Patek Philippe Henry Graves a subasta, coincide con el 175 aniversario

Henry Graves de Patek Philippe en la mira del 175 aniversario

¿PATEK PHILIPPEQué debemos conocer del maravilloso ejemplar realizado a uno de los coleccionistas más reconocidos por los amantes de la relojería? Debemos saber que se trata de una pieza única, a la medida, difícil de idear y concebir, y aún más compleja que aquella pieza dirigida a Mr. Packard (a principios de los veinte), rival “relojero” de Henry.

Fue a solicitud del banquero Graves Jr., que la Casa ginebrina decidió realizar el “Supercomplication”, corría el año de 1925.

Así pues, la Manufactura que actualmente, y desde 1933 dirigen los Stern, cotiza siempre al alza debido a una razón fundamental: la oferta no satisface a la demanda, por lo que cada que se devela una colección o una pieza de excepción, se puede asegurar que –prácticamente– se realiza una inversión.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Patek Philippe fue entonces dirigido para crear un reloj “pieza única” que rompiera el récord de complicaciones, y al tratarse de una maravilla como ésta, no se podría haber concebido en otro material que en oro amarillo, siendo además un aparejo de PATEK PHILIPPEbolsillo.

Cuando Graves lo recibió finalmente en 1933, el guardatiempos ostentaba el mayor número de complicaciones a la fecha, un total de 24 indicaciones visibles al frente y al anverso de la pieza exhiben: calendario perpetuo con fases Lunares, indicador de reserva de marcha, cielo nocturno de la Ciudad de Nueva York, repetidor de minutos con timbres Westminster y cronógrafo etc, genialidad que fue puesta en subasta por Sotheby´s en el año de 1999, y que se fuera por un precio superior a los 11 millones de dólares, lo que nos pone a temblar a todos los periodistas que tendremos oportunidad de vivir el evento del 175 aniversario de Patek Philippe desde Ginebra, ya que se espera que hacia finales de año, en el mes de noviembre, la Casa de subastas más importante del mundo lo proponga con un precio de salida superior a los 15 millones de dólares, posicionándolo nuevamente como el guardatiempo más caro jamás ofrecido en subasta, y con un poco de suerte y presupuesto, podría ser reincorporado al Museo de Patek Philippe.

Patek Philippe Calibre 89.

Patek Philippe Calibre 89.

Los 5 relojes Patek Philippe, subastados, más caros de la historia:

–Patek Philippe Calibre 89 en oro amarillo. Se vendió en 5.2 millones de dólares en el 2009.

–Patek Philippe Calibre 89 en oro blanco. Se vendió en 5 millones de dólares en el 2004.

-Patek Philippe de pulsera hecho en acero inoxidable Ref. 1591: 4.1 millones de dólares en el 2008.

–Patek Philippe World Time Ref. 1415: 4 millones de dólares en el 2002.Patek Philippe, catalogue 2010, Calibre nu

–Patek Philippe de pulsera hecho de oro Ref. 1527: 3.6 millones de dólares en el 2011.

Henry Graves, el mayor coleccionista de la década de los años 20 y, quizá el más reconocido de la historia nació en Marietta, Ohio, asistió a la Academia Phillips, de donde se graduó en 1888, y posteriormente a la Universidad de Yale, completando sus estudios en 1892, no obstante hizo una Maestría para 1900. Graves fue un miembro de la sociedad secreta Skull and Bones, una selecta lista de estudiantes iniciática y filantrópica con sede en la Universidad de Yale.

Quizá perdamos un poco de vista lo que Henry Graves Jr. y su rivalidad con James Packard significaron para Patek Philippe, que a punto estuvo de llegar a la bancarrota en esos años, y que se benefició de la pasión de nuestros personajes.

En 1927, James Ward Packard, empresario automotriz, se convirtió en el poseedor del  reloj más complicado del mundo, pero Graves Jr. superó a su rival en 1933 para convertirse en el dueño del reloj más complicado, el también llamado Supercomplication de Patek Philippe.

¿Qué pasó con la increíble colección de Henry Graves?

Previo a la Segunda Guerra Mundial, la hija del Sr. Graves heredó las piezas, mientras que su hijo, el Mr. Reginald “Pete” Fullerton se hizo de ella y exigió que todas las cajas y las carátulas no se podían manipular de ninguna manera durante los servicios. Pete Fullerton amaba la relojería y antes de su fallecimiento solicitó que la Casa de Subastas manejara estas piezas. De este lote destacan 50 piezas firmadas por Patek Philippe, 13 de las cuales fueron propiedad directa de Graves.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

2 Comments

  1. ING. JESUS LEON 10 octubre, 2014
  2. rolando castellon b 4 diciembre, 2014

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: