Los 4 Fantásticos de Baselworld 2017

La exhibición más grande y robusta de la materia ha concluido, no obstante cada año “Basel” es recordado por un tema en específico y cada edición aporta algo distinto o determina un rumbo esencial en el que la horología habrá de conducirse.

El año pasado la conectividad y la relojería inteligente pusieron el foco en la reacción de los fabricantes suizos de relojes y su respuesta ante este fenómeno, y si bien los smartwatches comenzaron a dar de qué hablar hace un par de años con la llegada del Apple Watch, hoy en día hemos visto que –finalmente– los relojes conectados jamás competirán con la tradición de hacer piezas mecánicas llenas de historia.

Vintage Watches

A la par de las innovaciones técnicas, las piezas que celebran la creación de iconos en nuestra querida historia relojera reviven con nuevos bríos y capacidades gracias a la visión de los equipos de marketing para exhibir un valor inherente a las piezas de museo. Un sinfín de marcas recuperaron los códigos estéticos de sus grandes glorias pasadas para llevarlas al futuro, y ello responde a dos razonamientos básicos: el pasado siempre será mejor que el presente en la mente del consumidor, que responde de manera sentimental a aquello que no pudo comprar o que le recuerda una época en su vida. Quizá también a ese reloj que jamás se pudo comprar y al que hoy puede acceder gracias a su posición económica. También puede pensar en el reloj que utilizó su padre, o algún amigo y que siempre deseó heredar o poseer, y es que la publicidad funciona a partir de las emociones que genera en el consumidor.

A la par, las subastas de relojería están a la orden del día y, en opinión personal, no son casualidad, responden a una desaceleración en la compra de relojes por dos años consecutivos de acuerdo a las cifras oficiales. Quienes manejan este tipo de pujas conocen que el valor de un reloj mecánico puede ser conservado e incluso potenciado hacia los siguientes años siempre y cuando se compren referencias de manera inteligente, y en este sentido quien adquiere este tipo de bienes necesita conocer que está invirtiendo su dinero, no derrochándolo en objetos materiales que perderán el valor con los años.

Lo cierto es que a pesar de mirar relojes vintage en casi cada una de las marcas, lo más importante de esta edición de Baselworld ha sido la tecnología que se presenta como aliado principal de los fabricantes, pues hoy más que nunca esta industria debe conectarse con el futuro consumidor, un público que se conoce como millennial y que no tiene historia que le atrape con su pasado; no vivieron el nacimiento de Speedmaster, sino montaban un cuarzo en la muñeca o un reloj con calculadora sin conocer que existía la relojería mecánica. Consultan el tiempo en su teléfono celular y prefieren gastar en tecnología cambiante que se vuelve obsoleta en dos o tres años.

Finalmente comenzamos, con los ejemplos relojeros y las Casas desarrolladoras de estas innovaciones, visión que –seguramente– les brindará cierta ventaja en los siguientes años respecto a sus competidores.

Patek Philippe Aquanaut Travel Time Ref. 5650G Advanced Research 

Dos innovaciones fueron presentadas el día previo a la apertura de Baselworld. Producto del Advanced Research Program de la marca, la primera de éstas exhibe un nuevo sistema de activación a una complicación reemplazando el uso de pivotes tradicionales, mientras que el segundo desarrolla una geometría de espiral diferente que responde a una mejor estabilidad y resistencia contra los choques para una mejora en el rango diario de -1/+2 segundos diarios, sí, el reloj mecánico más preciso del planeta. Para comprender ello tenemos que mirar el pasado de Patek Philippe en la división de investigación, pues fue pionera en el empleo del silicio y actualmente varios de sus relojes de producción regular están equipados con rueda de escape de dióxido de silicio (Silinvar) y espiral hecha de este mismo componente a partir de un proceso conocido como DRIE (Deep Reactive Ion Etching).

Sin embargo en este caso apuntamos a un desarrollo que modifica el mecanismo que manipula la complicación de GMT en la referencia Aquanaut 5650, esta pieza está construida completamente en acero y el proceso es realmente el que determina la innovación. El resultado es una eliminación de aceites para esta gestión, además de hacer más eficiente la construcción de este mecanismo: 12 piezas vs 37 tradicionales.

En cuanto a la segunda innovación encontramos una espiral Spiromax desarrollada de una manera verdaderamente brillante: la nueva geometría duplica la precisión gracias a que el centro de gravedad de la espiral coincidirá siempre con el centro de gravedad del balance, con ello el isocronismo es estable, tanto como el rate de precisión de -1/+2 segundos diarios.

Longines Conquest V.H.P.

Pocos miran el cuarzo como una solución a futuro, muchas Casas relojeras se concentran en mejorar la precisión de la relojería mecánica, pero Longines no pretende competir en esta dirección, su precio promedio no le permitiría hacer frente –por el momento– a Casas como Rolex y Omega, por ejemplo. Pero su legitimidad en la cronometría deportiva lo lleva a explorar otro terreno, ofreciendo un extraordinario mecanismo que recibe un sistema electrónico para confirmarse como una pieza de precisión magnífica: +/-5 segundos anuales. Adicionalmente es capaz de reiniciar las agujas posterior a la exposición a un campo magnético o después de un choque, todo gracias a un sistema de detección de posición de rodaje (DPR).  Estas ventajas que le confieren una precisión extrema y básicamente inalterable, además se añade una pila de larga duración, así como un sistema de calendario perpetuo, es decir, el fechador hará diferencia en cada día del mes teniendo conocimiento de los cambios en febrero y en meses de 30 y 31 días.

 

TAG Heuer Connected Modular 45 

Es una realidad la visión de la marca en cuanto a la producción de una caja modular, uno de los primeros pasos bajo la visión de Jean-Claude Biver como CEO de la Casa. Con su Heuer 01 aplaudíamos la construcción de una caja de 12 elementos completamente personalizable, y con su Connected de primera generación vimos potencial para vencer a la obsolescencia de un reloj conectado. Pero en esta ocasión la virtud es poder tener un reloj mecánico e incluso un tourbillon en el mismo reloj gracias a la construcción de módulos: conectado, tres manecillas y torbellino. Adicionalmente las configuraciones para este nuevo Connected llegan a 56 posibilidades y construcción Swiss Made. Guy Sémon detrás de este desarrollo tiene un as bajo la manga que le propondrá como uno de los genios relojeros más aplaudidos de todos los tiempos.

Zenith Defy El Primero 21

Fue en 1969 cuando Zenith cambió la relojería gracias a su alta frecuencia, no obstante la visión de Jean-Claude Biver a cargo de Zenith busca dar el siguiente paso. Si bien un calibre El Primero tiene –por definición– la posibilidad de mostrar la décima de segundo, Defy El Primero aumenta la frecuencia para llegar a la centésima. Dos reguladores fabricados en composite de nanotubos de carbono, nuevo material patentado. Un mecanismo de rueda de pilares automático integrado que late a la elevada frecuencia de 36.000 alternancias/hora (5 Hz), se conjuga con un segundo regulador que vibra a 50 Hz, de modo que es 10 veces más rápido y más preciso que su ilustre predecesor para hacer “volar” a la trotadora a razón de una vuelta a la carátula por segundo. Debido al consumo energético este Defy El Primero 21 está equipado con su propio barrilete: uno para la hora y la otro para el cronógrafo, cada uno tiene su propia transmisión y sistema de escape y no existe embrague de acoplamiento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Como instrumento de precisión que ha sido siempre, el movimiento automático del reloj está certificado como cronómetro por el COSC y presenta una reserva de marcha de 50 horas, además de una autonomía de 50 minutos para el cronógrafo de las centésimas de segundo.

Postdata: Zenith desvelará un “game changer” a mitad de año, producto de la sapiencia y genio de Guy Sémon, pero al ser información concedida de manera previa a Watches World por el propio ingeniero, no podemos comentar más al respecto.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: