s

Jaeger-LeCoultre y Casa Fagliano, dos historias que hacen vibrar nuestra muñeca

Agradecido de poder conocer a la familia Fagliano en mi visita periodística a Buenos Aires para vivir el Abierto Argentino de Polo durante la celebración de los 85 años de Reverso… Fagliano nace de una familia de provenientes de inmigrantes italianos llegados a Argentina hace más de 100 años. Los Fagliano se establecieron en el barrio de Hurlingham, Buenos Aires y desarrollaron su taller de peletería en la calle Tambo Nuevo. Con el paso de los años fueron reconocidos com artesanos de –principalmente– botas para la práctica del polo.

Jaeger-LeCoultre también relata una historia familiar, que ligó el apellido LeCoultre al de Jaeger para desarrollar una clase de relojería suiza maravillosa y así, con un “reverso” que las liga JLC y Fagliano han colaborado en tiempos recientes para generar un artículo lleno de historia y valores únicos.

Unidos al derecho y al reverso…

El Reverso de Jaeger-LeCoultre fue presentado en 1931 como un instrumento que respondía a la necesidad de los polistas de la época para proteger su reloj. Su caja pivotante patentada ha sido caso de múltiples ediciones y hogar de las mayores complicaciones relojeras, no obstante en esta ocasión se presenta Reverso Tribute Duoface, como la segunda colaboración entre Fagliano y Jaeger-LeCoultre.

Duoface

Es básicamente un segundo huso horario que hace uso de la condición principal del Reverso para exhibir un “GMT”, pero con dos carátulas totalmente diferentes. Esta pieza luce una caja de oro rosa de 18 quilates y una carátula antracita dotada de agujas Dauphine con índices a juego aplicados. Sin embargo, al darle vuelta encontraremos un dial plateado decorado con un patrón guilloché Clous de Paris. El calibre que da vida a la pieza es el 854/2 de remonte manual y frecuencia de 3 Hz, el cual entregará 42 horas de autonomía con toda la cuerda dada. La magia de Fagliano abrazará todas y cada una de las 100 piezas de Edición Limitada al pulso del mismo número de afortunados, gracias a una correa de piel “cordovan” bicolor Casa Fagliano Edition, un cuero único creado y elaborado por los artesanos de la Casa argentina.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: