Montblanc Mecenas del Arte 2014, Alejandro Ramírez

MontblancNuevamente y, desde hace algunos años que Watches World ha sido invitado a la celebración conocida como Montblanc De La Culture Arts Patronage Award, un evento que sucede desde 1992 y que premia las asociaciones más importantes entre artista y coleccionista, o potencializador. En esta ocasión, la celebración tuvo lugar en el Museo Rufino Tamayo de la Ciudad de México.

El Mecenas del Arte tiene como finalidad reconocer a los mayores impulsores del arte en las regiones específicas del planeta en las cuales –la marca– cuenta con representación, y México constituye uno de los países más importantes –en el Continente– en términos de posicionamiento y, específicamente, su división de plumas cuenta con un privilegiado reconocimiento por parte de la población entusiasta a los instrumentos de alta escritura desarrollados por la firma alemana.

Este año, la edición especial del Instrumento de Escritura Mecenas del Arte 2014 de Montblanc, está dedicada a Henrich Steinweg, mejor conocido como Henry E. Steinway, considerado como uno de los fabricantes de pianos más prominentes del siglo XIX, quien forjó una impresionante leyenda y fortuna a través de la creación de uno de los artes más excepcionales y directos con el que se puede contar: la música.

La Patron of Art Edition 2014 de Montblanc, está limitada a 888 piezas, y conquista los sentidos gracias a su hermoso diseño, inspirado en un piano “Steinway & Sons”.

Para Montblanc el arte constituye inequívocamente su característica principal. Cada detalle, proceso y oficio realizado al interior de la casa, dedica un cuidado determinante y exigente, que a su vez, se inspira en una de sus principales virtudes: la capacidad de contar historias.

Al término de el hermoso preámbulo protagonizado por la música de piano y el tan emotivo y correcto discurso de Mr. Bethge, nos hacemos la siguiente reflexión ¿Qué hubiera sido de Leonardo da Vinci sin un mecenas? ¿Qué habría pasado con Picasso o Dalí?, o incluso de Damien Hirst, que sería sin gente que apoye, impulse, adquiera y promueva la expresión humana y sus momentos más sublimes de inspiración.

MONTBLANC DE LA CULTURE ARTS PATRONAGE AWARD 2014En punto de las 20:00 h, dio inicio el evento cultural más importante del año para Montblanc, que culminó con el reconocimiento Montblanc de la Culture Arts Patronage Award 2014 a un mexicano que ha dedicado su tiempo y afición a la promoción del séptimo arte, un amplificador que ha trabajado por lo que realmente le apasiona, la pantalla grande y su promulgación como una práctica sublime. Se trata Alejandro Ramírez, Director General de Cinépolis, que es la cadena más grande de exhibición cinematográfica en América Latina, con presencia en: Brasil, Colombia, Perú, India y Estados Unidos, pero no solo eso, su presente añade al currículum haberse desempeñado como Representante de México ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), y fungió como Secretario Técnico de Desarrollo Humano y Social del Gobierno de México. Asimismo ha comenzado importantes labores a favor del combate para la pobreza y la injusticia de la humanidad y los pueblos indígenas de América Latina, es Presidente del Festival Internacional de Cine de Morelia y Fundador del Tour de Cine Francés en México, también es miembro del Museo Rufino Tamayo y del Festival de Música de Morelia, Vicepresidente de “Mexicanos Primero”, a favor de la educación en México. Igualmente en el 2012 presidió la Reunión Anual del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza y Presidió el Comité Organizador B20 y la Cumbre Empresarial del G20, es decir “¡Es un mexicano que vale oro!” Así lo conocen y reconocen sus amigos, como un emprendedor que busca la aventura y el bienestar social, que dedica sus esfuerzos a mover al país a favor de un mejor desarrollo y futuro.

Alejandro Ramírez, Mecenas del Arte 2014

Lutz Bethge, Non-Excecutive Chairman and Head of Supervisory Board y Stéphanie Martinez, Directora General de Montblanc México, reconocieron a Alejandro como Mecenas del Arte 2014 debido a su labor incansable para deleitar al país entero con el arte, pero también de procurar a las clases desprotegidas y de brindar un mejor destino al país a través de la educación.

MONTBLANC DE LA CULTURE ARTS PATRONAGE AWARD 2014

“Es con gran respeto y admiración a su labor, que resulta un placer y un privilegio poder entregar el Patron of Art Award 2014 a Alejandro Ramírez, gracias por cuidar al mundo y desarrollarlo”: Lutz Bethge.

“Es un gran honor recibir esta distinción esta noche, Mecenas del Arte en su séptima edición, rodeado de gente que para mí es muy importante: familia, colegas y amigos. Además me da mucho gusto recibir este reconocimiento después de gente que ha hecho tanto por el arte en México, como Eugenio López, Patrick Charpenel, Aurelio López Rocha, Agustín Coppel y César Cervantes. Quiero hacer un agradecimiento especial a la Fundación de La Cultura Montblanc y a Lutz Bethge por apoyar las artes no solo en México sino en todo el mundo. Cuando me notificaron que iba a ser yo quien recibiera el reconocimiento y me comentaron del apoyo económico para una fundación se me vinieron muchas ideas a la mente; existen muchas instituciones que tienen elementos de sobra para recibir este apoyo tan importante, sin embargo este año decidí que la ayuda fuera para otra de las bellas artes, muy cercana al corazón, la música, el Conservatorio de las Rosas de Morelia, fundado en 1743 y desde entonces se ha dedicado a brindar grandes exponentes de la música clásica. Qué importante es reconocer el papel de las bellas artes en la vida del ser humano, la música es el idioma universal, es el arte más directo, entra por el oído y va directo al corazón. Nuevamente muchas gracias a la Fundación de la Cultura Montblanc por este reconocimiento, por apoyar de una manera muy importante a las artes en nuetro país y en todo el mundo, porque como dijo George Bernard Shaw: los espejos se emplean para verse la cara, el arte para verse el alma”: Alejandro Ramírez, Mecenas del Arte 2014.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: