Messika nos enseña su nueva colección en Peyrelongue Chronos

¿Qué es Messika? 

Es una de las marcas con mayor potencial de desarrollo en la industria de la joyería de alta gama. Surge –como tal– en el año 2005 producto de la visión de Valérie Messika, hija de André Messika, empresario especializado en la comercialización de piedras preciosas, específicamente diamantes.

André trató de disuadir a su hija a fin de proteger a su clientela de una competencia directa en la venta de joyería, no obstante la visión de Valérie buscó siempre un camino aparte, en donde los diamantes pudieran portarse diario, durante día y noche, y ofrecieran algo totalmente distinto a lo existente.

Valérie Messika se puso a dibujar y a crear colecciones con base en las raíces que dieron forma a su vida, desarrollando diferentes creaciones que se distinguen por tener un mensaje de dinamismo y contemporaneidad excepcional.

Hablamos de líneas como Move, un best seller internacional inspirado en los tres momentos del amor, y característico por tres diamantes situados en un mismo eje. De esta línea también se desprenden piezas desarrolladas en titanio enfocadas al público masculino. Glam Azone, cuya particularidad es la modularidad de las joyas, pues se pueden acoplar o dividir de acuerdo al momento del día-noche. Mi favorita es Angel, que nace de la casualidad, cuando Valérie dejó caer diamantes sobre una mesa y se formó la figura de un ala de ángel, cisne… Théa muestra un balance geométrico en donde las formas obedecen a la función para la que están pensadas. Diferentes épocas, monumentos y ciudades representativas del mundo cobran vida en las diferentes líneas, mientras que la comunicación social y la labor publicitaria es sumamente orgánica, al tratarse de Valérie, quien forma parte del círculo social en el que conviven las celebridades y personajes influyentes de la moda internacional.

Hoy Messika es una empresa que emplea más de 115 personas, y produce más de 6,000 piezas de joyería de manera anual. Está presente en cinco continentes y 55 países, con 350 puntos de venta a través de joyeros y boutiques monomarca, como su flagship store en el número 259 de Rue Saint-Honoré.

En México y Latinoamérica, Valérie Kull se hace cargo del mercado nacional y de la región, por lo que la marca está en las mejores manos de cara a un crecimiento que obedezca a la calidad del producto y al potencial operativo que tiene. Enhorabuena a Peyrelongue, que recibe a Messika y a todo su catálogo de producto.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: