Haciendo historia, Breguet sigue innovando

Sin duda una de las colecciones más acertadas es la de Breguet, y es que en Baselworld nos ha sorprendido de excelente manera, no solo por lo que ya conocíamos que se presentaría, extensión en su línea Tradition, sino por la técnica de un par de referencias que revolucionan la acción del cronógrafo y la de la repetición de minutos.

Tradition 7077 Independent Chronograph

Breguet Baselworld 2015

La revolución del mecanismo de cronógrafo independiente y autónomo ha llegado, ¿y cómo es eso se preguntará usted?. Resulta que los relojeros de Breguet se dieron a la tarea de independizar al módulo del cronógrafo y plantear una solución paralela que corre a alta frecuencia, una diferente a la del reloj en general: el mecanismo del reloj, calibre 580DR, late a 4 Hz, mientras que el sistema de cronógrafo es un “reciclador de energía” inspirado en la histórica referencia 4009 de la Casa. Un ingenioso sistema que no pierde el impulso-fuerza que el usuario ejerce en el pulsador para arrancar el crono.

En un sistema tradicional, con embrague y rueda de pilares, la acción pulsante de inicio del crono únicamente acciona el mecanismo que, a su vez, obtendrá la energía del barrilete del movimiento y latirá a la frecuencia del reloj, mientras que al detenerse habrá marcado la medición, pero requerirá de energía del muelle real restándole reserva de marcha al conjunto. En esta ocasión, el cronógrafo cuenta con total independencia al calibre de horas minutos y segundos 580DR con 50 horas de autonomía a una frecuencia de 3 Hz, por lo que el beneficio principal es la conservación de la energía, y que la medición del tiempo es imperturbable tras la ejecución del cronógrafo. Así pues imagine un sistema que conecta la acción del iniciador del crono con el stop y reset del mismo, y que al ejecutarlo la espiral del órgano regulador del cronógrafo acumule la energía que usted imprimió para presionar el pulsador, pues ésta alcanza, con este sistema, a accionar al cronógrafo de manera instantánea a una frecuencia de 5 Hz (36,000) durante 20 minutos, una cantidad “de combustible” extraordinaria para la medición de tiempos menores o iguales a este lapso de tiempo. El trabajo se ha llevado cuatro años de desarrollo, y de acuerdo a la línea Tradition de Breguet, la pieza no solo es funcional y precisa, sino extremadamente bella y RELOJERA.

Tradition 7087 Minute Repeater Tourbillon 

Breguet Baselworld 2015

Desarrollado en diámetro de 44 mm y con calibre automático de 80 horas de autonomía mediante un solo barrilete, posibles gracias a un rotor periférico bidireccional de platino, la repetición se reinventa gracias a la innovación de fusionar al gong directamente con el bisel, que a su vez está en comunión con el cristal de zafiro, lo cual al recibir el golpeo lineal de los martillos comenzará una secuencia de repique de: horas, cuartos y minutos, y sumará una nota cuando el reloj resuene dos o tres cuartos de hora, a fin de ayudar al portador del mismo a registrar mejor el conteo del tiempo mediante el sonido. Para realizar dichas acciones se debe hacer uso de la máxima tecnología disponible en Breguet, es por ello que la rueda de balance gestiona el movimiento de una espiral de silicio Breguet que, a su vez, libera la energía a un escape de silicio de masa disminuida para perder lo mínimo de energía.

El motor latirá a 4 Hz, mientras que al accionar la repetición se cuenta con un sistema diferencial que convierte la moción horizontal en vertical, asegurando que no se pierda la energía y mejorando la calidad del sonido. Un instrumento que ha sido pensado para representar el pináculo de la horología creativa y que cuenta con un sistema patentado a fin de que el “armado” de la repetición no salga al exterior previo al disfrute del sonido, debido a que este tipo de complicación es accionada por un cilindro del resorte. Si el barril es simplemente conectado a una sonería, el efecto de la disminución de la fuerza del muelle sería una desaceleración en el ritmo de la resonancia musical a medida de la descarga, por lo que el método común para contrarrestar este fenómeno es la construcción de un regulador que se inserta en el tren de alimentación de la sonería. Sin embargo, un regulador que está construido con componentes giratorios emite un sonido propio que irrumpe en la melodía de la repetición. Para superar este factor, Breguet inventó un regulador silencioso gracias a una tecnología de imanes jamás vista en los relojes de pulso. Esta es una de las ocho innovaciones que Breguet ha incorporado a esta referencia, mientras que cinco de ellas han sido desarrolladas específicamente para la pieza.

Finalmente, debemos mencionar que hemos tenido el privilegio de atender a una lección de cómo hacer relojería, y que como alumnos de escuela hemos decidido abundar a profundidad en nuestras diferentes plataformas con respecto a esta dualidad de obras maestras. Felicidades a Breguet por continuar empujando los límites de la relojería tradicional hacia innovaciones que el mismo genio “ALB” hubiera estado gustoso de firmar, y enhorabuena a los relojeros de la familia, quienes fungen como motores de la creatividad horológica al ser determinantes en este par de proyectos.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: