The Editor´s Seal 2017: Richard Mille RM 50–03

Mr. Richard Mille posee una colección de más de 100 vehículos vintage de carreras. De modo que a partir de la predilección de nuestro personaje por el motorsport, surge la colaboración con la Fórmula 1 y la siguiente frase como eslogan de la marca de relojes: A racing machine on the wrist.

McLaren

Esta escudería ejerció un alto impacto en la infancia de Richard Mille, desde que en 1966 Bruce McLaren hiciera su debut en la Fórmula 1, aunque también existe un valor común en la visión de las marcas. “No basta con tener un piloto hábil, sino que es necesario desarrollar un vehículo enfocado en ganar”.

A pesar de que el equipo se encuentra en un momento de transición, McLaren es una de las tres mejores escuderías de la historia. Por sus filas han pasado campeones mundiales como el mismo Ayrton Senna o Alain Prost, y ha logrado erigirse como un desarrollador de hiperdeportivos desde su sede en Woking.

Todo ello es consecuencia de una gran labor detrás de la conquista de podios, poles, títulos de pilotos y constructores, lo que conocemos como departamento de R&D, que busca aleaciones más ligeras, materiales más resistentes, turbocompresores más poderosos y aerodinámicas que puedan sacar ventaja por encima de otros.

Rm 50-03

En 2008 McLaren introdujo la fibra de grafeno, material de última tecnología también conocido como cristal carbono. En 2016 se firmó el contrato de colaboración con McLaren, con extensión de 10 años. Como resultado de ello nace el cronógrafo mecánico más ligero del mundo, pues el calibre pesa tan solo siete gramos, la totalidad de la pieza tiene un peso de 40 gramos y resiste 5000 GS de pruebas. La estructura de la caja es Graph TPT (carbón-grafeno).

Mecanismo

Platina y puentes: están desarrollados en titanio, con la parte superior de carbono TPT.

Perfil envolvente: se utiliza un sistema de ruedas inspirado en el deporte motor.

Tourbillon: tiene una típica forma en “V”, y se sujeta por ambos lados para mejorar la resistencia.

Indicadores: de reserva de marcha a la izquierda, y a la derecha el torque del cronógrafo.

Rattrapante: el mecanismo cuenta con más de 600 componentes.

Corona: posee un sistema de protección para no sobrecargar la pieza, y cuenta con función de posición para evitar confusiones. Se producirán 75 piezas con un valor de 980,000 francos suizos.

Sí, de alguna manera Richard Mille tiene el secreto para desarrollar una edición de casi 20 millones de pesos y encontrar 75 clientes en el mundo que están dispuestos a montar un hiperdeportivo relojero en su muñeca.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: