TAG Heuer – Pre Baselworld

Bienvenidos a una nueva conjugación del tiempo pasado, en el futuro… Baselworld trae noticias año con año, pero en el caso de TAG Heuer nos sorprende lo bien que han reinterpretado el diseño TAG HEUER tan particular de los modelos legendarios Carrera, tal parece que estamos recibiendo información en en la década de los 60, pero no, sus prestaciones nos invitan a abrazar el pasado en el tiempo futuro, y es que en la década de los 60 no contábamos con cristales de zafiro, tampoco con la tecnología de hermeticidad que poseen los nuevos Carrera, pero sí con el inicio de la leyenda, un diseño sumamente racing, pero elegante y atractivo para el hombre que gusta pisar el acelerador…

TAG Heuer Carrera 2015 nos trae un par de novedades pre-Baselworld, la feria de relojería más amplia del planeta, de la cual “TAG” ha participado en reiteradas ocasiones con la develación de sus productos: Monaco, Autavia, Link, Aquaracer, Formula 1, en fin, su papel es protagónico, y hoy lo ha refrendado con el Carrera Calibre 6 y el Carrera Calibre 18.

Ambos son desarrollados en caja de acero de 39 mm al más puro estilo vintage, además de ser animado por el “todoterreno” Calibre 6, que late a una frecuencia de 28,800 a/h y lo seguirá haciendo durante 44 horas. TAG HEUER Este motor está certificado por COSC como cronómetro, asimismo, la estética recupera por completo la del modelo original de 1963, utilizando un toque rojo en la subcarátula para los segundos, que jugará a favor del conjunto gracias a la periferia de color azul en el dial, finalmente, la apertura para la fecha se sitúa en punto de las 6 h, al tiempo que la pieza se abraza a la muñeca mediante una correa de cuero perforado color azul.

Ahora bien, en el caso del cronógrafo, Carrera Calibre 18, mencionamos que está basado en el diseño original de la emblemática serie develada por Jack Heuer, siendo muy próximo al doble contador de los 60 altamente apreciado por los coleccionistas del planeta. Un par de subcarátulas se posicionan a las 9 y a las 3 horas, mientras que la trotadora parte del centro gracias a una aguja color antracita. Asimismo, el crono cuenta con una escala telemétrica, que ayuda a medir la distancia del fuego en una batalla de artillería basándose en la velocidad del sonido, y a pesar de que afortunadamente gozamos momentos de paz, podemos medir los kilómetros de separación entre sitio donde cayó el rayo gracias a su estruendoso sonido y a nuestro Carrera Calibre 18. Finalmente la pieza late a 28,800 a/h y cuenta con un fondo de cristal de zafiro para admirar el movimiento de carga automática.

Ya nos lo había prometido Jean-Claude Biver, CEO de TAG Heuer, la leyenda del racing y el espíritu Carrera regresa más fuerte que nunca, para muestra un botón, le invito a mirar la galería de las piezas originales de la serie aquí… #DontCrackUnderPressure.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: