The Editor´s Seal: A. Lange & Söhne Zeitwerk Minute Repeater

Conocimos el sonido de Sajonia gracias al primer repetidor de Lange, incluido en la Gran Complicación desvelada hace un par de años; no obstante, el equipo encabezado por A Lange Sohne Anthony de Haas y Tino Bobe desarrolló un mecanismo de repique sumamente fácil de leer, pero cuya concepción dista mucho de la palabra simple.

Se escucha lo que se lee

La lectura de las horas y minutos se lleva a cabo en dimensiones amplificadas gracias a discos que cambian de manera instantánea, lo cual demanda energía, muchísima, motivo por el que la pieza cuenta con una autonomía de 36 horas como máximo. Una configuración que se caracteriza por la pureza de su lectura, y la genialidad de sus sistemas de seguridad para “cantar” las secuencias de repique: horas, intervalos de diez minutos y los minutos.

Horas: siete tonos bajos, décimas de minutos: cinco tonos dobles y minutos: dos tonos altos repiten las 7:52.

A Lange Sohne

 

Hito en la sonería

El equipo de A. Lange & Söhne propuso una visibilidad digital basada en tres discos: uno para las horas y dos más para los minutos, y asociada con el mecanismo de repetición, la hora que se repite acústicamente de manera separada para las horas, las decenas de minutos y minutos se efectúa mediante tres niveles asociados con el mecanismo de indicación. Asimismo, el gatillo utilizado regularmente en los sistemas de repetición ha sido A Lange Sohne reemplazado por un pulsador ubicado a las 11 horas. Igualmente, la sonería ha sido ajustada de manera artesanal, sintonizando los timbres mediante el oído experto de sus maestros relojeros.

Se trata de un repetidor decimal que facilita la lectura, pues en lugar de repicar un timbre para las horas, uno doble para los cuartos y uno agudo para los minutos, repite con doble tono las secuencias de 10 minutos transcurridos desde la escala de 0 (12). El calibre L043.5 está compuesto por 771 piezas, late a 18,000 semioscilaciones por hora y cuenta con el sistema de retraso de cambio en los discos, es decir: cuando restan 20 segundos a las 12:59, a fin de que se lea lo que se escucha debido a que en esta secuencia de repique los segundos transcurridos hasta que se completa la misma podrían llegar a confundir. La pieza es por demás bella, interesante y seguramente se cotizará de forma superior a la construcción de la caja hecha de platino.

Una pieza para enfocada al coleccionista de la repetición decimal, la cual no había sido tomada en cuenta en la relojería contemporánea, garantizando que el nuevo Zeitwerk Repetición de Minutos se cotice al alza en futuras subastas a medida que gana el corazón de los amantes de la relojería más fina del planeta.

Selection 2015: Revive la repetición decimal / Acabados de Alta Relojería / Posición y estructura de los gongs balanceada y estética / Sistema patentado de retraso de cambio en los discos / Sonido nítido y poderoso.

El sonido del tiempo

En esta pieza, cada uno de los detalles de la sonería están enfocados a la pureza de su cualidad principal, no obstante se trata del primer instrumento que cuenta con horas saltantes mediante numerales digitales y repetición de minutos (decimal).

Asimismo, cada reloj concebido en la Manufactura de Sajonia tiene una razón de existir, y en el caso propio de la música, esta región cuenta con una legitimidad histórica gracias al poblado de Markneukirchen, situado en el distrito Vogtlandkreis, en donde más de 100 talleres elaboran instrumentos en la actualidad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La pieza, que ya está siendo distribuida en los principales mercados del planeta, ha sido captada por la lente de la Casa frente a un par de aparejos sonoros históricos de esta región, destacando el clarinete de Fritz Wurlitzer y un violín recuperado del año 1900.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: