H3 de HYT, indicación lineal del tiempo Baselworld2015

El capítulo tres de HYT ha llegado y se presenta en Baselworld 2015, y es que era de esperar que a partir de la inclusión como jefe de alta relojería y R&D, estamos hablando de Dominique Renaud, los frutos vinieran con este carácter y en este apartado, no obstante ¿qué hacer con la tecnología desarrollada a partir de la indicación del tiempo mediante fluidos?

Bueno, previo al lanzamiento del H3, debemos recordar al famosísimo “Iron Man”, o sea el Skull, que ocupa el movimiento del H1 desarrollado en conjunto con Jean-François Mojon, para conocer más sobre este instrumento cadavérico haga click aquí:

Ahora bien, pasando al tercer mecanismo de la marca de cara a Basel, HYT ha desarrollado un instrumento que regresa a la indicación básica del tiempo, con un motor exclusivo con calibre HYT desarrollado por la gloriosa mancuerna Giulio Papi – Dominique Renaud, que late a 21,600 a/h, equivalencia a 3 Hz y cuenta con sistema de remonte manual para una autonomía de 7 días (170 horas), además de contar con decoración de alta relojería.

Esta pieza posibilita la indicación de las horas mediante a fluido lineal y retrógrado, mientras que los minutos se ejecutan de la misma manera pero por aguja y se continúa la información con el indicador de posición de la corona (T-N-W), el indicador de la reserva al anverso de la pieza y, un pulsador rota las horas a demanda. La pieza está limitada a una serie de 25 piezas, mientras que su extensión no se guarda nada: 62 X 41 mm y 16 mm más de perfil. ¿Cómo funciona? Mire el siguiente video y disfrute de la máxima ingeniería, ahora ya con complicaciones HYT.

Hace algunos meses tuvimos la oportunidad de contar con las palabras de Vincent Perriard con respecto al futuro de la marca, él nos habló del presente y de la amplísima demanda que los coleccionistas mostraban por sus piezas, por ello pudieron lanzar diferentes configuraciones de sus dos anteriores movimientos, no obstante las horas y minutos protagonizaban a los mismos, pero hoy se cumplió lo que prometía Mr. Perriard, la inclusión de complicaciones para mostrar, meta que ha sido conquistada con acento de mecánica excepcional.

HYT

Con el H3, la marca está deconstruyendo tiempo y reconstruirlo en torno a su principio fundacional: dos fuelles inyectables un fluido que se mueve para mostrar la hora. En el sentido práctico no hay mediodía y no hay agujas. El H3 desarrollado por HYT y sus socios ha logrado crear un reloj con una arquitectura muy compleja. Uno de los principales desafíos que yacía en el mecanizado de la caja y el cristal de zafiro. Cuando llegó al movimiento, uno de los pasos más delicados en la creación de la H3 involucrados recuperar la energía proporcionada en el movimiento retrógrado, que luego alimenta la rotación semi-instantánea de marcación del reloj.

Como en todos los instrumentos de HYT, dos líquidos luchan para posibilitar la indicación del tiempo, uno teñido y el otro completamente transparente, lo que será animado por la “interfase” mecánica de presión mediante pistones, ahora bien, este tipo de solución ya es dominio de HYT, por lo que la complejidad de esta pieza fue mostrar de manera lineal el tiempo en 24 horas del día, pero ¿se imagina usted un instrumento de 248 mm de diámetro?, ¿no verdad? HYT tampoco, por lo que la solución fue fragmentar en secuencias de 6 horas un eje que rota para indicar el momento del día en el que se vive, es decir, el líquido avanza para indicar del 0 – 5 h, por lo que cuando se llega a esta medida, el líquido comienza a retroceder y simultáneamente los indicadores cambian para mostrar una regla que corre del 6 al 11, luego del 12 al 17 y, finalmente hasta el 23 para retornar al 0.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La aguja de minutos no tiene complicación, va de 0 – 60 y regresa de manera instantánea, mientras que la energía es mostrada al anverso y su volante situado en la esquina inferior izquierda muestra un ballet futurístico del tiempo, aplausos para HYT y para su departamento de alta relojería, excelente propuesta.

 

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: