Reflexión artística y latina, mecenazgo de Cartier

museoamparoNos queda claro que la relojería y los minuciosos procesos inherentes al virtuosismo de creación por parte de Cartier convergen en el arte y, el arte en toda su extensión, se debe al quehacer cultural del hombre en su paso por la Tierra; en este mundo donde todos giramos y nos encontramos los unos a los otros en reiteradas ocasiones, pero solo algunos virtuosos se encuentran a sí mismos, resultando en un momento de creatividad inexplicable: en el que “se traducen y vacían” mediante un objeto o momento, describiendo en él un profundo  y, en ocasiones, crítico mensaje.

Cartier no solo se vincula al arte desde el inicio de sus días, esto en 1847, sino que desde hace tres décadas funge como mecenas de las mentes creativas más místicas del planeta, apoyando el mensaje artístico al cual nos referimos en el primer párrafo, pero también haciendo el papel de plataforma a una expresión “descontenta” en torno a la opresión, el dolor, la sensibilidad y la felicidad de quienes dedicaron esta inspiración propia a una galería o exhibición.

Este año hemos recibido la noticia de las colaboraciones e importante labor de Cartier en homenaje a sus 30 años de vinculación con el arte contemporáneo a través de la Fondation Cartier pour l´art  contemporain, que tendrá un año intensivo de celebración al puro y virtuoso espíritu Cartier mediante exhibiciones itinerantes y permanentes a lo largo y ancho del Globo Terráqueo.

El punto álgido de la galería con las exhibiciones de: Territorios, Ciudades, Informar/Denunciar, Memoria e Identidades, Revueltas y Biografías además de “Violencia de la Modernidad”. Temas sin duda dolorosos; lágrimas y ojos inundados por las sustancias y el dolor de un pueblo oprimido, como un común denominador de la situación en Latinoamérica; sus regímenes políticos y su yugo constante e inminente, además de la visión de territorio y urbanismo que cuentan las capitales como: La Paz, Buenos Aires, Lima, Santiago, México D.F., etc, todo ello impregnado por el significado de una pintura o fotografía, o de un concepto y un lente que evidencía los dolores y placeres de una realidad que preocupa y que ha ocupado la atención de Cartier. Felicidades a la Maison, que ha hecho posible y funge de justo amplificador.

Museo Amparo

Pero particularmente en nuestro país, la celebración ha iniciado con una impresionante exhibición en Puebla, en un sitio que realmente roba nuestra atención y merece ser descrito: edificado a principios de la década de los 90 (ya como museo), en memoria de  Amparo Rugarcía de Espinosa, esposa del filántropo Manuel Espinosa Yglesias y con la colaboración de la Fundación de Ángeles Espinosa Yglesias, producto de este matrimonio. No obstante, los muros y cimientos de este hermoso recinto cultural datan de 1538, apenas siete años de la fundación de la ciudad, pero en él se llevaban a cabo labores hospitalarias siendo el primer Hospital de Puebla, que llevaba por nombre San Juan de Letrán, conocido como “Hospitalito”. Mientras que para los siglos XVII y XVIII fungió como recinto educativo como un Colegio para Niñas. Ya en el siglo XIX el Colegio cerró sus puertas y dio inicio al funcionamiento como casa habitación, albergando a la familia Espinosa.

Exposición América Latina 1960 – 2013

Centrada en la relación entre el texto y la imagen fotográfica, la exposición América Latina 1960 – 2013 muestra la gran diversidad de prácticas fotográficas utilizadas por aristas latinoamericano durante las últimas cinco décadas, las que han sido marcadas por una fuerte inestabilidad política, económica y social. La combinación del texto y la fotografía –ya sea por medio de la fotografía directa o por el uso de técnicas directas como la serigrafía, el collage, el performance, el video o la instalación– ha respondido a las necesidades de algunos artistas de comunicar en momentos de urgencia permitiendo también explorar las nociones de territorialidad, identidad y memoria. Incursionando a la vez en la historia reciente del Continente y en el vasto panorama de la producción artística contemporánea, la Exposición América Latina 1960-2013 revela a través de más de 500 obras, tanto la multiplicidad de prácticas artísticas como la especificidad del enfoque latinoamericano.

La Exposición América Latina 1960-2013 se presenta en la Fondation Cartier pour l´art contemporain en París del 19 de noviembre del 2013 al 6 de abril del 2014 y en el Museo Amparo de Puebla del 24 de mayo al 29 de septiembre del 2014.

  • Una nueva perspectiva sobre la fotografía latinoamericana desde 1960 a nuestros días
  • 71 artistas de once países de América Latina
  • Más de 400 obras con una diversidad de medios como la fotografía, el collage, los fotomontajes, la serigrafía, el offset, el performance y el video.

Artistas: Elías Adasme, Carlos Altamirano, Francis Alÿs, Claudi Andujar, Antonio Manuel, Ever Astudillo, Arthur Barrio, Luz María Bedoya, Iñaki Bonillas, Oscar Bony, Bárbara Brändlui, Marcelo Brodsky, Miguel Calderón, Johanna Calle, Luis Camnitzer, Graciela Carnevale – Grupo de Artistas de Vanguardia, Bill Caro, Fredi Casco, Guillermo Deisler, Eugenio Dittborn, Juan Manuel Echavarría, Felipe Ehrenberg, Roberto Fantozzi, León Ferrari, José A. Figueroa, Flavia Gandolfo, Carlos Ginzburg, Daniel González, Jonathan Hernández, Graciela Iturbide, Guillermo Iuso, Alejandro Jodorowsky, Claudia Joskowicz, Marcos Kurtycz, Suwon Lee, Adriana Lestido, Marcos López, Rosario López, Pablo López Luz, Lost Art, Jorge Macchi, Teresa Margolles, Agustín Martínez Castro, Marcelo Montecino, Óscar Muñoz, Hélio Oiticica, Damián Ortega, Pablo Ortiz Monasterio, Letícia Parente, Luis Pazos, Claudio Perna, Rosângela Rennó, Miguel Río Branco, Herbert Rodríguez, Juan Carlos Romero, Lotty Rosenfeld, Eduardo Rubén, Graciela Sacco, Maruch Sántiz Gómez, Vladimir Sersa, Regina Silveira, Milagros de la Torre, Susana Torres, Sergio Trujillo Dávila, Jorge Vall, Leonora Vicuña, Eduardo Villanes, Luiz Zerbini, Facundo de Zuviría.

Más sobre Cartier y su 30 Aniversario 

CARTIERDurante este periodo el edificio Jean Nouvel albergará una exhibición permanente, un sitio en el que los genios de “ayer y hoy”, tales como Patti Smith a Jean- Michel Alberola, Alessandro Mendini o Agnés Varda, podrán intercambiar puntos de vista en busca de esa magistralidad inherente a las disciplinas que conocemos como artísticas. Este edificio abrirá sus puertas en una fecha por demás particular para todos los mexicanos, esto es el 10 de mayo, que será cuando la Fundación Cartier invite de manera oficial al público para compartir sus tres décadas de mecenazgo y exhibiciones.

Organizado en dos grandes ámbitos, este 2014 otorga un lugar esencial a las obras más emblemáticas que marcaron momentos claves en las exhibiciones de la Fundación Cartier desde su creación.

CARTIERDesde el avión del diseñador australiano Marc Newson a la monumental esfera dorada de James Lee Byars; desde el submarino de Panamarenko al Brise-lames de Raymond Hains; desde la escultura In Bed de Ron Mueck a la ciudad de Bodys Isek Kingelez. Todas las obras se responden y se suceden creando Mémoires Vives: el primer ámbito del año conmemorativo. Mémoires Vives es una exhibición en constante movimiento, la cual de mayo a septiembre, mantendrá la sorpresa de su gradual metamorfosis. Los artistas quisieron estar presentes para dicho evento y poder compartir con el público unas palabras o una instalación. David Lynch concibió una sala de cine para exhibir una programación de películas de artistas y su viaje a través de la memoria de la Fundación Cartier. Issey Miyake se adueña de la noche con una instalación espectacular de luces en todo el jardín y en la planta baja. Para más información y calendario de exhibiciones, consulte: fundacioncartier.com

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: