s

Tourbillon 24 Secondes Contemporain – ahora en titanio

Para poner en contexto debemos retomar un poco de la historia y ADN de Greubel Forsey, una firma creada en el año 2004, que surgió con la idea reinterpretar el tourbillon con el fin de concederle un uso práctico y efectivo dentro de la relojería contemporánea. Hace un par de años (2011), Robert Greubel y Stephen Forsey fueron galardonados con el “International Chronometry Competition” por el museo de la relojería de Le Locle, la pieza que presentaron y acreedora del mismo fue un particular torbellino por partida doble, colocado a 30°, dicha posición asimétrica elevada al cuadrado, compensa de manera mucho más efectiva los efectos negativos de la gravedad sobre el volante y escape.

No cabe duda que el tourbillon constituye una de las complicaciones relojeras más difíciles de lograr, y debido a su posición natural y a su velocidad de giro, también se ha convertido en una “solución meramente lúdica” para compensar la fuerza de la gravedad ejercida sobre el escape y el volante, para con ello mejorar la precisión de la marcha de la pieza. Es por ello que un tourbillon tradicional lejos de garantizar una confiable lectura final del tiempo transcurrido, se ha convertido, desde mi muy particular punto de vista, en un “ballet” majestuoso de movimiento, técnica y elegancia, características que enaltecen el valor de cualquier pieza relojera que lo exhiba.

Robert Greubel y Stephen Forsey, continúan descubriendo su relojería, dotándola de elementos que puedan aportar a sus piezas de altísima factura, es por ello que como continuidad a la edición exclusiva de 33 piezas del Tourbillon 24 Secondes Contemporain de titanio azul (33 piezas de platino y 33 de oro rojo 5N), la marca revela una edición que exhibe el mecanismo prodigioso en titanio color gris que, al igual que sus “hermanos”, antepone el grandioso mecanismo gracias a un sutil puente fabricado en zafiro que da como resultado una estética tridimensional, típica de la belleza de Greubel Forsey. Adicionalmente, el fondo de la pieza es completamente visible gracias al cristal zafiro utilizado para su construcción, que deja mirar el nivel de acabados en el movimiento, como lo son la platina y los puentes integrados de titanio color gris, decorados a mano con aspecto granulado y ángulos pulidos, mientras que los puentes inferiores han sido construidos en alpaca granulados y perlados con tratamiento de níquel paladio y pulidos a mano.

Tourbillon 24 Secondes Contemporain

Tourbillon 24 Secondes Contemporain

Finalmente abordaremos el mecanismo central de esta hermosa pieza horológica, se trata del Tourbillon 24 Secondes, órgano regulador del reloj cuya velocidad incrementada de rotación (60 a 24 segundos) y su ángulo de inclinación a 25 grados, permite controlar los efectos negativos de la gravedad terrestre de manera mucho más efectiva, estabilizando la marcha en prácticamente todas las posiciones.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: