Qué hay detrás –literal– de una pieza relojera

Screen shot 2014-08-13 at 1.53.33 PM

Entre la muñeca y el reloj se esconde un hermoso misterio, un secreto que solo el poseedor decide revelar y compartir…

No en pocas ocasiones en este espacio hemos platicado sobre el impresionante trabajo de que “hay detrás” de la elaboración de un reloj, refiriéndonos principalmente al desarrollo técnico, mecánico, estético y artesanal que cada una de las piezas de alta relojería guardan en esas magníficas cajas, aquellas en las que hemos visto el uso de nuevos materiales y aleaciones. Sin embargo, en esta ocasión les hablaré “literalmente” sobre lo que hay detrás de una pieza relojera: es decir en su reverso.

Belleza escondida

Los estilos, grabados, numerales, manecillas y demás detalles integrados a la carátula de un reloj sin duda constituyen la primera impresión y fuente de atracción ante una pieza relojera, pero los misterios que el reverso de una pieza horológica puede esconder los comparte únicamente con la muñeca de su dueño, esa mágica cercanía que los vuelve cómplices y compañeros.

Ustedes recordarán que hasta hace relativamente pocos años el reverso de un reloj era simple y cerrado, hoy, ese espacio es aprovechado al máximo por las Manufacturas, más cuando se trata de piezas de edición limitada o de aniversario. En ellas se graban con el máximo cuidado leyendas y frases que hacen referencia a la exclusividad de la creación, el número de piezas que conforman la colección, y algunas otras muestran imágenes detalladas que cuentan la historia detrás de su desarrollo. No obstante lo anterior, la tendencia es dejar al descubierto más de la impresionante maquinaria que late al interior del reloj, y cómo no hacerlo si se trata de verdaderas joyas de la alta relojería.

Es por lo anterior que hoy decidimos dedicar esta galería a algunos de los reversos relojeros más atractivos y originales, por supuesto esta lista se puede enriquecer con la participación de todos ustedes amables lectores.

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: