Los 10 relojeros más influyentes en la historia

Ante la continuación de la búsqueda de las mentes más brillantes dedicadas a la relojería mecánica, debemos recorrer siglos de historia para poder realizar un compendio que valga el tiempo que usted, estimado lector dedicará a leernos. El criterio de selección y la lista de nombres, genios y científicos obedece a nuestro bienintencionado entusiasmo por compartirle la información recabada por este título editorial.

A continuación mencionaremos las informaciones de diez mentes generadoras de lo que hoy en día conocemos como relojería, y partiendo de ésta, todos ellos contaban con una visión propia que obedecía al concepto del tiempo aceptado por los seres humanos (legal), pero antes de éste, cada uno de estos personajes se basaba –o se resistía– a lo que la sociedad pretendía con respecto a la posición y papel de la Tierra como parte del Universo.

Abraham-Louis Breguet: relojero oriundo de Neuchâtel establecido en París, su elegancia, originalidad e invenciones, como el tourbillon, lo catapultan como uno de los más virtuosos del oficio. Inventó además: el sistema de paracaídas, el escape de áncora con superficie de impulso, la espiral plana y un dispositivo de compensación para relojes, además de muchos otros.

Abraham-Louis Perrelet: nació el 9 de enero de 1729 en Le Locle, Neuchâtel, Suiza, y fue un relojero brillante, tanto que desarrolló los primeros relojes con escape de cilindro, así como relojes de calendario y de ecuación. Trabajó artesanalmente en la fabricación y diseño de los ébauches y componentes principales al interior de las piezas. En 1770 inventa el primer reloj automático de bolsillo, empleando una oscilación que hacía de comparsa con la gravedad. Su casa relojera fue fundada en 1777, y hoy es propiedad de Grupo Festina.

Antide Janvier: nacido en una villa del Jura francés, fue uno de los relojeros más virtuosos. Educado en las lenguas Latina, Griega y su idioma de origen, desarrolló habilidades matemáticas y astronómicas. Fue el principal precursor de la relojería astronómica y los relojes de doble péndulo o de resonancia, además de desarrollar los primeros instrumentos que mostraban el comportamiento de las mareas. Al término de la Revolución Francesa pasó tiempo en prisión y tras la muerte de su esposa vendió sus herramientas y desarrollos a Abraham-Louis Breguet. Murió pobre y solo. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Christiaan Huygens 1629 – 1695: inventor del reloj de péndulo en 1656, pero además mejoró el telescopio y perteneció a la Royal Society de Londres, su influencia en los siguientes científicos llegaría hasta personajes de la talla de Isaac Newton, a quien conociera y con el que sostuviera diferentes batallas debido a sus discusiones científicas originadas por la ley de la gravitación universal.

Daniel Bernoulli: filósofo holandés-suizo que realizara estudios con respecto al mejor procedimiento para determinar la longitud geográfica en alta mar. Debemos a sus estudios en hidrodinámica la precisión de las trayectorias de las embarcaciones, así como el comercio de la época y las exploraciones a diferentes zonas del planeta. En 1723 ganó la competición anual de la Academia de Ciencias Francesa. Asimismo desarrollo el Principio de Bernoulli, que explica con una ecuación el comportamiento de un fluido moviéndose a lo largo de una corriente de agua.

George Graham: relojero virtuoso nacido en Inglaterra en 1673. Fue miembro de la Royal Society y colaboró con Thomas Tompion. Implementó mejoras para el reloj de péndulo. Asimismo fue seleccionado para proponer el reloj del Observatorio de Greenwich (primer meridiano). Nació en 1673 y durante su vida comenzó a desarrollar mecanismos como el reloj de péndulo de mercurio; fue uno de los principales generadores de cronómetros y mejoras para éstos, no obstante su aportación más importante sería la del escape de áncora sin retroceso (escape Graham), utilizado generalmente por los relojes de péndulo.

Georges Frédérique Roskopf: inventor del reloj Roskopf, relojero alemán nacido en 1813, nacionalizado suizo, quien ideó un reloj de bolsillo con un costo de 20 francos, utilizó su experiencia para optimizar el número de componentes al interior, lo que mejoraba el tiempo de fabricación y facilidad de ensamble, además de mantener básico el requerimiento de piezas de difícil producción. A la edad de 16 viajó a La Chaux -de- Fonds con la finalidad de convertirse en relojero, para 1860 comenzó con el trabajo de una pieza especial para el obrero, conocido después como el reloj de los pobres, y a él como el relojero de los pobres.

Eliminó un número importante de piezas al colocar el barrilete en posición central y que de ahí partieran las agujas de manera directa gracias a la energía entregada por el muelle real (cuerda). Al término de este razonamiento, ningún relojero quiso trabajar con él y proveerle de cajas y escapes. Finalmente en 1867 pudo proponer el reloj y consiguió una patente seriada con el US No. 75,463. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Jean-François Bautte: desarrollador, orfebre, artesano, relojero que firmó su primera pieza en 1791, dando inicio a lo que hoy conocemos como Girard-Perregaux. Este impresionante relojero no solo realizó estudios y fabricó piezas propias, sino que fue uno de los pioneros en sentar las bases para el reloj ultra plano y además de los primeros en generar relojería de principio a fin bajo un mismo techo, esto a partir de su relación y sociedad con Jacques-Dauphin Moulinié. Dicha manufactura se asentaba en la rue du Rhône y realizaba desde joyería hasta alta relojería con complicaciones de sonería y mecanismos de repetición.

Louis Moinet: revolucionó a la industria relojera y a su historia hace apenas un año, pues se descubrió un cronógrafo suizo de alta precisión firmado en 1815-1816. Este 2014, la marca presentará sus colecciones por tercer año consecutivo en Las Vegas, incluyendo sus tourbillones más complicados y su típico trabajo de “finishing” conocido como Côtes du Jura, fue uno de los más virtuosos relojeros de todos los tiempos, tanto que trabajó y asesoró a Abraham-Louis Perrelet hasta la muerte de éste en 1823. Asimismo, se convirtió en Presidente de la Sociedad de Cronometría de París y, su bagaje cultural y habilidades en las bellas artes como la pintura y la escultura, le llevaron a pertenecer a la alta sociedad de Francia y todo Europa.

Pierre Jaquet Droz: nacido en 1721, fue un relojero suizo experto en autómatas, junto con Jacques de Vaucanson. Vivió en París, Londres y Ginebra, y desarrolló instrumentos mecánicos que emulaban a las aves, su movimiento y su canto. Este tipo de aparejos fueron muy bien aceptados por la clase social más alta y por la realeza, siendo proveedor de los Imperios: Británico, Chino, Indio, Japonés y de los reyes de la Europa de aquel entonces. Hoy los museos de relojería cuentan con un número amplio de ejemplos de Jaquet Droz, mismos que siguen funcionando e impresionan al más hábil relojero de nuestros tiempos.

Asimismo, no podemos dejar de mencionar a las mentes más impresionantes de la industria y a los generadores de las Casas Relojeras, pero tampoco a los científicos que concibieron a los planetas y a su movimiento como base del concepto del tiempo que vivimos, que aceptamos y que no podemos controlar. Aquí un reconocimiento y homenaje a sus mentes inconformes y revolucionarias, brillantes…

Galileo Galilei: nacido en Pisa, Italia, realizó estudios matemáticos, astronómicos y físicos con respecto a la concepción del ahora Sistema Solar. Es considerado: Padre de la Ciencia, Padre de la Física Moderna y Padre de la Astronomía Moderna. Mejoró sustancialmente el telescopio y murió en Arcentri a la edad de 77 años. Galileo defendía la teoría copernicana y se mofaba de la del geocentrismo de Ptolomeo, postuló enormes tratados y libros que sostenían sus estudios y fue perseguido por la Inquicisión. Famoso por la mítica frase “Eppur si muove” (“Sin embargo se mueve”), que de acuerdo a historiadores, no fuera pronunciada tras la audiencia.

Nicolas Copernic: nacido en Prusia, su estudio de los Astros y el Sistema Solar con base a su Teoría Heliocéntrica sentaría las bases para ubicar el concepto del tiempo. Formó parte del renacimiento y de la llamada Revolución Científica, pero además es considerado el fundador de la Astronomía Moderna.

Jacques Dondi: de los pioneros en el estudio de la relojería, vivió de 1268 – 1360. Profesor de astronomía y medicina, construyó un reloj con planetario y fue el jefe de una familia de relojeros llamada: Dondi dall´orologio, su hijo continúo el oficio y construyó una pieza altamente complicada, más que las de su padre.

Arquímedes: impulsor de la física y la matemática, se le atribuye la invención de la polea y polipasto de las ruedas de engranaje y el tornillo sin fin. Descubre la ley de la palanca y funda la estática e hidroestática.

Dom Jacques Alexandre: 1653 -1734 desarrollador del primer reloj de ecuación, aunque Jost Bürgi ya había implementado esto previo a 1600.

Achille-Humbert Benoit: relojero francés inventor del escape de impulso sobre la espiral.

Paul Berner: relojero catedrático formador de grandes mentes como Director de la Escuela de Relojería de La Chaux -de- Fonds, duró alrededor de 44 años en este cargo. Realizó numerosas publicaciones con respecto a la fuerza motriz y los efectos de la temperatura, magnetismo, presión barométrica y su influencia en la regularidad de marcha de los relojes. Dr. Honoris Causa en 1938 por la Universidad de Neuchâtel.

Jules Louis Benjamin Audemars, 1782 – 1833: desarrollador de una manufactura de componentes para reloj, mejor conocidos como ébauches. Asimismo sentó las bases de la reconocida Casa independiente Audemars Piguet en Vallée de Joux.

Antoine LeCoultre: desarrollador de LeCoultre, hoy conocida como Jaeger-LeCoultre gracias a Edmond Jaeger, virtuoso horloger también. Fue inventor del instrumento Millionomètre, del reloj de remontuar sin necesidad de hacer uso del mecanismo de llave, desarrolló los primeros mecanismos de repetición y cronógrafo al interior de un mismo reloj. Su nieto Jacques-David LeCoultre, quien desarrollara a medida de reto por Edmond Jaeger el calibre más plano de la historia, marcado con el número 145 de 1.38 mm de grosor.

Ferdinand Berthoud: relojero suizo nacido en 1727 y establecido en parís y constructor de relojes de ecuación, inventor del escape de retén y fabricante de cronómetros marinos, realizó más de dos docenas de calibres y se le presume el inventor del perpétuelle, muy similar al mecanismo de relojería de remonte automático en la actualidad.

Pierre-Louis Berthoud: sobrino de Ferdinand, llevó a cabo varios relojes de observación y relojes astronómicos, ecuación y sonería, siendo de las piezas más complicadas en esos años.

Jean Antoine Lépine: ideó el calibre Lépine que sustituyó a los antiguos relojes con doble platina y pilares por un calibre de puentes.

Paul Ditisheim: cronometrista suizo, desarrollador de estudios de la influencia de la presión atmosférica, los campos magnéticos y su influencia en la cronometría; los aceites en la relojería y la compensación térmica. Inventó el volante de afijos, además de ser autor de numerosas publicaciones.

Thomas Earnshaw, cronometrista inglés que inventara el escape de gatillo y construyó cronómetros de marina bimetálicos gracias a sus experimentos con la fundición de metales.

Nicolas Mathieu Rieussec: relojero francés nacido en 1781, creador del cronógrafo conocido como “la escritura del tiempo” en 1821. Ideado para cronometrar las carreras de caballos, un sistema que empleaba movimiento regulado y tinta para la medición final del tiempo transcurrido, no obstante Nicolas Rieussec no se limitó a esta invención, sino que perfeccionó en tamaño y precisión sus aparejos, tales como la Rieussec Snuffbox.

François Marie Arouet “Voltaire”: si bien sus disciplinas más reconocidas fueron la de la escritura, la historia la filosofía y la abogacía, fue uno de los principales exponentes de la Ilustración. El nacido en París en 1694, era conocido como 2el pequeño voluntario”, apodo que le entregó su familia cuando niño. Asimismo, su enorme ingenio le llevó a desarrollar instrumentos contadores de tiempo que continúan sorprendiéndonos. “I cannot imagine how the clockwork of the universe can exist without the clockmaker”.

Daniel JeanRichard: nacido en 1665 y establecido en 1705 en Le Locle, uno de los primeros en desarrollar las máquinas para la relojería en la región de Neuchâtel. Pionero en el ensamble práctico de las máquinas horológicas en su momento.

Hans Wilsdorf: nacido en 1881, su principal creación es la empresa de relojería mecánica hoy conocida como Rolex. Misma que generó la caja Oyster, hermética y estanca, además implementó mejoras para el rotor en los mecanismos de carga automática y presentó el Rolex Datejust con fechador. Lanzó modelos como el Submariner presentado con hermeticidad de hasta 100 metros y el Day Date con día de la semana en 25 idiomas diferentes.

Ferdinand Adolph Lange: nació en 1815, en la región de Sajonia e inventó el escape de áncora de Glashütte, se formó en París, siendo aprendiz de Joseph Thaddéus Winnerl.

Jean-Adrien Philippe: relojero francés que consiguió junto con Antoine de Norbert Patek. Fue el inventor del reloj con corona para remontuar sin mecanismo de llave en 1842, pero además principiador de la filosofía de Patek Philippe, una de las casas más respetadas en la historia de la relojería, junto con Antoine elevaron juntos el listón de la excelencia relojera.

Ulysse Nardin: fundador de la relojería homónima, se especializó en cronómetros marinos y altas complicaciones, relojería que hizo brillante ganando los máximos elogios en la Exposición Internacional de Londres.

Constant Girard: desarrolló la relogería de Girard-Perregaux junto con su esposa Marie Perregaux, presentó un concepto de manufactura bajo el mismo techo y fue el principal generador del galardonado por la Exhibición de París en 1889: Tourbillon de Tres Puentes de Oro. Su loro más importante fue la exportación de 2000 piezas de relojería para la armada de Alemania, mismas que se sujetaban a la muñeca, esto en el año de 1880.

Finalmente, trataremos la pregunta más importante de todas, o la más lógica y popular: ¿Quién inventó el reloj? Y para ello sería bueno ahondar en tipos de relojes, pero a manera de resumen debemos mencionar que fueron los egipcios los que comenzaron a desarrollar la clepsidra o reloj de agua, pero los primeros relojes de pesos fueron desarrollados por el benedictino Gerberto (Silverstre II) a finales del siglo X. En términos mecánicos el crédito sería para Richard Wasingford, quien desarrolló en Inglaterra los primeros mecanismos, aunque fue en España con el alemán Juan Alemany que se estableciera el primer reloj monumental en la catedral de Valencia, posteriormente le siguieron mecanismos en Barcelona y Sevilla. Finalmente el reloj de bolsillo se le atribuye Peter Bell de Nuremberg, mientras que fue Christiaan Huygens quien aplicó los principios a los relojes de torre y péndulo. La transmisión energética se le atribuye a Gruet, pero el más antiguo de los mecanismos contadores de tiempo sería la Anticitera que data del 150 a.C. *Disculpándonos de no contar con la totalidad de imágenes de los personajes citados, un gran número de estos no cuentan con retrato oficial.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

10 Comments

  1. YO 29 mayo, 2014
  2. Marco Alegría 29 mayo, 2014
  3. Armando Garza 31 mayo, 2014
    • Marco Alegría 1 junio, 2014
  4. Ricardo Diaz Tena 3 junio, 2014
  5. Marco Alegría 4 junio, 2014
  6. Luis Roman 28 diciembre, 2014
  7. Andrés Pérez 28 diciembre, 2014
  8. Juan carlos cruz y cruz 29 diciembre, 2014
  9. Charlie 22 noviembre, 2015

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: