HUBLOT calienta el invierno…

Estamos en Ginebra y, en este momento, digamos que la temperatura no es  la más amigable. No obstante, la vena periodística se calienta con producto nuevo, año modelo 2016, como diríamos en la industria automotriz, y pese a que la atención del mundo relojero está centrada en el SIHH, Hublot tiene algo que decir…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

MP-05 LaFerrari Sapphire

El dominio de los materiales posibilita la expresión completa de la mecánica de esta pieza maestra, coronada por un torbellino colocado en posición vertical. Su reserva de marcha es un hito en la relojería: 50 horas, mientras que sus 11 barriletes se cargan mediante la utilización de una herramienta especial.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Big Bang Broderie

No muchos apostaban por el éxito de esta pieza inspirada en los bordados de Saint-Gall. Dichos telares y trabajo artesanal, hacen click perfecto con el arte de la seducción y la feminidad, es por ello que nuevos patrones surten el “guardarropa” de las mujeres Hublot, además de lanzar para el mundo el nuevo Broderie Skull Candy, inspirado en la celebración mexicana de El Día de los Muertos.

Hublot-Big Bang Unico Bi-Retrograde Chronograph

Big Bang Unico Bi-Retrograde Chronograph

¡Hublot ama el fútbol, y el fútbol ama a Hublot! Dos referencias creadas de cara a las competencias más importantes de este deporte en Europa. La UEFA Euro 2016, y la UEFA Champions League, contrato firmado por tres años, se benefician del patrocinio que la marca relojera suiza sostiene con el organismo regente del balompié europeo. Su movimiento bi-retrógrado, brinda la oportunidad de contabilizar los tiempos inherentes a esta disciplina.

Hublot-ClassicFusion

Classic Fusion 

En diferentes tallas y funciones, el best-seller de la marca, exhibe las bondades de un diseño inspirado en las embarcaciones del mar, pero revitalizado mediante un juego de tonalidades entre el antracita, tendencia cromática de este año, y el oro, o el acero.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: