Chronoswiss Timemaster Cronógrafo GMT

El segundo huso horario es la herramienta perfecta para el viajero frecuente, y en este sentido Chronoswiss exhibe una increíble complicación desarrollada bajo los códigos deportivos de su línea Timemaster.

El Timemaster Cronógrafo GMT- agrega este año la indicación de segunda zona horaria- ofreciendo a los aficionados nostálgicos del deporte una perfecta orientación de todo el mundo, en un solo vistazo. Este cronógrafo automático puede ser visto como la evolución del Timemaster Cronógrafo con Fecha , incluye una manecilla roja brillante para la indicación GMT que se muestra sobre el bisel con la división de 24 horas que permite que la segunda zona horaria pueda ser leída fácilmente, convirtiéndolo en un socio útil para viajes de negocios y de placer.

El negro es belleza, es por eso que la línea Timemaster está disponible en dos combinaciones en done predomina el color negro: una carátula negra rodeada por una caja de acero inoxidable y contrastando con unos numerales luminosos y unas manecillas con inserto de Super-LumiNova. Alternativamente, también se presenta una versión con caja de acero con recubrimiento DLC (Diamante como Carbono). Ambas versiones cuentan con una carátula con diseño muy depurado y utilizan un rojo brillante como efecto especial en el GMT del nombre del modelo, además presenta un diseño especial en su manecilla para esta función.

La conexión perfecta está garantizada por una nueva correa totalmente hecha en caucho de gran calidad, que se integra a la caja por medio de un sistema innovador de asas que es extremadamente seguro y con una estética muy exclusiva. Se trata de un deportivo trotamundos El Timemaster Cronógrafo GMT con segunda zona horaria y fechador, tiene además una resistencia al agua de hasta 10 atmósferas, permaneciendo como un sencillo y gran compañero de viaje no solo en tierra y aire sino también en agua.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: