Montblanc presenta en México: 1858 Collection

Tras una mañana de ejercicio físico y reconocimiento cultural del bosque de Chapultepec, Jérôme Lambert, CEO de Montblanc, recibió a Guillermo Lira y servidor, para presentarnos el lanzamiento oficial de una nueva colección que se situará en la línea de producto sport, pero que además convence al entusiasta relojero por su valor, diseño vintage y precio de partida.

Montblanc

1858 Collection

La promesa: “en donde todo comenzó” nos sitúa en Villeret, en el Jura suizo, que vio nacer a Minerva y a la construcción de relojería tradicional a partir de la construcción de instrumentos que ayudaran a cronometrar las actividades de la época, y siendo la aviación una de estas disciplinas –entrados los años 30 del siglo XX–, Montblanc recupera la legitimidad y estética de los cronógrafos e instrumentos de precisión de aquella época con dos piezas hermosas: 1858 Chronograph Tachymeter y 1858 Small Second, mismas que son presentadas en diferentes referencias de acuerdo a la predilección del coleccionista por un tipo de correa definido.

1858 Chronograph Tachymeter (100)

En Edición Limitada a 100 piezas, el cronógrafo presenta un halo estético hermoso y fiel a los códigos de la relojería dedicada a la precisión y la aviación. Está animado por un calibre Montblanc-Minerva MB M16.29; cronógrafo monopulsante de remonte manual y escala taquimétrica, mientras que se acopla a una caja de 44 mm de diámetro de oro rojo (5N). El mecanismo late a una frecuencia de 18,000 Hz durante –no menos de– 50 horas de autonomía. Asimismo, el reverso del reloj presenta un cristal de zafiro para posibilitar la admiración de la maquinaria. Finalmente, una pieza con carátula azul fue presentada en exclusiva para la semana de la relojería en nuestro país.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Montblanc 1858 Small Second Limited Edition (858) 

Sin lugar a dudas una belleza de la relojería contemporánea, que toma elementos del pasado para recuperar esa valiosa historia de hazañas entre el hombre y el cielo gracias a los aviones. Sumamente legible, los numerales romanos posibilitan la entrega de información de manera inmejorable e instantánea, contrastando con el fondo negro de la carátula y el Super-LumiNova® de sus agujas. Asimismo, sus diferentes configuraciones de correa-brazalete, entregarán ese look contemporáneo, pero con una dosis de “pasado” necesaria. El calibre MB M23.03 dará vida a la pieza por un lapso de 46 horas, mientras que latirá a 3 Hz y su carga necesitará de la intervención lúdica de usted, afortunado coleccionista.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Jérôme Lambert destacó, en conferencia de prensa, la importancia de México para sus operaciones globales, avistando un futuro brillante para el entendimiento de la relojería en nuestro país, enhorabuena…

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: