TAG Heuer y la Carrera Panamericana

El espíritu del motor se encuentra ligado al mundo de los engranes como si seTAG Heuer tratara de dos planetas girando dentro de una misma galaxia, hermanados por la mecánica, la ingeniería, los componentes y la tecnología del desarrollo, pero generados a partir de dos necesidades básicas: desplazamiento y medición del tiempo en el que se vive.

Estos conceptos han conducido a la generación de una pasión inexplicable, pero que empapa a una gran cantidad de seguidores alrededor del planeta. Las competencias automovilísticas y la necesidad de esa descarga de adrenalina seTAG Heuer verían frustradas si no existiera un instrumento capaz de determinar que conseguiste mejorar tu rendimiento; una vuelta rápida, una pole position o simplemente completar un recorrido establecido en el menor tiempo posible, significa un estilo de vida.

Este 2015 TAG Heuer renueva su compromiso con el nombre histórico Carrera tras presentar, por primera vez, la Carrera Panamericana en sus instalaciones de La Chaux –de– Fonds, Suiza. Dicha edición se celebrará del 16 al 22 de octubre próximos teniendo como punto de partida la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Al respecto Jean-Claude Biver, CEO de TAG Heuer y Jefe de Relojería de LVMH: “Hoy presentaremos lo más importante de acuerdo a nuestro análisis. Su nombre ha dado pie a la inspiración de incontables productos, automóviles (Porsche Carrera y Panamera) y relojes, tal como lo platicábamos ayer (Carrera TAG Heuer), pero de dónde viene y quién fue el encargado de su planeación original”.

Y por su parte, Eduardo León, Presidente de la Carrera Panamericana: “Nuestra presencia hoy constituye un acontecimiento especial. Hemos elegido Europa y, más concretamente, TAG Heuer para la presentación de nuestra carrera. Una elección que evidencia que la historia de la marca está estrechamente vinculada a la de nuestra carrera”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El reloj: se trata de dos piezas, una destinada a rendir homenaje a manera de Edición Limitada. Se trata de un cronógrafo con movimiento de cuarzo albergado en una caja de acero de 43 mm de diámetro, presenta carátula negra y escala taquimétrica para la medición de velocidad promedio, asimismo cuenta con cristal de zafiro y presume en su fondo el grabado del emblema de la mítica competencia. El segundo es un cronógrafo Pocket Pro-R HL400-R también ha sido designado a los organizadores, a fin de llevar la cronometría de la Carrera desde el primer segundo de la misma hasta su culminación.

Carrera Panamericana

Por definición, se trata de un evento deportivo tipo rally organizado de manera anual, que comenzó en 1950 a 1954 en su primera etapa y desde 1988 de manera ininterrumpida. Actualmente la regla marca que la participación de los automotores deberán dividirse en 4 grupos y 9 categorías.

En un principio, las prestigiosas armadoras como Ferrari, Porsche, Lancia, Mercedes-Benz o Alfa Romeo, convencidas a partir del segundo año de desarrollo, ya que al principio la reglamentación favorecía a las armadoras norteamericanas, las cuales inmediatamente se interesaron en la competencia.

Su etapa original (1950 – 1954) fue organizada por el Gobierno Federal como una solución a mostrar el atractivo de México a turistas e inversionistas extranjeros, empleando el trazado de la carretera panamericana como pista de competencia. Esta serie de cinco carreras fue ampliamente popular e inmortalizada de acuerdo a las historias que ahí se vivían, al mismo tiempo que viajaban las noticias de los sucesos fatales que ahí ocurrían, motivo por el cual se determinó la suspensión de las competencias, hecho coronado por el conocido “Desastre de las 24 horas de Le Mans” de 1955.

Durante más de tres décadas, las pistas de la panamericana no vieron pasar competencia alguna, hasta que los promotores Eduardo de León y Pedro Dávila, consiguieron los permisos para revivir el mito y traducirlo a una normativa que solo permite autos construidos entre los años 1940 a 1965 (de acuerdo a la categoría), pero brindando la posibilidad de mejorar la suspensión y aspectos de seguridad del vehículo.

La ruta original ha cambiado a lo largo de los años y la celebración de las ediciones, sin embargo cada una de estas ocupa tramos de carreteras federales, estatales y secundarias de los estados de: Oaxaca, Veracruz, Tamaulipas, Zacatecas y Chiapas, durante siete días de competencia, lo que nos lleva a un trazado total superior a los 3,000 kilómetros.

 

 

 

TAG Heuer y La Carrera Panamericana

La colección Carrera de la entonces Heuer, cobraría vida en respuesta a la inspiración de Jack Heuer después de conocer a detalle la competencia automovilística que se lleva a cabo en nuestro país, el nivel de pericia, estamina, habilidad y peligrosidad, sumaban al nombre Carrera para “bautizar” al nuevo cronógrafo de la casa con sede en La Chaux -de- Fonds. “El nombre, por sí mismo, sonaba elegante, dinámico, fácil de pronunciar en todos los idiomas y cargado de emoción, entonces supe que mi nuevo cronógrafo sería el tributo perfecto a la leyenda”: Jack Heuer.

Estética y espíritu debían jugar a favor del reloj para acompañar la grandiosidad del nombre y su genial inspiración. Es por ello que basó el diseño de la primera colección a partir del modernismo de la década de los 70; un nuevo estilo arquitectónico de líneas geométricas propuesto por el brasileño Oscar Niemeyer, así como trazos curvos y sensuales por parte de Eero Saarinen, dualidad que respondía al orden del pop art. No obstante, la máxima de apariencia y mecanismo, se apagaba íntegramente al espíritu racing de la Manufactura.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: