Baselworld 2017: Rado Portraits of time

“Lucir un Rado constituye una auténtica declaración de independencia para aquellas personas que se permiten ser diferentes, expresarse y dedicar tiempo a empaparse de la grandeza del diseño. En definitiva, de los amantes del buen gusto”. Lidewij Edelkoort

Lidewij Edelkoort.

Consciente de que satisfacer el gusto de las nuevas generaciones es uno de los retos más fuertes que enfrenta la relojería en la actualidad, Rado ha decidido dar un paso importante e imaginativo. Su más reciente colección –presentada en el mejor escaparate para hacerlo: Baselworld–, da muestra de los más exclusivos estilos conservando su factor diferenciador: la cerámica de alta tecnología, considerada el material perfecto para elaborar relojes de belleza eterna. Pero, ¿cómo logró Rado determinar estos estilos? Con la ayuda de Lidewij Edelkoort, una famosa analista de tendencias. Su análisis, denominado Retratos del tiempo, quedó plasmado en un lookbook en el que deja claro que los nuevos relojes de Rado son la personificación de cuatro declaraciones concretas de estilo propuestas por ella misma, cuatro atmósferas de estilo dispar, en las que se incluyen cautivadores retratos y bodegones.

Poesía, recuerdos, confort y diseño

Edelkoort definió cuatro tendencias: poesía, recuerdos, confort y diseño, que se centran alrededor de la calidad, la durabilidad y el descubrimiento del estilo personal. Por ejemplo, la colección True Thinline Colours encarna el espíritu poético con cuatro relojes que brillan como auténticas joyas y combinan a la perfección con el vocabulario artístico.

Los recuerdos vuelven a la vida gracias a los relojes de estilo clásico, como el atrevido HyperChrome 1616 de diseño retro.

El DiaMaster Grande Seconde simboliza el confort: la retirada a la comodidad del entorno hogareño, tal y como transmite el sutil aspecto masculino de estos relojes.

El diseño también se convierte en un foco de atención gracias a una serie de diseñadores internacionales que emplean diversas combinaciones de materiales (a las que añaden su particular visión personal) para crear ediciones especiales del Rado True.

Esto y más es lo que poco a poco iremos develando de Rado en este espacio.

“Lucir un Rado constituye una auténtica declaración de independencia para aquellas personas que se permiten ser diferentes, expresarse y dedicar tiempo a empaparse de la grandeza del diseño. En definitiva, de los amantes del buen gusto”.

 Lidewij Edelkoort

 

Guardar

Guardar

Guardar

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: