Un “L.U.C” muy atractivo: 1963

¿Cómo se vería un reloj que se inspira en los guardatiempos de bolsillo y exhibe la precisión de un cronómetro? Éste es el nuevo look de Chopard, que busca reinterpretar una estética y funcionalidad que ha generado mercado y deseo por hacerse de una pieza con alto valor relojero, tanto para coleccionistas como para entusiastas de la buena relojería.

L.U.C 1963 de Chopard // Movimiento: mecánico de cuerda manual / Calibre: L.U.C-63.01-L /  Frecuencia: 28,800 a/h / Reserva de marcha: 60 horas *certificado COSC y Punzón de Ginebra / Funciones: horas, minutos y segundos / Caja: 44 m de oro rosa / Cristal: de zafiro por ambos lados / Carátula: blanca tipo porcelana y agujas doradas tipo dauphine; segundero pequeño a las 9 h / Correa: de piel de cocodrilo color coñac / Edición Limitada a 50 piezas de oro rosa y 50 más de platino.

L.U.C 1963 de Chopard // Movimiento: mecánico de cuerda manual / Calibre: L.U.C-63.01-L / Frecuencia: 28,800 a/h / Reserva de marcha: 60 horas *certificado COSC y Punzón de Ginebra / Funciones: horas, minutos y segundos / Caja: 44 m de oro rosa / Cristal: de zafiro por ambos lados / Carátula: blanca tipo porcelana y agujas doradas tipo dauphine; segundero pequeño a las 9 h / Correa: de piel de cocodrilo color coñac / Edición Limitada a 50 piezas de oro rosa y 50 más de platino.

El contenido horológico– inherente a la precisión de un cronómetro– sumado a la estética de un reloj de bolsillo, representan una época maestra en la creación y el desarrollo de la disciplina del tiempo y la pericia de quienes desean  cuantificarlo con exactitud. Este año, Chopard da rienda suelta a la creación en la colección L.U.C, y desencadena un nivel de inventiva clásico, elegante y funcional, pero sobre todo que presume la herencia histórica del relojero sin perder de vista los códigos de diseño de la manufactura.

El nuevo L.U.C no es solo una pieza de relojería fina, sino un reloj que rinde homenaje a la búsqueda de la precisión constante, misma que permanece en el ADN de la casa, que es galardonada con los prestigiosos sellos: C.O.S.C y Poinçon de Genève. Esta pieza no es la excepción, pero además integra un diseño sumamente práctico y elegante: la carátula blanca es  de tipo porcelana, traslúcida y pura, mientras que el segundero –descentrado a las 9h– nos recuerda la “cara” de los relojes de bolsillo. Sus agujas tipo dauphine hacen juego con los números romanos negros y la minutería en vía de ferrocarril hacen referencia directa a los cronómetros de la belle epoque. Animado por el movimiento mecánico de carga manual: L.U.C 63.01-L, que es una variante reducida del calibre L.U.C 06.01-L, dicho motor cuenta con 38 mm de diámetro, sin embargo, sigue siendo sencillo en cuanto a su concepción arquitectónica dictada por la ausencia de complicaciones, debido a los cánones de la línea.

Igualmente, el calibre recibe acabados superiores a los de la mayoría: Côtes de Genève, perlage, achaflanado y un bi-tono que realza las dimensiones del movimiento. El L.U.C 1963 será producido en edición especial limitada a 50 ejemplares, por lo que nuestra recomendación es que la pida “desde ya” a su joyero de confianza o punto de venta.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

One Comment

  1. Eduardo 24 enero, 2014

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: