy Montblanc es el cronometrador en las etapas de competencia de la enigmática carrera en la colina de Goodwood. En uno de los ambientes que más le gustan, su sonrisa nos hace entender al verdadero hombre “Inspired by Performance”.

Watches World: ¿Cómo convenció a la empresa de lanzar Cappuccino aquí en Goodwood, y a qué obedece su color?

Davide Cerrato: Queríamos dedicar una edición especial limitada al Festival de Velocidad de Goodwood. Claramente, después de participar el año pasado en el evento, una dimensión vintage muy fuerte emerge de los coches de carreras que están aquí. Un aspecto muy interesante es que hay tanto coches modernos como coches vintage. Entonces, tomamos la decisión de trabajar con base en TimeWalker, en particular en el nuevo con el cronógrafo manufacturado que ya habíamos presentado en la versión Panda, y jugar con los colores para tener algo más vintage. Nos inclinamos por este color muy cálido que también combina muy bien con la temporada, con estar al aire libre. Es interesante, pues tenemos una sensación muy fuerte, cálida, vintage; pero en realidad nada es vintage en el modelo. El reloj tiene un diseño contemporáneo, la caja es muy nueva, es muy técnico, pero es la capacidad de combinar colores lo que te da esta emoción vintage.

 

WW: Cada año muchas personas visitan Goodwood, cientos de miles de asistentes este año y en los años pasados. ¿Cómo define, en su mente, si alguien le dice: quiero ir a Goodwood?

DC: Bueno, si en esta ocasión entraron 70,000 personas por día, en cuatro años el total es de 280,000. Para definirlo, diría que así como para el católico ir a una catedral como la de Lourdes o a su principal lugar religioso es fundamental, para el amante de los autos lo es venir a Goodwood.

Goodwood es uno de los tres eventos más importantes en el mundo de los autos, sin duda. Es una celebración fantástica, única, representativa de lo que es la pasión por los coches en todas sus expresiones. Es increíble. Tenemos las carreras, porque cualquier coche presentado aquí puede correr, pero también tenemos la belleza de coleccionar, pues todos los coches presentes son piezas únicas, con historias únicas. Está el placer de restaurar y renovar, porque aquí tenemos a todos los renovadores de chasis, especialistas en restauración y a los extraordinarios mecánicos que trabajan con el auto para mantener su buen funcionamiento. Tenemos a los coleccionistas y grandes subastas que cada año rompen nuevos récords. Tenemos a las marcas de automóviles que vienen a lanzar nuevos modelos.

También te puede interesar   Montblanc un espacio lleno de sentidos en Kuala Lumpur

Están los concesionarios de autos antiguos. Puedes comprar un antiguo AC Cobra, un BMW, o un Porsche. También se venden ropa y objetos conmemorativos. Verdaderamente, es el automovilismo deportivo y la pasión por los coches en su mejor versión.

WW: Los autos y las carreras también se tratan del cronometraje, y éste existe gracias a los relojes. Es una muy buena combinación con Montblanc.

¿A dónde cree que van los coches y los relojes? Porque los automóviles tecnológicamente avanzan hacia la era eléctrica. Por otro lado, los relojes evolucionan en su mecánica y para mantener el movimiento perpetuo. Entonces, ¿a dónde considera que va esto? Usted encabeza la relojería Montblanc, pero también es aficionado a los coches.

DC: Considero que lo que pasa en el ámbito de los coches, es lo mismo que pasa en el mundo de la relojería con los relojes inteligentes (smartwatches). Al principio todos decían: los relojes inteligentes van a acabar con los relojes tradicionales y la relojería mecánica. Y a fin de cuentas, lo que tenemos es que se convirtió en un fenómeno paralelo para gente diferente y a distintos precios. Creo que lo mismo ocurrirá con los coches. Está en crecimiento, pero será un fenómeno paralelo para las personas preocupadas por el medio ambiente, que se enfocarán más en la parte funcional de los coches.

Pero permanecerá la parte de coleccionar, la pasión por el petróleo, de quemar los neumáticos, porque es parte de la historia de la humanidad. Creo que la mayoría de los niños pasa gran parte de su infancia en el garaje, viendo los coches, soñando en construir… De pequeño pasé mucho tiempo dibujando e intentando, junto con mi hermano, encontrar la manera de construir un coche que pudiéramos diseñar nosotros mismos y que funcionara. No soy ingeniero, de manera que no estaba diseñando motores, pero sí el volante, la dirección, el chasis, etc. Es parte del sueño de la humanidad, algo que te permita avanzar, ir más rápido. Igual que el jetpack, ya sabe, volar es parte de lo mismo, o el buceo profundo, o ir muy rápido sobre la superficie del agua. Todo esto es lo que crea la emoción humana. De modo que creo que así seguiremos, pero espero ya no estar cuando esto se acabe. Sería un mundo verdaderamente triste.

 

WW: Pero ustedes también mueven infinidad de emociones a través de la relojería. ¿A dónde va a llegar Montblanc en la próxima década?

DC: El punto es que las personas de verdad puedan asociar y comprender que Montblanc es Minerva y Minerva es Montblanc, que utilizamos Minerva para elaborar los motores, el movimiento, y a Montblanc, para hacer todo lo demás. Que tenemos una larga historia y somos una marca de relojes muy legítima, que tenemos una expresión de relojes muy fuerte, pero también el movimiento y el diseño únicos. Que tenemos 160 años, y dentro de 10, serán 170 años de una historia de relojería fantástica, y que hemos sido una de las pocas marcas que realmente participó en la increíble exploración mental en términos de la medición del tiempo, periodos de tiempo cortos, la precisión y los relojes deportivos especializados, que en realidad son únicos. Así que somos más que legítimos para que nos consideren una elección. Y ahora, gracias a nuestro fabricante, nuestro conocimiento e historia, podemos sugerir relojes que son cada vez más interesantes.

WW: Entonces, para el final de esta década, en dos años Minerva y Montblanc serán uno.

También te puede interesar   Las letras se escriben con Meisterstück Le Petit Prince de Montblanc

DC: Exactamente, si logramos hacer una sola entidad de los dos, tendremos una insignia para entrar en el club de las marcas relojeras verdaderas.

WW: Para este tipo de fabricación de relojes que ustedes están intentando introducir, ¿cuáles serían las complicaciones que les gustaría ver en los relojes Montblanc?

DC: La complicación original, como la que incorporamos en Geosphere. Claramente, una de las cosas que necesitamos para obtener esta legitimidad es tener productos héroes, unos pocos que se asocien inmediatamente en la mente de nuestros clientes, que dirían: sí, los relojes Montblanc son este modelo. Evidentemente, Geosphere tiene el potencial para convertirse en uno de estos relojes, porque cuenta con una pantalla única, una carátula única, un movimiento único, da una hora mundial que es muy fácil de leer y posee un espíritu único y especial relacionado con las actividades al aire libre y las aventuras.

Ahora encontramos cada vez más este tipo de modelos y complicaciones únicos.

WW: En cuanto al diseño, dentro de 10 años creo que Montblanc va a hacer más declaraciones. Al final de este siglo van a recordare estos años de inicio, pero en cuanto al diseño ¿a dónde cree que va?

DC: Actualmente, estamos incorporando elementos clave de nuestra identidad. Muy a menudo uso la metáfora de escribir: primero necesitas la gramática, después puedes hacer las frases, con las frases puedes contar historias. En este momento estamos estableciendo la gramática en cuanto a qué es Montblanc en términos de diseño de relojes. Comenzamos con las frases, y dentro de 10 años podremos contar historias fantásticas y tendremos una identidad fuerte, como cuando miras la vitrina y ves 50 relojes diferentes de Montblanc. Incluso si son muy distintos entre sí, en realidad puedes sentir que es la misma marca la que habla. El lenguaje es el mismo. Es precisamente esto lo que estamos haciendo con TimeWalker, con este tipo de relojes; cuando los pones uno junto a otro en una bandeja, queda muy claro que es la misma marca la que está hablando.

WW: ¿Cuántas personas trabajan en Montblanc en el negocio de relojería hoy en día?

DC: Aproximadamente 150 personas. Todas en Suiza.

WW:  Y de estas personas, ¿cuántas trabajan en la producción?

DC: Digamos que el 80 por ciento lo hace en la producción, laboratorio y ensamblaje. Y aparte tenemos a los diseñadores, el desarrollo de producto, la comercialización del producto. Unas personas en finanzas, algunas en recursos humanos, y es todo.

WW: Hasta ahora, en el tiempo que lleva en Montblanc, ¿existe un reloj que no se elaboró, que no se pudo diseñar según sus ideas? ¿O un reloj que quiere que sea el próximo en la colección?

DC: No se lo puedo decir exactamente, de lo contrario, le revelaría lo que vendrá. Creo que tenemos una buena trayectoria. Este reloj se va a convertir en el icono. El Star Legacy Moonphase de 42 mm se está convirtiendo en un éxito absoluto en Asia. Es bastante sorprendente, porque es de 42 mm, un tamaño inusual para ese mercado y se aproxima más a lo que usamos aquí. En cuanto al TimeWalker, creo que el Panda se va a convertir en una referencia en la mente de las personas. Así que tenemos relojes fuertes, un diseño reconocible, incluso singulares combinaciones de colores en las correas. Con las correas NATO, en septiembre vamos a presentar un programa completo de correas que estarán disponibles en todas las boutiques. Entonces se podrá ir a una boutique y comprar solo una correa. Puede ser una correa NATO en diferentes colores, o una Alligator con el efecto esfumato. También las correas de pulsera en diferentes colores y formas. Todo esto en realidad enriquece la experiencia de personalización para los clientes.

Y en Villeret, estaremos renovando la arquitectura de la manufactura este verano. Vamos a crear un espacio de personalización para poder recibir al cliente y crear una variación única de un modelo existente.

También te puede interesar   Big Bang Unico Golf, el primer reloj mecánico del deporte rey de la precisión

WW: El verdadero lujo, es tener tu propio reloj. Si observa las colecciones actuales, ¿hay suficientes relojes? ¿Quiere menos referencias?

DC: Menos y menos. Vamos muy rápido por un esquema que llamo “cuatro + uno”. “Cuatro” se refiere a la dimensión. Tenemos deporte, clásicos, contemporáneos y vintage. Deporte contemporáneo es TimeWalker, deporte vintage es 1858; clásico contemporáneo es Star Legacy, y clásico vintage lo van a descubrir muy pronto. Y tenemos el  “+ uno”, que se refiere a la oferta para las mujeres, que hoy es Boheme; y lo que ofrecemos en Star Legacy, que es muy interesante por los  anillos de diamantes alrededor de la manecilla de segundo pequeña.

Es todo. Lo demás lo eliminaremos para tener una oferta simple, legible y fácil de comprender. Incluso, del lado vintage, en la colección 1858 empleamos el logo de los años 30, y en los demás utilizamos el logo contemporáneo. Todo muy claro. Nos enfocamos mucho en el esquema clave “cuatro + uno”.

WW: En este esquema “cuatro + uno”, ¿el Rally Timer todavía tiene una historia que contar, o solo fue un icono de 24 meses?

DC: En cada una de estas cuatro líneas clave, hay tres niveles del contenido técnico. De dos a cinco, que es el comercial: ETA y Selita. De cinco a 20, que es lo que llamamos Manufacture, es este tipo de movimiento industrial, pero interno, hecho por nosotros. Y más allá de 20 tenemos el movimiento de Minerva. En cada uno de “cuatro + uno” tenemos la expresión de los tres niveles. Entonces, claramente Rally Timer es el reloj de tercer nivel de alta gama de TimeWalker. También tenemos el Cronógrafo ExoTourbillon, que es Manufacture uno. En Star Legacy tenemos Rieussec, que es Manufacture, y ExoTourbillon Suspended, que es de alta gama. En 1858 tenemos estos relojes que son Manufacture, también el Crono Monopusher verde, y el reloj de bolsillo Exploration, que es de alta gama. Ahora cada línea se construye de esta manera.

WW ¿Hace ediciones especiales para países o eventos, o determinados aniversarios?

DC: Estamos empezando a hacer más de esto, sí, por supuesto. Por ejemplo, hicimos una edición especial de ExoTourbillon Slim Cancún para México. Hemos hecho y estamos haciendo relojes especiales.

WW: ¿Me podría platicar un poco sobre el futuro de la industria de la relojería?

DC: Espero que el futuro sea prometedor. Desafortunadamente, todavía estamos saliendo de una crisis seria, aún tenemos inventarios que están bajando, y está desacelerando un poco la tendencia positiva. Desde el punto de vista geográfico, el panorama es heterogéneo: Asia está en auge, Europa está sufriendo por la fortaleza del euro, los Estados Unidos están un poco en medio. Van a crecer a diferentes ritmos. Pero estoy seguro de que la industria va a volver a crecer. Veo a tantas personas enamoradas de los relojes, a los coleccionistas que persiguen los modelos como locos. Espero que el fenómeno de hacer copias entre las marcas vaya a disminuir, porque en realidad contamina la percepción del valor desde el punto de vista del cliente. Ha habido mucho de esto y espero que en un momento dado, esta tendencia vaya a disminuir.

Acerca de 

Fundador de Watches World y varias publicaciones impresas, programas de radio y televisión.
Ha escrito durante 14 años sobre relojería, entrevistando a los ejecutivos más notables y dueños de las casas relojeras.
Fundador de medios impresos dedicados a la relojería de alto nivel. Recurrente visitante de las famosas ferias relojeras de Ginebra y Basilea en Suiza.
Viajero incansable, periodista de vocación y amante de los autos, motocicletas y relojes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: