Patek Philippe: inspirado en la civilización maya

Referencia 1640

Referencia 1640

WW-OTOÑO 2012. La Manufactura ginebrina ha dedicado sus esfuerzos a la búsqueda  de la perfección y la preservación de técnicas artesanales vinculadas a la relojería. La capacidad para llevar a cabo este tipo de disciplinas, únicamente se puede salvaguardar si se practica de manera continua y se cultiva a través de los cambios generacionales. Este compromiso ha permitido perpetuar creaciones excepcionales, posibilitando la permanencia de preciosas técnicas y oficios de arte raros y escasos que hubieran podido desaparecer. El arte de transformar una caja en un reloj joya, el esmaltado, y las técnicas de intrincado, perforado y tallado necesarias para realizar un reloj esqueletado, así como la chapa de marquetería y sus diseños sublimes, permiten fusionar la herencia de la artesanía con la inspiración contemporánea, obteniendo como resultado una conjunción que determina la extraordinaria capacidad para producir obras de arte bajo el prestigioso sello Patek Philippe.

La técnica del esmaltado (enameling) se refiere a un amplio espectro de habilidades tradicionales que aún se conservan en las colecciones de Patek Philippe. Una de las más complejas es sin lugar a dudas la pintura esmalte dentro de un espacio reducido, la cual a su vez resulta una de las grandes especialidades de la casa, pues es un trabajo artesanal posible de admirar en las carátulas de los famosos relojes de bolsillo de la Manufactura.

Referencia 1640

El movimiento del reloj está diseñado de manera que no necesita mantenimiento o lubricación. Los circuitos electrónicos (movimiento de cuarzo) tampoco requieren  manutención.

Calibre: movimiento de cuarzo calibre 33

Funciones: horas y minutos

Esmalte: 20 colores de esmalte opaco y transparente

Peso cinta de oro: 38.9 g

No. de horneados: hasta ocho a temperaturas entre 840 y 850 grados c.

Marco: latón dorado.

 

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: