Los mejores relojes del SIHH 2015, día 3

Sí estimado lector, si bien falta un día por cubrir la totalidad de las citas, hoy podemos decirle que conocemos el producto a presentar, y es por ello que nos atrevemos, con toda reserva a compartir nuestro punto de vista editorial, a sugerir las piezas que han marcado este Salon de acuerdo a su: innovación, complejidad, trabajo, marketing, relación valor-precio y acierto en comunicación. Por lo que abordaremos la descripción técnica da cada una de las seleccionadas, 12, con respecto a un número que en la relojería es por demás utilizado: 12 meses, 12 horas, 12 piezas…

A.Lange & Söhne Zeitwerk Repetición de MinutosLANGE

El primer repetidor de Lange fue la Gran Complicación develada hace un par de años, no obstante, el equipo encabezado por Anthony de Haas y Tino Bobe desarrolló una complicación sumamente sencilla de leer, pero dificilísima de alcanzar. La lectura de las horas y minutos se lleva a cabo en dimensiones amplificadas gracias a discos que cambian de manera instantánea, lo cual demanda energía, muchísima. Asimismo, se trata de un repetidor decimal que facilita la lectura, pues en lugar de repicar un timbre para las horas, uno doble para los cuartos y uno agudo para los minutos, repite doble tono completados 10 minutos transcurridos desde la escala de 0 (12). El calibre L043.5 está compuesto por 771 piezas, late a 18,000 semioscilaciones por hora y cuenta con el sistema de retraso de cambio en los discos cuando restan 20 segundos a las 12:59, a fin de que se lea lo que se escucha debido a que en esta secuencia de repique los segundos transcurridos hasta que se completa la misma podrían llegar a confundir. La pieza es por demás bella, interesante y seguramente se cotizará de forma superior a la construcción de la caja hecha de platino y, a pesar de su alto valor en precio y de su baja reserva de marcha, estamos seguros que en 10 años el reloj será buscado en las subastas o por compradores que no consiguieron hacerse de una pieza de producción limitada como ésta, sin duda un nuevo clásico en la horología de Sajonia.

Rotonde de Cartier Gran Complicación

Una pieza que no olvidaremos, se trata del desarrollo de calibre más complejo hecho en La Maison, es decir: el 9406MC, que indica un calendario perpetuo, una repetición de minutos y torbellino volante, pero además goza de un calibre “de alto calibre” realizado en esqueleto. Un trabajo de aplauso para la creatividad y la boyante y saludable colección de la Manufactura.

Cartier Crash Esqueleto

Pocas veces vemos un mecanismo que se adapte perfectamente a la caja, y en esta ocasión lo hizo la Casa con su creación Crash. Un complejo trabajo que revela la destreza en la mecánica para realizar un trabajo así, impensable hace algunos años y poco “eficiente” en términos de producción, pero sin duda mágico y atrevido, cuyo éxito está garantizado. Nacido en 1967, en pleno “Swinging London”, el reloj Crash refleja la efervescencia que reinaba en Londres en esa época. Con su carátula asimétrica, este guardatiempo revoluciona la creación de una industria entera.

Clé de Cartier

No solo se trata de una de las pocas piezas, muy pocas piezas completamente nuevas del SIHH, sino de un buen hacer y apostar por relojes que inmediatamente sabrás que habrán de funcionar. Su sistema de remontuar a pesar de animarse por un calibre automático es un atractivo adicional, el patentado corte de su zafiro en la corona, la simplicidad de las líneas y los códigos de la marca nos hacen aplaudir su audacia creativa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Greubel Forsey QP á Èquation

Cuando se pensaba que la relojería inteligente debía llevar dispositivos electrónicos y una memoria fotográfica, además de una pantalla táctil, nos equivocamos de época. Ya se construían autómatas capaces de ajustar tiempos y guardar los mismos a fin de modificar por completo la posición del mismo. Es decir, se guardaba en una serie de “layers” o capas la información a la cual se recurriría más adelante. Greubel Forsey develó este mecanismo hace un año, no obstante la indicación no estuvo lista para entonces y debido a ello le contamos como su séptima gran innovación en 10 años. Esta pieza es sin duda una muy compleja, demanda energía y una fácil manipulación. Greubel Forsey solo producirá un máximo de 10 en los siguientes años, por lo que sin duda la demanda será mucho más alta que la oferta.

 

Montblanc Heritage Chrono ExoTourbillon

Un torbellino que, además, es ExoTorbellino y no encuentra al mecanismo atrapado por una jaula es extraordinario, pero lo que lo es aún más es el valor de la pieza en cuanto a francos suizos, pues si bien no compartimos el precio, es sin duda uno de los más accesibles y hermosos en el marcado.

Montblanc Tourbillon Cylindrique Geosphères Vasco da Gama
Los desarrolladores y relojeros de Montblanc han empleado, nuevamente, todo su conocimiento para crear un reloj que es, literalmente, el “buque insignia” de la nueva colección de relojes Vasco da Gama de Montblanc (Heritage Chronométrie Collection).

El Tourbillon Cylindrique Geosphères Vasco da Gama presenta un formato relojero poco convencional en una edición limitada a18 piezas. La caja de 47mm que contiene una carátula tridimensional que de inmediato le invita a realizar una evaluación rigurosa. Sus 281 componentes incluyen un tourbillon de cuerda manual Calibre MB M68.40 que soporta variadas funciones en una combinación sin precedente: una triple zona horaria con hora local marcada en la forma de horas y minutos; una carátula con ajuste independiente de avance continuo para la hora de origen que se observa como una “rosa de los vientos” tridimensional de 12 horas ubicada a las 6 h; y un par de imágenes del globo terráqueo que muestra las 24 zonas horarias en los hemisferios Norte y Sur, donde transcurre el paso de los días y las noches.

Montblanc TimeWalker Urban Speed e-Strap

Juvenil y atrevido, pero además cargado de tecnología, Jérôme Lambert sacó un diez de calificación con el instrumento. legará un momento en el que desplace al lujo de un mecanismo automático de manufactura? Apple, Samsung, Nike, Garmin, etc comenzaron a recorrer un camino y a explorar el beneficio que el ser humano podría encontrar en este tipo de aparatos, no obstante, la relojería de alta gama, suiza en particular, ha decido que la crisis del cuarzo no tiene por qué repetirse, blindando su premisa a un valor que sea más inamovible que el de la precisión y sus funciones: belleza, exclusividad, categoría.

Excalibur Esqueletado Automático 

Si bien nos sorprendió el año del arácnido en el cual se utiliza el esqueleto, la eliminación de la materia para el calibre, caja, agujas, etc, nos llena de entusiasmo gracias a los acabados de alta relojería que recibe la pieza, reconocida con el Poinçon de Genève. Su código de color, además, le brinda una personalidad muy actual y completamente diferente con lo develado el 2014 con Hommage. Un doble torbellino que no da problemas a los puntos de venta, que funciona como el best seller de la colección y que –sin duda– enamora al hombre contemporáneo.

ROGER DUBUIS

 

Jaeger-LeCoultre Duomètre à Sphérotourbillon

De la línea Duomètre surgida de un “error” y acierto de los relojeros de La Grande Maison, pues en la búsqueda Jaeger-LeCoultre para desarrollar un cronógrafo que no robara energía ni precisión a las indicaciones de las horas, minutos y segundos del reloj, desarrollaron las bases del revolucionario Dual-Wing, que consta de dos mecanismos autónomos, cada uno con su propia fuente de energía, pero compartiendo un mismo órgano regulador que, en este caso está dotado de un sistema de torbellino multiaxial debido a un eje de rotación suplementario, lo que le permite compensar la “negatividad gravitatoria” en cualquiera de las posiciones que el reloj pueda adquirir ligado a su muñeca. Asimismo, la espiral del Sphérotourbillon es cilíndrica, obteniendo una regularidad de marcha que ha sido galardonado por los más estrictos concursos de cronometría, admás, cuenta con una fase de Luna por los próximos 3887 años.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Jaeger-LeCoultre Master Grande Tradition Grande Complication

Excepcional y sin hacer hacer mucho ruido, JLC nos comparte un torbellino orbital sideral de excepcional lectura para las horas, maestría que se desplaza a través de la carátula y que únicamente promete la genialidad mecánica que s esconde debajo de un “cielo” azul satinado con carta celeste. Finalmente, la pieza posee todas las innovaciones de una repetición de minutos en La Grande Maison, con excepción del sistema patentado para eliminar tiempos muertos, pero consiguiendo una resonancia incomparable debido a los martillos de tropiezo, que darán el golpe certero a los gongs incrementando la fuerza y nitidez del sonido.

Vacheron Constantin Harmony

260 años no los cumple cualquier Manufactura, es por ello que Vacheron Constantin tampoco podía dejar desapercibida esta era de madurez y experiencia relojera, con un legado y savoir-faire atesorado por verdaderos coleccionistas de alta relojería. Así pues, el aniversario está marcado por la nueva línea Harmony, conformada por siete referencias: 4 cronógrafos, de los cuales 3 son mecanismos monopulsantes, mientras que tres relojes forman parte de un nuevo Dual Time. Su caja cojín recupera el diseño de los primeros relojes de pulsera de Vacheron Constantin, y emplea los calibres 3500, 3200, 3300, totalmente nuevos y de manufactura, además de el 1142, basado en el 1141 de la colección regular. Asimismo, el 2460DT es entonces el segundo huso horario que anima tres referencias adicionales.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: