The Editor’s Seal 2017: Ladies First, la nueva dimensión del tiempo femenino

Las piezas que forman parte de esta exclusiva selección de Los Mejores Relojes 2017, sorprendieron por sus cualidades técnicas, estéticas y, sobre todo, por ganarse un lugar en la preferencia de uno de los jueces más exigentes que hay para la industria relojera: las mujeres.

En algunos casos se trata de relojes que celebran su permanencia a través de los años; en otros, son piezas personalizables –porque a las mujeres nos encanta ser únicas y diferentes–; otras, dejan de manifiesto su esencia romántica, y algunas más, se inclinan hacia un estilo contemporáneo, aunque debemos decir que los clásicos siguen encantando por su belleza atemporal. ¡Les invito a descubrirlas!

 

Patek Philippe

Ref. 5062 Aquanaut Luce Haute Joaillerie

En este 2017 Patek Philippe conmemora el 20 aniversario de su emblemática colección Aquanaut y para celebrar la ocasión, lanzó una serie de piezas entre las que destaca la dedicada al público femenino: Aquanaut Luce Haute Joaillerie, un reloj en oro rosa que reúne las más refinadas técnicas de engaste (invisible y nieve) y que incluye un movimiento mecánico de carga automática. La carátula, la caja, las asas y la hebilla del brazalete, están íntegramente engarzadas con diamantes de 25 tamaños y formas distintas que diseñan una geometría muy original. Tan solo en la carátula hay 160 diamantes redondos y 76 tipo baguette. Por si fuera poco, las agujas también están engastadas con seis diamantes baguette y con un brillante en el centro del agujero del cañón de las horas, lo que en sí también supone una proeza técnica y estética, como a las que nos tiene acostumbrados la marca ginebrina.

 

Rolex

Yacht-Master 40

El engastado multicolor de esta pieza es una de sus características estéticas más sobresalientes, y se debe a su bisel giratorio bidireccional adornado con zafiros multicolores, tsavoritas verdes y un diamante triangular en la posición de las 12 horas. Esta versión del Oyster Perpetual Yacht-Master 40, el reloj náutico de referencia de la marca, se presenta en oro Everose de 18 quilates y con carátula negra en acabado brillante. Además, está equipado con el innovador brazalete Oysterflex de elastómero desarrollado y patentado por Rolex. También cuenta con la certificación de Cronómetro Superlativo que garantiza un rendimiento excepcional.

El Yacht-Master 40 incorpora el calibre 3135, un movimiento mecánico de cuerda automática cuya arquitectura, fabricación e innovaciones le confieren una precisión y una fiabilidad extraordinarias.

 

Breguet

Reine de Naples Princesse 8965

La feminidad y audacia de este reloj nos deja sin palabras. Está inspirado en el primer reloj de pulsera creado por A. L. Breguet para Caroline Murat en 1810. La delicadeza de su caja ovalada en oro rosa de 43 x 34.95 mm, ligeramente arqueada, contrasta con los marcados y gráficos trazos de su carátula en nácar blanco con decoración guilloché. Curvada al igual que la caja, la carátula crea una sensación de profundidad que acentúa el efecto de sus protagonistas: dos grandes índices ubicados a las 6 y las 12 h en oro rosa.

El fondo de su caja de cristal de zafiro, nos permite admirar el movimiento mecánico de carga automática de calibre 591C. Además, conforme a la más fiel tradición relojera, su masa oscilante ha sido elaborada en oro macizo y con decoración guilloché  realizada a mano.

 

Cartier

Panthère de Cartier

El ícono nacido en los años 80 se encuentra más vigente que nunca. Considerada joya antes que reloj, Panthère representa la belleza, la audacia y la fuerza femenina, por eso se reinventa y este año se presenta con una extensa selección de referencias que emulan al diseño icónico original del siglo pasado. Disponibles en tallas mediana y pequeña (22 y 27 mm de diámetro), en oro amarillo, rosa y acero inoxidable.

Son piezas que combinan a la perfección el oro y el acero, aunque también hay propuestas en oro rosa con laca negra que invitan a pensar en la piel del emblemático felino. Finalmente, dos configuraciones en oro blanco y diamantes le robarán el aliento: una goza de un engaste perfecto con “manchas salvajes” color negro, mientras que la otra luce brillante, pero deja la carátula limpia a fin de mejorar la lectura. Todas están animadas por calibres de cuarzo, para una precisión suiza extraordinaria.

 

Bulgari

Serpenti

La fascinación de la poderosa serpiente parece que no se detiene. Este año se presenta con nuevas versiones que llegan para extender su encanto y abrazar la muñeca de la mujer contemporánea con correas intercambiables para lograr un alto nivel de personalización.

Este reloj cuenta con un movimiento de cuarzo, caja curvada de 27 mm en oro roda de 18 quilates, así como con una corona en oro rosa de 18 quilates con cabujón de rubelita rosa engastado. La carátula lacada luce un bello grabado guilloché soleil y está disponible en una gran variedad de tonos. La correa de dos vueltas es de piel de karung; sin embargo, cada reloj viene con una segunda correa del mismo material del color que el cliente elija.

 

Blancpain

Villeret Quantième Fases de Luna

Puro y atemporal, así define la marca al Quantième à Phase de Lune, digno representante de la colección Villeret. La carátula opalina de este modelo cuenta con agujas hoja macizas, un indicador de calendario por aguja y una fase de la Luna de zafiro.

El rostro de la Luna que corresponde al de la fase lunar en curso, se puede apreciar a través de una ventanilla. El indicador de las fases de la Luna está compuesto por una rueda de 59 dientes, de modo que el disco de las fases lunares incluye dos ciclos completos de 29.5 días. Por ello, la Luna está representada dos veces sobre el disco animado por dicha rueda.

El Villeret Quantième à Phase de Lune luce una caja de oro rojo de 29.20 mm de diámetro, coronada con un bisel ornamentado con 48 diamantes full-cut. Este reloj está impulsado por el movimiento de carga automática 913QL. Una pieza que evoca los vínculos ancestrales entre la relojería y la astronomía.

 

A. Lange & Söhne

Little Lange 1 Fases de Luna

El aura enigmática de la Luna escenificada en un reloj. Esta versión –que es 1.7 milímetros más pequeña que el Lange 1 Fases de Luna– destaca por el cálido brillo de su caja pulida de oro rojo que ofrece un seductor contraste con la carátula de oro, mediante un sutil grabado guilloché de color plateado. El disco de la Luna, con sus dos lunas de oro, es igualmente de color plateado, mientras que la complicación astronómica refleja con tal precisión el ciclo sinódico de la Luna, que la indicación solo tendrá que ser corregida un día al cabo de ¡122.6 años! El sutil concepto de color escalonado se complementa con la correa de piel de aligátor blanca, provista de una hebilla de oro rojo.

Entre las características técnicas del calibre de cuerda manual L121.2, basado en el calibre del Lange 1 presentado hace dos años, destaca el doble barrilete que posibilita una reserva de marcha de 72 horas. Por debajo del puente del volante grabado a mano, oscila el gran volante excéntrico con una espiral de fabricación propia.

 

Audemars Piguet

Royal Oak Frosted Gold

Cumplir cuatro décadas de existencia es un acontecimiento que merecía la creación de una pieza especial, y Audemars Piguet lo ha logrado mediante una colaboración con la diseñadora de joyas femeninas Carolina Bucci, el resultado: el Royal Oak Frosted Gold.  A este reloj no se le añadió ni quitó nada, solo se alteró la superficie del oro para hacerlo brillar cuando capta la luz, creando un efecto único y fascinante. El brillo se obtiene mediante un proceso inspirado en una antigua técnica florentina de martilleado: el oro se golpea con una herramienta dotada de una punta de diamante para crear minúsculos relieves en la superficie. Este elegante acabado produce un resplandeciente efecto “polvo de diamante”, similar al de las piedras preciosas.

Lograr esto requirió meses de pruebas para alterar la superficie del oro y lograr que el metal precioso resplandezca al captar la luz sin desvirtuar las líneas que dan forma al Royal Oak, el resultado es francamente deslumbrante.

 

TAG Heuer

Link Lady

Originalmente creado en 1987, este modelo ha logrado ser reconocido inmediatamente gracias a los eslabones en forma de S de su pulsera. Además de atractivo, este brazalete se ha convertido en una referencia de ergonomía y confort en la muñeca. La versión 2017 del Link Lady posee una pulsera que se integra por completo a la caja, de la que han desaparecido las asas.

Su peculiar caja está a medio camino entre la forma redonda y la de cojín debido a cuatro ángulos discretos. Las carátulas están disponibles en azul marino con acabado sol o con una capa de laca rosa que cubre con delicadeza el nácar. El fechador se ubica a las 3 h, mientras que los índices facetados pulidos o diamantes engastados completan el conjunto que cuenta con un movimiento de cuarzo.

 

Longines

Symphonette

Es un modelo que se concibió como una reinterpretación contemporánea de la elegancia atemporal que caracteriza a Longines. Su sello distintivo es el trazo ovalado de las cajas, aunque el sofisticado entramado de eslabones de los brazaletes y las carátulas le brinda un toque refinado. Cada elemento constituye una nota de esta sinfonía relojera armónicamente elaborada. En este modelo, la caja de acero de 21.90 x 34 mm, que ha sido engastada con diamantes, alberga un movimiento de cuarzo. Por su parte, la carátula en marquetería de nácar luce números árabes y matices rosados. Esta versión se presenta con una pulsera de acero y capas de oro rosa.

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: