Montblanc, nueva ruta a la precisión

Todavía en Sudáfrica, comienzo a escribir estas líneas a fin de atrapar la esencia, el aire MONTBLANC MOTHERS DAYcálido y la música de un pueblo que ha logrado su evolución tras la intervención holandesa y británica, que se ha levantado de la segregación del Apartheid y se ha inspirado en líderes políticos y morales como Nelson Mandela, Premio Nobel de la Paz y detonador de un cambio social en el mundo entero.

Cabe destacar asimismo, que la historia de Sudáfrica involucra grandes cambios en la vida comercial de Europa y del planeta entero. A finales del siglo XV, un navegante llamado Vasco da Gama, quien continuó los viajes de Bartolomé Díaz en su ruta hacia la India, fue designado por el Rey D. Manuel I de Portugal para bordear el Cabo de Buena Esperanza e ir más allá, a fin de obtener información que ayudara a romper el monopolio turco-musulmán del comercio en el Mediterráneo por medio del descubrimiento de una ruta oceánica. Llegó a Sudáfrica el día de Navidad, y bautizó a la actual provincia de KwaZulu-Natal como “Nata”; a partir de este momento exploró mares y ciudades desconocidas para los europeos, para finalmente desembarcar en Calicut (estado indio de Kerala) el 20 de mayo de 1498 y establecer la ruta comercial más importante del momento.

En aquellos días no se disponía de la relojería mecánica de precisión, por lo que nuestro personaje debió hacer uso del nocturlabium (instrumento utilizado para determinar el tiempo mediante la posición de una estrella) y de las estrellas para navegar, fiándose de la constelación específica que le permitió encontrar el destino en alta mar: la Cruz del Sur, que –a su vez– está conformada por: Alfa, Beta, Gamma y Delta, que forman una especie de cruz celeste atravesada por la banda pálida de la Vía Láctea. Gracias a este viaje, al valioso aporte de Vasco da Gama y a la precisión de los astros, se comenzaron a desarrollar territorios y también instrumentos de navegación cada vez más precisos. Lo anterior motivó a Montblanc a rendir un homenaje a este legado y a la incansable búsqueda por la exactitud en un tiempo en el cual no había otra ayuda que la de los astros. En tal virtud, la relojería contemporánea y nuestro concepto civil del tiempo debe esforzarse por mantener la premisa básica que se demuestra en este trayecto transoceánico: la búsqueda por la precisión.

Watches World viajó hasta Sudáfrica para experimentar –de primera mano– los aires de un territorio construido con base en la necesidad del desarrollo económico mundial, por pioneros que debieron hacer uso de los mejores instrumentos de precisión para realizar dicha hazaña. Hoy admiramos una colección que comulga con estos valores, y es un placer presentársela.

Heritage Chronomètrie Collection

Montblanc desarrolló una línea que incorpora referencias con segundo huso horario, sistemas de calendario anual y completo, complicaciones como un ExoTourbillon de dimensiones reducidas, un horas mundiales y la pieza insignia: Tourbillon Cylindrique Geosphères Vasco da Gama, y la presenta a su Club de la Presse 4810 en primicia desde Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

Montblanc

Heritage Chronomètrie Dual Time: los viajeros frecuentes necesitan una segunda zona horaria indicada con precisión de manera simultánea, de fácil manipulación y visualización. Así pues, Montblanc desarrolló una complicación para que la segunda hora se pueda reiniciar en incrementos de una hora sin que se afecte a la posición de la primera manecilla, es decir: para poner la hora de una zona seis horas antes de la actual, se tira de la corona a la primera posición de extracción y después se gira hasta volver a colocar la manecilla de la hora seis horas antes, en la nueva hora local. Dicho módulo (manufactura) de ajuste y fácil manipulación, fue desarrollado por Montblanc y está formado por 21 componentes, que se suman al calibre M 29.19 que latirá a 28,800 alternancias por hora. Sus indicadores son los de las horas, minutos, segundos (a las 6 h), segundo huso horario por aguja central en color azul e indicación día/noche a las 12 horas. Su ajuste hacia adelante y hacia atrás no altera los minutos o segundos del horario principal. Finalmente, está albergado en caja de 41 mm de acero inoxidable con carátula blanca plateada en forma rayos de Sol, y se abraza a la muñeca mediante una correa de piel de cocodrilo color negro. Además, está testado por el certificado de 500 horas Montblanc, que analiza la precisión, hermeticidad y condiciones de excelencia de cada reloj completamente ensamblado.

Montblanc

Heritage Chronométrie ExoTourbillon Minute Chronograph: el ExoTourbillon patentado por la marca se integra al calibre de cronógrafo automático con monopulsador, lo cual garantizará la ejecución del crono sin que los efectos negativos de la gravedad sobre el órgano regulador le perturben. ¿Qué es un ExoTourbillon? A diferencia de un torbellino tradicional, la jaula es más pequeña que el volante, lo que le permitirá latir de manera más eficiente eliminando el peso excesivo de una jaula mayor. En pocas palabras: el consumo de energía (menos de 30%) y desgaste es menor, y por ende, la inercia de la jaula no perturba al isocronismo de la espiral, lo que resulta en una mayor precisión. Asimismo, cuenta con dispositivo de parada de segundos (se frena el volante), por lo que se podrá ajustar en esta misma medida de ser necesario. Un moderno calibre de cronógrafo con una rueda de pilares, embrague vertical y un par de barriletes que se arman automáticamente mientras la distribución nítida de la información aparece en su carátula, permiten que el Heritage Chronométrie ExoTourbillon Minute Chronograph sea totalmente eficiente. Animado por el calibre MB R230 de manufactura, que late a una frecuencia de 3 Hz, y una reserva de marcha de 50 horas. Este motor está albergado en una caja de oro rosa de 18 quilates con acabados pulido y satinado, mientras que el crono se ejecuta gracias a un sistema monopulsante. Cuenta con el certificado de 500 horas de Montblanc. Adicionalmente, una edición especial de 60 ejemplares está decorada artesanalmente con la embarcación Sao Gabriel de nuestro personaje grabada en el anverso de la caja, en tanto que su carátula luce acabados derivados de la aventurina tintada en azul marino y acabados guilloché y flinqué azulados; su construcción es de oro blanco.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Montblanc Heritage Chronométrie Quantième Annuel Vasco da Gama: un reloj con calendario anual, es decir, que exhibe las indicaciones de: fecha, mes, día de la semana, y no necesita más que una corrección anual para ajustar los años bisiestos. Asimismo, en la carátula se pueden observar las fases de la Luna y la representación del cielo del hemisferio Sur, además de exhibir las estrellas Gamma, Alpha, Beta y Delta, en homenaje a la hazaña del navegante portugués. Animado por el calibre MB 29.18 de remonte automático, que latirá a 28,800 a/h con autonomía de 42 horas. Albergado en caja de oro rosa de 18 quilates, cuenta con cristal de zafiro, carátula blanca plateada con números arábigos aplicados y manecillas de acero azuladas, y se abraza a la muñeca mediante una correa de piel de cocodrilo negra realizada en Florencia. La pieza ha superado el test de laboratorio de 500 horas de Montblanc.

5

Montblanc Heritage Chronométrie Quantième Complet Vasco da Gama: a diferencia del calendario anual, el calendario completo exhibirá las indicaciones anteriormente mencionadas, si bien deberá recibir una corrección mensual a fin de discernir entre meses de 28, 29, 30 y 31 días. Animado por el calibre MB 29.16, el mecanismo de cuerda automática indica las horas, minutos, segundos, fecha, día y mes, además de las fases lunares mediante subcarátulas distribuidas estéticamente en la carátula blanca plateada, que hace juego con la caja de acero inoxidable. Por último, su correa de piel de cocodrilo se ajustará a la muñeca con seguridad, lo que se garantiza debido al certificado de 500 horas de la Maison.

6

Tourbillon Cylindrique Geosphères Vasco da Gama: de edición limitada a 18 piezas, su carátula invita a admirar la extensión y majestuosidad de nuestro planeta. Por otra parte, si nos centramos en la conceptualización técnica, encontraremos que el calibre MB M68.40 de manufactura da origen a una triple zona horaria con hora local marcada en forma de horas y minutos, una carátula con ajuste independiente de avance continuo para la hora de origen que se observa como una “rosa de los vientos” tridimensional de 12 horas ubicada a las 6 h, y un par de imágenes del globo terráqueo que muestran las 24 zonas horarias en los hemisferios Norte y Sur, donde transcurre el paso de los días y las noches. Los mapas esféricos, decorados con pintura en miniatura, concuerdan con el avance del tiempo y la posición de la Tierra con respecto a sus movimientos en el Sistema Solar, muestran también las líneas de latitud y longitud, a la vez que dos discos fungen como indicadores de las 24 horas mundiales con día/noche. El primero, destinado al hemisferio Norte, gira en el sentido de las manecillas del reloj y su contraparte, para el hemisferio Sur, gira en sentido contrario a las agujas. Esta disposición le permite al usuario ver, en el transcurso del mismo día, las zonas iluminadas por el Sol en los dos mapas y a la vez, las zonas donde en ese momento el Sol se va poniendo. Con la ayuda de los meridianos de longitud, el usuario puede leer la hora local de cualquier parte del planeta al seguir el indicador de 24 horas mundiales en los dos discos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Finalmente, su torbellino de 91 componentes contiene una espiral cilíndrica con dos terminales curvas Phillips que mejora el momento de inercia, ésta se inspira en la cronometría marina, pero se lleva a la miniaturización para la relojería de pulso. Viajar a Sudáfrica en representación de Watches World como miembro del Club 4810 ha sido una experiencia maravillosa, que sin duda posibilitará la entrega de un mensaje más puntual, más preciso…

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

One Comment

  1. julio cesar 13 agosto, 2015

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: