El espiral que podría cambiarlo todo en la relojería: TAG Heuer

Es bien conocido que el espiral es la pieza más difícil de lograr hacer, hay muchas manufacturas relojeras que elogian a quien sí puede hacer espirales, y hoy encontramos una innovadora solución por parte de TAG Heuer, una tecnología que podría cambiar para siempre el espiral. ¿Por qué lo menciono así? Porque conozco la dificultad del desarrollo de piezas y sobre todo de nuevos materiales, y el corazón de un reloj no es nada fácil de lograr con sus grados, números de vuelta, etcétera. Hoy, un espiral debe anteponerse al magnetismo, a la temperatura y conservar por siempre sus características de ampliación y disminución de diámetro, es básicamente lo que deja vivir al reloj. Hoy TAG Heuer en su laboratorio ha conseguido precisamente esto, un material que puede producir a escala, al que no le afecta el magnetismo, no varía en sus propiedades, no le afecta la temperatura y con ello puede dar vida a relojes mucho más exactos.  Es tal su impacto que este espiral se ha puesto de principio en un Tourbillon de TAG Heuer, dejándolo llegar al mercado en pocas cantidades, poco a poco podría saltar de piezas y, ¿por qué no? llegar a toda la gama de automáticos, déjeme pensar un poco más y vendérselo a muchas otras marcas dentro del grupo LVMH que tiene TAG Heuer, o fuera de él, aunque eso no lo sabemos.

Platicamos con el maestro del producto en la presentación de este reloj y nos ayuda a tener mucha más claridad, en cuanto a esta tecnología y su futuro. En su propia ciudad, pues habita en Ginebra, Guy Bove, quien ha pasado tiempo importante en marcas como IWC y Breitling, ahora tiene dos meses como director de producto y nos habla de este gran avance:

Están presentando una revolución para la industria relojera. ¿Nos explica en más detalle?

[GB]: Nuestro Director del Instituto de Investigación de Relojería Guy Sémon empezó a trabajar con este concepto hace cuatro años. Es un trabajo en diferentes frentes. Tenemos el concepto, tenemos el equipo para hacer las pruebas de las espirales y para elaborarlas. También, el diseño de las espirales para el volante. Se puede ver esta espiral por la primera vez en el Tourbillon Nanograph.

La tecnología es interesante. Es una espiral de carbono. La manera en la que el carbono se utiliza en nuestra espiral es única. Es un ensamblaje de partículas del carbono único en el mundo. No solo es único en la relojería, sino en todo el mundo.

También te puede interesar   Las joyas de Cartier de cara al SIHH 2017

Podemos explicar que el carbono en realidad es un gas, o ¿es un material? La idea subyacente es que ustedes unen las partículas.

[GB]: Unimos las partículas que se toman del gas en un equipo para el depósito químico mediante vapor (CVD machine). Básicamente tomamos las partículas del aire, las depositamos en una superficie y las hacemos crecer. Las depositamos sobre una superficie en una forma muy precisa. Es muy precisa porque, si vamos al inicio… Guy diseña una espiral perfecta para nuestro volante. Él puede diseñar una espiral perfecta para cualquier volante, es decir, no solo nuestras, sino también las que compramos. Porque no hacemos todos los movimientos, también compramos algunos.

Comenzamos con nuestro Chronograph, que en este caso es un Tourbillon de un minuto y el reloj tiene una frecuencia de 4 Hertz. Las principales tres limitaciones del diseño es la disponibilidad del espacio, la frecuencia, y la masa del volante, la cual es necesario compensar con la espiral y con esta tecnología lo logramos.

De hecho, en su latir también se adapta a la frecuencia, ya que es el resultado de la estimación. Digamos que queremos alcanzar 4 Hz. Y tenemos 1 cm de diámetro disponible. Y el volante pesa ciertos microgramos. La computadora hará las simulaciones hasta llegar a 4 Hz, con este volante, con este espacio disponible.

¿Cómo funciona la producción de la espiral?

[GB]: Tenemos una placa de silicio, que es perfectamente plana. Hay una máscara sobre esta placa. Esta máscara revela las espirales, en este caso, aproximadamente 300 al mismo tiempo. Aplicamos una cobertura especial sobre el silicio donde se encuentra la espiral. Lo colocamos en la máquina con la atmósfera adecuada. Básicamente, atrapamos el carbono de la atmósfera, el carbono se atrae hacia la placa, y crece en el lugar donde está la espiral. Así que crece como un bosque de los nanotubos. Tiene una organización natural.

Después, cambiamos la composición del gas, la temperatura (la subimos), el carbono en los nanotubos comienza a excitarse, y los electrones libres intentan sujetarse a las cosas para estabilizarse. La única cosa a la que puede sujetarse es el carbono en este gas. Así que tenemos los nanotubos rígidos de carbono, que es el material más fuerte que se puede encontrar. Es vacío, parece un bosque de los tubos. Y los huecos en los tubos se llenan con el carbono amorfo que proviene del gas en la segunda fase. Cuando se enfría, se hace una fusión de los nanotubos de carbono muy rígido, y el carbono amorfo. Es como el concreto con las varillas de refuerzo, pero en este caso las varillas también son de concreto, pero más duro.

También te puede interesar   Italia marca tendencias en VICENZAORO

Así que tenemos algo muy fuerte y extremadamente ligero. Está perfectamente diseñado para tener este balance, es antimagnético, a prueba de golpes. Como es tan ligero, no es muy sensible a la gravedad. Tiene el cronometraje similar en todas las posiciones.

En cuanto al diseño de la espiral, late de manera concéntrica. Es un ritmo muy regular. Nos da un alto grado de regularidad en el cronometraje.

Si ve una espiral de metal, por ejemplo, late de esta manera –señala un movimiento ovalado–, por la manera en la que se junta con el movimiento. Aquí es muy regular, por lo tanto, es mejor para la absorción de impactos, para la regularidad. Es un material muy fuerte, no se rompe, no se explota, ni se dobla. Creemos que es el futuro de las espirales.

Aparte, las únicas máquinas para producirlas están en nuestras oficinas. Hoy en día, TAG Heuer es uno de los muy pocos productores que pueden elaborar sus propias espirales. En general, la mayoría de los relojeros no pueden producir sus propias espirales. Normalmente se compran.

Hablando del carbono, ¿cuál es la ventaja en comparación con el silicio o con el hilo de diamante?

[GB]: Es mucho más ligero, y por lo tanto menos afectado por la gravedad. Es muy fuerte. Como es muy ligero, también es básicamente inmune a los impactos. En términos del diseño, creo que el proceso es bastante similar. También se puede elaborar la espiral del silicio.

Debido a las características del material, también tenemos bastante libertad para diseñar las formas. En este caso, se ve como una espiral normal. Pero no tiene que serlo. Podría ser una espiral cuadrada.

También te puede interesar   Jaeger-LeCoultre premia al Director chino Zhang Yimou en el 75º Festival de Cine en Venecia

¿Por qué desarrollaron este material para la espiral, y no para otras partes del reloj?

[GB]: Claro, vamos a ver en qué podemos aplicar la tecnología. Pero en términos del cronometraje, es el lugar más útil. Es el lugar crítico para el cronometraje en un reloj.

Mencionó que se pueden hacer 300 espirales al mismo tiempo. ¿Es la producción normal?

[GB]: Depende de cuántas máquinas tienes. El proceso puede ser industrializado. Toma aproximadamente 3 horas.

Esto puede implicar una revolución para los relojes TAG Heuer. ¿Trabaja en otras partes del reloj con este material?

[GB]: Hay que ver, hay que probar las espirales para asegurarse de que todo funciona. Esto es la fibra de carbono, se ve muy diferente. El carbono en la espiral se ve negra, pero no ves el brillo o el acabado. El carbono se ve muy liso, se ve perfecto. A veces en términos del diseño, quieres el efecto de la fibra. Es útil para ciertas cosas, y para otras no.

¿Cuál fue la razón para elegir Tourbillon para la espiral?

[GB]: Es un reloj visible. Las cantidades son más naturales para mostrar la tecnología, y para acostumbrarse a usarla. Producimos una cantidad bastante grande de tourbillones, no es una producción pequeña. Es TAG Heuer Carrera Heuer-02 Tourbillon Nanograph. Vamos a tener el nombre para esta tecnología, pero este reloj se llama Nanograph.

 

 

Guillermo Lira

Fundador de Watches World y varias publicaciones impresas, programas de radio y televisión.
Ha escrito durante 14 años sobre relojería, entrevistando a los ejecutivos más notables y dueños de las casas relojeras.
Fundador de medios impresos dedicados a la relojería de alto nivel. Recurrente visitante de las famosas ferias relojeras de Ginebra y Basilea en Suiza.
Viajero incansable, periodista de vocación y amante de los autos, motocicletas y relojes.

"Las opiniones de este artículo son responsabilidad de quien lo escribe. El director editorial responsable de este sitio es Guillermo Lira Plaza".

Leave a Reply