Ocho relojes de aviación, ocho relojes de altura

El mundo es de los audaces, de aquellos que se atreven a alcanzar sus sueños por muy irrealizables que parezcan. Ésa fue la filosofía que guió a Santos Dumont y a los mismos hermanos Wilbur y Orville Wright en su conquista del aire, la que sentó las bases para hacer volar a los aparatos más pesados que el aire, y la misma que cambió por completo el rumbo de la historia.

Cada una de las piezas que componen esta selección rinde, de alguna u otra manera, un homenaje a todos aquellos pioneros de la aviación y a los valientes que defendiendo alguna causa, han luchado a través del cielo.

Cartier

Santos Dumont

Aunque quizá no cuente con las características propias de un reloj de aviación, sí fue el primero que un piloto –y ¡qué piloto!– utilizó. Estamos hablando del primer reloj de pulsera, el Santos creado especialmente por el famoso joyero Louis Cartier para Santos Dumont.

Hoy en día, el reloj Cartier Santos continúa fabricándose con la misma tecnología y la misma calidad que Cartier empleó para obsequiar al primer aviador de la historia el primer reloj de pulsera de la historia.

 

 

 

Alpina

Startimer Pilot

El patrimonio relojero de la casa Alpina comenzó a forjarse en la primera mitad del siglo XX y pronto se convirtió en el fabricante y proveedor oficial de los relojes de aviación militar de diversos ejércitos europeas.

Fue así como con el paso de los años surgió una colección para pilotos profesionales, la Alpina Startimer Pilot, que este 2014 nos presenta a un nuevo integrante: el Black Star.

Se trata de un reloj totalmente negro que cuenta con un caja de acero inoxidable revestida de PVD negro, carátula con acabado rayos de sol y números y anillo de los minutos aplicados.

Aviator

Profesional

Aviator es el cronometrador oficial del equipo de aeroacróbatas ruso conocido como “Swifts”, para quienes la precisión y el cronometraje es de vital importancia. Para cumplir con sus estándares exigentes, Aviator construyó una especial limitada a 1,000 piezas del modelo Profesional que se integró a los jets MIG 29 “Fulcrum”.

Bell & Ross

Colección Aviation

A Bell & Ross le gusta recrear fielmente el estilo gráfico de los instrumentos de navegación. Algunos de los favoritos de los seguidores de esta marca son los que componen su colección Aviation con instrumentos indispensables en la cabina de cualquier piloto: el anemómetro, el girocompás y el barómetro, a través de los modelos Airspeed, Flight Compass y Climb.

El barómetro o indicador de velocidad vertical, muestra al piloto en todo momento si el avión está ascendiendo, descendiendo o a nivel de vuelo, mientras que el girocompás –conocido también como brújula de vuelo– señala el curso del avión. Por su parte, el anemómetro marca la velocidad del viento, es decir, mide la velocidad de la aeronave en relación con el aire a través del cual circula.

Breitling

Chronomat 44 Airborne

Para celebrar el 30 aniversario de su modelo estrella, Breitling ha creado una serie especial que conjuga el diseño y el espíritu del cronógrafo Frecce Tricolori original.

Este Chronomat Airborne se caracteriza por su bisel giratorio satinado provisto de cuatro índices móviles en relieve que permiten descontar los tiempos de vuelo, al tiempo que facilitan la rotación incluso con guantes. Un estilo potente, técnico y elegante. La caja robusta de acero con acabados pulidos está disponible en dos tamaños: 41 y 44 mm. La carátula se propone en dos versiones: negra con contadores plateados, plateada con contadores negros. En el dorso de la caja aparece grabada la inscripción «Edition Spéciale 30 Anniversaire» (Edición Especial 30 Aniversario) así como la silueta de un Aermacchi, uno de los 10 aviones de la patrulla italiana.

En consonancia con su vocación aeronáutica, el Chronomat Airborne va acompañado de una pulsera ultra resistente de tela negra tipo militar, con cierre desplegable. Y alberga un Calibre manufactura Breitling 01 de cuerda automática, un mecanismo de altas prestaciones con certificación cronómetro del COSC (Control Oficial Suizo de Cronómetros).

Hamilton

Khaki Takeoff Auto Chrono Limited Edition

Hamilton lleva a un nivel superior su estrecha colaboración con los principales escuadrones del aire y con el piloto de acrobacias Nicolas Ivanoff a través del Khaki Takeoff Auto Chrono Limited Edition. Dotado de la más alta tecnología, el diseño y estructura de este nuevo modelo nos recuerda aún más al panel de mandos de un avión. Un reloj propio de pilotos que podrás desmontar y guardar en un estuche de presentación con mensajes como “No step” (no pisar) o “Pull to open” (tirar para abrir).

Heredero del legado aeronáutico de la firma iniciada en 1919, el Khaki Takeoff Auto Chrono Limited Edition encuentra su máxima inspiración en la pieza que Hamilton fabricó durante la Segunda Guerra Mundial, considerado entonces el reloj de aviación más complejo del mundo.

Longines

Avigation Watch Type A-7

Inspirado en la larga tradición de la marca y en su relación con el mundo de la aviación, Longines presenta el cronógrafo monopulsador Avigation Watch Type A-7, una pieza de excepcional rendimiento, precisión y elegancia.

Su caja de acero mide 49 mm de diámetro y aloja al calibre L788, movimiento de rueda de pilares, desarrollado en exclusiva para la marca y que permite controlar las funciones de arranque, parada y puesta a cero del cronógrafo con sólo presionar el monopulsador integrado a la corona.

Entre las peculiaridades de este reloj destacan la carátula negra que se encuentra desplazada 50° hacia la derecha, así como los grandes números blancos. Ambas características, indispensables en los instrumentos de vuelo, facilitan la legibilidad en la penumbra o en las turbulencias.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Zenith

Montre d’Aéronef Type 20 GMT 1903

El modelo Pilot Montre d’Aéronef Type 20, participó en los días de gloria del famoso servicio postal aéreo francés: Aéropostale, y desde 1939, ha figurado en los cuadros de mando de los célebres aviones Caudron, utilizados en el ejército francés.

El Pilot Montre d’Aéronef Type 20 GMT 1903, luce una espectacular caja ultraligera de 48 mm de diámetro, elaborada en titanio tratado con revestimiento de DLC negro. La corona cuenta con unas muescas que permiten su fácil manipulación, incluso con guantes de piloto, mientras que la carátula, de color negro mate y arenada cinco veces, reproduce los generosos números arábigos originales para ofrecer una legibilidad perfecta.

Este robusto reloj es luminiscente gracias a la aplicación de un primer tratamiento old radium y una segunda capa, de SuperLumi-Nova, combinación que le confiere un color crema con toques retro imposibles de reproducir con exactitud de una pieza a otra.

También ofrece un segundo huso horario, dirigido por un movimiento automático tan preciso como fiable: el Calibre Elite 693.

En el fondo del reloj se aprecia un blasón estampado, donde aparecen Orville Wright en el  “Flyer” y su hermano Wilbur corriendo por la playa de Kitty Hawk para seguir su proeza el 17 de diciembre de 1903. El complemento ideal de este diseño es una robusta correa de ante beige y la leyenda “Zenith Flying Instruments”, que resalta el espíritu de una época en la que los cielos aún estaban por conquistar.

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

One Comment

  1. Enrique 29 abril, 2014

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: